jueves, 12 de julio de 2012

EL TÚNEL DEL AMOR

Había quedado con Rubén en que esta semana hablaríamos de números y datos sobre las inversiones en vías verdes de la provincia de Córdoba. La verdad es no me apetece, pues visto lo visto en los últimos días, con la cascada de cifras y recortes que nos están cayendo y el espectáculo de algunos de nuestros políticos, prefiero escribir sobre algo más alegre, corroborando que, a pesar de todo y aunque algunos se empeñen en lo contrario, la vida sigue siendo bella.



Y es que, enreando por internet he encontrado estas fotos del llamado “Túnel de árboles”, situado a las afueras del pequeño pueblo de Klevan en la región ucraniana de Rivne, donde el ferrocarril atraviesa un denso bosque que ha crecido alrededor de las vías formando un túnel a la medida de los convoyes que lo atraviesan. Modelado por el paso del tren, las ramas de los árboles se han transformado en una "galería de una cueva" en mitad de la frondosidad del bosque.



El túnel mide casi tres kilómetros de largo. Hay que reconocer que su imagen fantasmagórica es propia de un cuento de hadas, y que sería el paisaje ideal para ver a través de la ventana de un tren, si no fuera porque el que circula por estas vías es privado, pues se utiliza para llevar madera a una fábrica, con una circulación de seis trenes diarios.



El bosque era frecuentado por las parejas de la zona y el túnel es ahora una de sus principales atracciones, conocido como el “túnel del amor”, pues se ha convertido en un lugar especial para los enamorados, que acuden allí para prometerse amor eterno y hasta para hacerse fotos de boda.



No hay comentarios:

Publicar un comentario