viernes, 24 de junio de 2016

Más futuro para la Vía Verde



Cualquier proyecto que se pone en marcha, tiene que sustentarse en el apoyo de los más jóvenes para garantizar su supervivencia a lo largo de los  años. Se cuentan por decenas el número de iniciativas y  asociaciones cuyos sueños u objetivos se han visto truncados por la ausencia de juventud en sus estructuras o por la falta de incorporación de las nuevas generaciones que den continuidad a lo que hacen. En la Asociación La Maquinilla siempre hemos entendido  como fundamental el dotar de una adecuada concienciación a los futuros ciudadanos de la zona en relación a su Patrimonio Industrial, a las Vías Verdes y, por supuesto, el Medio Ambiente por medio de la organización de talleres y jornadas de sensibilización porque,  después de todo, aquello que nos  rodea y que defendemos, en forma de chimeneas, castilletes, paisajes, edificios fabriles será de ellos. Por encima de  todo,  queremos que nuestros jóvenes hagan del Patrimonio Industrial y las Vías Verdes un estilo de vida.

Por ello, el pasado 22 de Junio  hemos organizado conjuntamente con el Ayuntamiento del Belmez,  con el IES José Alcántara y el AMPA “Sierra Belmez”  una jornada medioambiental en la Vía Verde de La Maquinilla con los objetivos, por un lado, de enseñar todo aquello que llevamos haciendo desde hace cinco años al lado del  Consistorio Belmezano, es decir, cuidados en los árboles, protección de los mismos así como la  recuperación patrimonial y, por otro lado, la educación para una movilidad sostenible.

De este modo, se han colocado 22 nuevos protectores elaborados con material reciclado para prevenir los daños en los árboles provocados por la trashumancia, se han repintado los murales de la caseta del kilómetro 0 de la Vía Verde y se han apadrinado algunas decenas de  árboles replantados en el pasado invierno. En total, en la actividad han participado 60 jóvenes belmezanos.

He aquí, un ejemplo más, barato y eficaz,  sobre cómo podemos conseguir que los jóvenes se responsabilicen del cuidado de su  entorno y un ladrillo más en la rehabilitación patrimonial.

A partir de aquí tan sólo queda rogar  tanto a  los adultos como personas mayores que si durante este verano  ven a un niño o a un adolescente belmezano con una garrafa o una azada, paseando tranquilamente por la Vía Verde de La Maquinilla, revisando sus cajas nido o acondicionando un árbol, que no le detengan y que no le frenen con admoniciones referidas a que aquello que están haciendo es o fue una responsabilidad de otros. Estos locos bajitos merecen un respeto y todo nuestro apoyo.  Con su esfuerzo y con sus energía, han hecho por su pueblo y por su patrimonio  más de lo que muchos adultos han hecho o harán en toda su vida. 

Por favor, no les privemos tan pronto del derecho a soñar, de querer  cambiar la realidad. Puede que  alguno o algunos de ellos guarde un  adulto que logre construir un futuro mejor para todos nosotros, incluso para los que jamás hicieron nunca nada.
Nuestro agradecimiento al Ayuntamiento de Belmez, por su compromiso constante con la Vía Verde, al IES José Alcántara de Belmez, por haber hecho de la Vía Verde su bandera y a la Asociación de padres y madres de  alumnos, que todos loa años aportan su granito de arena para nuestra causa. También a mi pareja, que ha hecho tan suya esta causa como lo es para mí.

Galería fotográfica (Fuente: Excmo. Ayuntamiento de Belmez):




 







¡Sigue leyendo esta entrada...!

jueves, 16 de junio de 2016

De Cercos por Francia



Podemos irnos de cañas, de compras, de bares, de fiesta, de conciertos…  Encontramos siempre una manera coloquial  para bautizar esas actividades placenteras, que cuestan algo de dinero, que se caracterizan por hacerse en familia, pareja  o con amigos y, que sobre todo,  están vinculadas con la idea de felicidad, la cultura, el fomento de las relaciones sociales y  el ocio. Acompañar la acción irse con una actividad  añade importancia a la misma, en contraste con el aire rutinario de tomar una caña, comprar, ir a un bar, entrar en una fiesta o ir a un concierto.

Nuestro colectivo, que como saben, dedica grandes esfuerzos a la sensibilización y conservación del Patrimonio Industrial el Valle del Guadiato, aunque tampoco le hace ascos a los ejemplos anteriores, lo natural es que lo que más aprecie sea   irse de Cercos, es decir,  visitar con amigos, conocidos y/o familiares las viejas instalaciones industriales y civiles que tuvieron relación con la empresa Peñarroya. Las visitas realizadas  a los  Cercos SMMP de Cartagena,  Puertollano  o Villanueva del Duque durante los últimos 5 años son buenos ejemplos de esta afición a la que hemos convenido en bautizar así.

 Y es que Cercos de la Sociedad Minera y Metalúrgica de  Peñarroya, al igual que bares, Centros comerciales o discotecas hay  más de uno. Y más de 20. Como saben, esta compañía, que nació a finales del siglo XIX en un ámbito más local y como complemento de una empresa más grande (La Sociedad Hullera y Metalúrgica de Belmez), a finales de la Primera Guerra Mundial se había extendido por medio mundo comprando Cercos Industriales y mineros a compañías rivales o con problemas técnicos y financieros o construyendo nuevos, según coyuntura. De todos ellos, el de la localidad de Peñarroya-Pueblonuevo es, pese al expolio, el no sólo el primero, sino el mejor conservado  y el más interesante.

Terry de las minas   Noyelles Godault

No obstante, el hecho de que la comarca del Guadiato posea el máximo exponente  de esta tipología de complejos industriales no implica que los Cercos restantes no tengan valor. Además, existen muchos otros aspectos a analizar en ellos, como por ejemplo,  las  poblaciones que los albergaban, su arquitectura, sus gentes, cómo se han reciclado económicamente etc.

Del 17 al 22 de Junio, la Asociación La Maquinilla se desplazarán a la localidad de Noyelles-Godault (Francia) para conocer no sólo algunos Cercos Industriales de la SMMP  en la región de Lens sino  el último de todos, activo hasta la desaparición de la empresa, ya con el nombre de  Peñarroya/Metaleurop,  en el año 2004. 

Un "Barrio francés" en Francia.
Viviendas-jardín  para ingenieros  en el municipio de Noyelles Godault

Ejercerá como anfitriona  ACED Metallia, asociación de la citada localidad compuesta por los últimos  trabajadores de la historia de la  SMMP y que ya acudiese a Peñarroya-Pueblonuevo  en Diciembre de 2015 con motivo  del IV Día del Cerco y la carrera Conecta240.

Las visitas se incluyen dentro del marco de las séptimas jornadas METALLIA, en la que se dan cita otros colectivos, empresas, artistas y trabajadores  de numerosos países del mundo vinculados a la metalurgia en general. Incluso han tenido la deferencia de colocar una foto de nuestro Día del Cerco como fondo del cartel de la actividad.

Asimismo, el evento servirá para sellar definitivamente  el hermanamiento entre las dos Asociaciones y para el reencuentro con viejos amigos del Patrimonio Industrial Europeo, como la Asociación Non Lieu, de Roubaix, que tan amablemente nos acogió durante el Congreso de Chimeneas Industriales de Ladrillo, en 2012. Está previsto un acto oficial ante el Alcalde de Noyelles Godault y el Alcalde de Lens para formalizarlo.

Lo dicho,  si te vas de bares,  te gustan las compras, te pierde la fiesta y necesitas irte de conciertos de vez en cuando… puede que también te flipe irte de Cercos. Nosotros lo hacemos. Después de todo, si lo piensan, está todo dentro de la misma lista de formas de perder o aprovechar el tiempo, según se mire. Es una pura  cuestión de perspectiva.

Ah, irse de Cercos no cuesta dinero.



Representantes de ACED Metallia, Christian Misiak y
Christian Rodwewicz junto al Alcalde de Peñarroya-Pueblonuevo
durante el I Encuentro de Asociaciones SMMP

¡Sigue leyendo esta entrada...!

jueves, 9 de junio de 2016

ALUMBRADO Y CAMINO DE LAS ESTACIONES DE PEÑARROYA

En 1895, con la apertura del ferrocarril a Fuente del Arco, la estación de Peñarroya adquirió la condición de estación de enlace entre dos líneas, alcanzando un tráfico desconocido hasta entonces, incrementando el número de viajeros y el intercambio de personas y mercancías entre las estaciones de vía ancha y estrecha, la una frente a la otra, pero sin un paso habilitado al efecto.
Plano del camino y de ambas estaciones a principios del siglo XX
Aunque en Peñarroya y Pueblonuevo era grande la queja por la lamentable situación de los accesos a una y otra estación y la falta de alumbrado de ambas, donde más se trató este asunto fue en Fuente Obejuna, por el necesario trasbordo que tenían que hacer los viajeros que de allí procedían para ir a Madrid o Córdoba. En enero de 1901 se podía leer en el Diario de Córdoba:
(...) También hemos reclamado varias veces, y con resultados igualmente negativos, respecto a la falta de consideración que tienen las compañías de los ferrocarriles de M.Z.A. y de Peñarroya a Fuente del Arco con los viajeros que se ven precisados a transbordar en Peñarroya de una a otra línea, no estableciendo el indispensable alumbrado y dejando franco el trayecto que media entre las dos estaciones durante el tiempo que se invierte en el trasbordo.
Ya indicamos los peligros a que se exponía el viajero recorriendo el trayecto citado en medio de la mayor oscuridad y a través de una porción de obstáculos como, por ejemplo, los terraplenes para el asiento de las vías, las agujas, el hilo metálico que tendido a una tercia del suelo mueve los discos, los raíles y traviesas aquí y allá diseminados, etc., etc.
Si pudiéramos presenciar todas las noches el indicado trasbordo rara sería la en que no pudiéramos dar cuenta de una o varias caídas más o menos graves.
Pocos días después el corresponsal en Belmez daba la razón al de Fuente Obejuna y ponía el dedo en la llaga, en los siguientes términos:
(...) Para pasar de una a otra estación no sólo hay que cruzar seis u ocho vías, sino hacerlo entre vagones estacionados y máquinas en movimiento, las que hay que sortear para no ser cogido por ellas (...).
Tan malo y más que todo esto es tener que ir de noche de las estaciones de Peñarroya a Pueblonuevo del Terrible, cuya distancia no llegará a un kilómetro. Si es de día, el que vaya por vez primera no sabrá qué dirección tomar, pues no hay camino ninguno señalado ni transitable, y si es de noche se le hacen indispensables dos cosas: un guía que conozca bien el terreno y una buena luz para ver donde pone los pies con seguridad.
¿Quién tiene la culpa de todo esto? Las compañías ferroviarias prohíben terminantemente cruzar por las vías mientras esto no sea por los pasos a nivel y en horas hábiles para ello. Ni en estos ni fuera de las estaciones entiendo que las compañías tengan obligación de tener luz alguna.
Al dejar los jefes de las estaciones de Peñarroya que el público cruce a cualquier hora las vías, creo toleran lo que no deben tolerar y se hacen responsables de cualquier desgracia que ocurrir pudiera (...).
La importancia que hoy tiene Pueblonuevo del Terrible le hace acreedor a tener una buena carretera a la estación, y esta falta no es de las compañías férreas.
Estación del Peñarroya-Fuente del Arco (Vía estrecha)
La contestación desde Fuente Obejuna tardó algunos meses, pero llegó el 14 de mayo:
Desde luego estamos conformes en que tal como hoy verifican el trasbordo los viajeros que tienen necesidad de pasar de una a otra línea es molesto y peligroso por los obstáculos fijos o móviles que tienen que sortear sin más luz, la mayor parte del año, que la de la luna y la de las estrellas, cuando no lo impiden las nubes.
También estamos conformes en que es abusivo y las compañías no deberían tolerar el paso de una a otra estación por el paso en que se vienen verificando el susodicho trasbordo.
Y por último estamos de acuerdo en que las compañías ferroviarias no están obligadas a urbanizar ni a alumbrar trayectos que ha de utilizar el público fuera de sus jurisdicciones. Perfectamente, luego si las compañías no tienen las obligaciones citadas, y además, en uso de su derecho prohíben el paso por las vías, dicho se está que los viajeros que lo necesiten no harían el trasbordo por los aires, sino por un camino, por una carretera o al menos por un sendero más o menos transitable y con mejor o peor alumbrado.
¿Quién, pues, es el obligado a abrir y concluir este paso? Yo no lo sé con certeza, y por eso me abstuve de dirigir mis quejas o censuras a determinado municipio, dada la anomalía con que vienen funcionando hace años los de Peñarroya, Pueblonuevo y Belmez.
Puso fin a este asunto el corresponsal en Pueblonuevo varios días después:
Contesto a la alusión que me dirige el digno corresponsal del Diario en Fuente Obejuna, respecto a la manera de verificarse el trasbordo de viajeros desde la estación de vía estrecha a la de vía ancha y viceversa, manifestando que, efectivamente, existen los peligros que delata por la multitud de wagones y máquinas que a todas horas interceptan dichas vías; pero estos pueden evitarse, aunque con alguna molestia para el viajero, suspendiendo el tránsito por las referidas vías, que está prohibido, y verificándolo por el paso a nivel correspondiente. Lo que sucede es que como las estaciones están casi enfrente una de la otra y a una distancia, atravesando las vías de unos cincuenta metros, y haciendo uso del paso a nivel hay que dar una vuelta de unos doscientos metros, sin duda el público prefiere recorrer la menor distancia aún a trueque de tener algún tropiezo desagradable, del cual, en mi concepto, no se puede hacer responsable a las compañías, por cuanto éstas advierten al público por medio de carteles colocados en sitios adecuados, que la circulación por las vías está prohibida. El camino que, atravesando el paso a nivel, une a las dos estaciones es bueno y sin obstáculos de ningún género.
El alumbrado de este trayecto corresponde al municipio de Belmez que es el amo de la bolsa; pero ¡vaya V. a pedir a Belmez esas gollerías! (…)
Se ha terminado por cuenta de esta Sociedad Minera y Metalúrgica una nueva carretera que partiendo de la Plaza de la Iglesia, conduce a la estación de las vías férreas, faltando sólo pequeños detalles para abrirla al servicio público. Tiene el inconveniente de que en vez de ir recta para no interrumpir la instalación minera y de la fundición, se desvía bastante del pueblo, por lo que hay que dar un rodeo en el que se invierte más del doble del que se emplea hoy en hacer el viaje a dichas estaciones.

Estación de Peñarroya (vía ancha), frente a la de vía estrecha
Fue por tanto la S.M.M.P. quien construyó en 1901 la carretera desde Pueblonuevo a la estación. Para ello fue preciso que la Compañía de los Ferrocarriles Andaluces le cediera parte de los terrenos necesarios.
Para solucionar parcialmente el tema del alumbrado hubo que esperar hasta mayo de 1904, que fue cuando la S.M.M.P. instaló varios focos eléctricos en la estación de vía estrecha. Veinte años después M.Z.A. todavía no había solucionado los problemas de alumbrado en su estación, a pesar de los numerosos requerimientos del Ayuntamiento de Pueblonuevo del Terrible para que instalara un adecuado alumbrado eléctrico.
¡Sigue leyendo esta entrada...!

jueves, 2 de junio de 2016

A-cércate: Peñarroya-Pueblonuevo, ganador del I Concurso Escolar de Cercos





Los alumnos de 5º y 6º de Primaria del Colegio Presentación de María se han proclamado campeones del I Concurso Escolar de Cercos. Este evento,  pone el broche de oro a todo un curso académico repleto de actividades en torno al Patrimonio Industrial de Peñarroya-Pueblonuevo, que ha girado  desde la redacción de tarjetas relativas al Cerco, una suelta de globos durante el Día del Cerco, hasta una carrera popular, el  Conecta240 que unió los municipios de Fuente del Arco y Peñarroya-Pueblonuevo por el antiguo trazado ferroviario de vía estrecha, pasando por  visitas guiadas al Cerco Industrial y conferencias por parte del Cronista Oficial de Peñarroya-Pueblonuevo.

Para nuestro colectivo y en honor a la verdad, el verdadero éxito de este proyecto educativo de 8 meses de duración  no debe ser medido, en ningún caso por el resultado final, es decir, por el hecho de que haya existido un ganador, sino por todo  aquello que hemos aprendido, tanto nosotros de los niños y los niños de nosotros.   Ha sido un verdadero placer comprobar cómo comunidades educativas enteras, entre las que se incluyen no solo niños, sino padres, madres y profesores se afanaban en comprender la compleja a la vez que moderna  historia de este municipio, se esmeraban en encontrar sus raíces a través de unas maquetas de papel y el interés con que  han participado en todas y cada una de las propuestas incluidas en el  Plan Municipal de Fomento del Patrimonio Industrial. Felicitamos, por tanto, no sólo a los ganadores, sino a los 4 colegios que no lo fueron, por haber dado una auténtica lección de trabajo, cooperación, familia y deportividad a toda la ciudadanía.

Ante  tal demostración de cultura del esfuerzo y esfuerzo por la cultura realizado por nuestra  gente, cualquier otra conclusión sin fundamento, interpretación capciosa o polémica no sólo del presente concurso cuyo fallo fuera emitido ayer, sino  del proyecto en su globalidad debe quedar en anécdota. Es la primera vez en la historia de este municipio en que el Patrimonio Industrial ha cobrado importancia que merece para sus ciudadanos. De una manera u otra, los 1.200 niños y niñas de Peñarroya-Pueblonuevo así como sus padres y abuelos han hablado un mismo idioma, el del Patrimonio Local en los últimos 8 meses, utilizando como vehículo a la Escuela pública y concertada.


Este el motivo por el que el consideramos que el verdadero ganador del Concurso del Cercos es el propio municipio. A través del Plan de Fomento del Patrimonio Industrial puesto en marcha en el Curso académico 2015/2016 y de la celebración del Año Europeo del Patrimonio Industrial en 2015, Peñarroya-Pueblonuevo  ha sentado las bases  para construir una identidad basada en su cultura, su historia y sus monumentos, una condición necesaria (veremos si  suficiente) para progresar. Nada más.  Y nada menos. 

Por favor, no   permitamos que unos árboles  nos impidan  contemplar todo el bosque.



Nuestro más sincero agradecimiento a todos los miembros del Jurado por su colaboración:

María del Carmen García, Presidenta de la Fundación Cuenca del Guadiato.
Antonio Monterroso, Director del CPV (Centro de Poesía Visual) de Peñarroya-Pueblonuevo.
Juan Antonio Valverde, arquitecto.
Alejandro Conejo, técnico de cultura y Patrimonio del Excmo, Ayuntamiento.

Al Excmo. Ayuntamiento de Peñarroya-Pueblonuevo, por su apoyo material y logístico.

Al Centro de Profesores de la Sierra de Córdoba, por el asesoramiento y seguimiento de todos los proyectos.

A Protección Civil de Peñarroya-Pueblonuevo, por su eterna presencia, cuando les necesitamos y cuando no. Es una institución poco conocida por todos  y cuya labor da  gran prestigio al municipio. 

Para conocer el Fallo del jurado,  pinchar aquí.

GALERÍA FOTOGRÁFICA:


CEIP Alfredo Gil


CEIP Eladio León


CEIP Aurelio Sánchez


CEIP San José de Calasanz

Cerco realizado por el Colegio Presentación de María

Cerco realizado por el CEIP Alfredo Gil

Cerco realizado por el CEIP Eladio León

Cerco realizado por el CEIP Aurelio Sánchez




Cerco realizado por el CEIP San José de Calasanz














¡Sigue leyendo esta entrada...!

jueves, 26 de mayo de 2016

EL CAMINITO VERDE


Desde hace ya bastantes años una de las terapias más recomendadas por los médicos es andar, para todos en general y a mayores en particular. Ciertamente, es un remedio para muchos males: “Menos plato y más zapato”.
Las vías verdes sirven para eso, a poco que te des cuenta llevas ya un par de kilómetros andados, por un trazado llano o con escasa pendiente y, casi siempre, frecuentado por otras personas con las que se puede echar un buen rato.
El título de esta entrada alude precisamente a eso, a cómo las personas mayores han ido tomando como suyas las vías verdes de estos pueblos y realizan en ellas sus terapias. En el caso de Belmez, tal vez porque nuestros mayores vean las cosas de forma más sencilla y llamen a las cosas como las sienten, mezclando unos conceptos con otros, para muchos el nombre del trayecto que hacen a diario es el de “Caminito Verde” y, precisando más aún, “ese que empieza en la casita de colores”. 

Nuestras Vías Verdes, la de La Maquinilla y la de Peñarroya-Pueblonuevo, son frecuentadas a diario por cientos de personas que se dedican a eso tan sano que es caminar, con lo que favorecen su forma física y, al mismo tiempo se relacionan. También ¿y por qué no? Los mentideros de antaño tienen ahora forma de Vía Verde: se habla, se critica y se chismorrea. A fin de cuentas lo mismo que hacen los millones de personas que a esas misma hora ven Tele Cinco, pero en nuestro caso de una manera muchísimo más saludable para cuerpo y alma.
Estas personas hacen también de guardianes. Disfrutan de todos los elementos de nuestra vía, vigilan a diario todo lo que pueda estar pasando en su/nuestro camino verde y no tienen reparos en dar quejas o poner en aviso si alguien comete alguna tropelía, si hay algún destrozo o si algún árbol necesita cuidados.
Pero no es solo para mayores y andarines, como veníamos advirtiendo desde hace años, la repercusión de las Vías Verdes trasciende de nuestros municipios. Son una demanda en nuestra sociedad del ocio. Los “bikers” (sí, esos a los que hasta hace unos años llamábamos ciclistas pero que ahora son bikers, lo mismo que los corredores son ahora runners) han “ocupado” nuestras vías. De eso se trataba. Villanueva del Duque, Belmez y Peñarroya ven, sobre todo los fines de semana, auténticas mareas de ciclistas transitando por ellas. Y cuando estos tres pueblos queden definitivamente unidos, con un recorrido de casi 40 kilómetros, el número de usuarios se multiplicará por mucho.

Por lo pronto, los ocho kilómetros de la Vía Verde de La Maquinilla ya van apareciendo en folletos y guías turísticas, la última, la Guía de Cicloturismo publicada por la Junta de Andalucía, en la que hemos comprobado con muchísimo agrado cómo nuestra vía “vuela sola”, como si se tratara de un hijo que se emancipa, ya no depende de que seamos nosotros quienes la anunciemos, sino que nos la publicitan desde fuera, sin intervención nuestra.
Es posible que alguien piense que esto no es gran cosa, pero es mucho. Nuestros “caminitos verdes” trascienden por sí mismos más allá del Guadiato.

¡Sigue leyendo esta entrada...!

jueves, 19 de mayo de 2016

A-cércate: Jóvenes, aunque sobradamente preparados






Autor: Chale Mas S.L.


En cualquier ámbito y especialmente en el educativo, la evaluación es la culminación de todo proceso que se emprende. Así,  los resultados son  los que nos dan la medida de la labor realizada por profesores y alumnos en un periodo de tiempo. El Plan de Fomento del Patrimonio Industrial puesto en marcha por el Ayuntamiento de Peñarroya-Pueblonuevo en colaboración con nuestro colectivo no puede ser una excepción. Es por ello que  tras un intenso curso escolar de trabajo   alrededor del Patrimonio Industrial de Peñarroya lo más lógico es que pasen algún examen en el que poder demostrar cuánto han aprendido en este campo. 

A priori y considerando la participación en las actividades organizadas antes de la prueba, pensamos que nuestro niños acuden al examen sobradamente preparados. Tras  haber  recibido la visita del cronista oficial de la localidad para conocer   la historia del Cerco, haber paseado por el interior de los  antiguos edificios fabriles,  contemplar una exposición monográfica  o tras haber  realizado  diversos talleres de modelismo de papel, resulta evidente que aprobarán todos, y con nota, además.

Niños del CEIP Presentación de María haciendo sus maquetas




Alumno del CEIP Aurelio Sánchez coloreando
una maqueta 

Pero que nadie se asuste ante los exámenes finales porque a ningún alumno participante  le quedará la asignatura de Patrimonio para pendiente para Septiembre o  el año que viene, ya que como punto y final  hemos organizado una fiesta en forma de  Concurso Escolar de Cercos en el que los mayores podremos disfrutar de  esa particular visión que los niños tienen de su Patrimonio, a través de los colores empleados, los materiales utilizados  y los detalles nacidos de la inocencia, el optimismo y la espontaneidad. Estamos seguros de que quien se acerque al Almacén Central durante del 25 al 27 de Mayo aprenderá mucho de ellos. El horario es de 10 de la mañana a una de la tarde.

En beneficio de todos, reconocemos que los colegios del municipio, sin excepción, se han volcado en este proyecto, y ello incluye a AMPAS, alumnos, equipos directivos y profesores, algo que habla muy a favor de la nuestra escuela pública y concertada a la que estamos tan acostumbrados a denostar. Desde Octubre hasta hoy hemos podido palpar el interés e ilusión de la Comunidades Educativas  por sacar adelante su Cerco en miniatura, solicitando asesoramiento cuando era necesario y tomando una actitud muy activa en reuniones, charlas, exposiciones y cursos, por todo lo cual, la calidad de las obras se asume como secundaria. En total serán 5 las obras presentadas, una por colegio.


A juzgar por esta foto ¿Quién dice que el Patrimonio Industrial no  interesa a los jóvenes?
Su interés  depende de cómo se lo expliquemos



En cualquier caso, tiene que haber un ganador oficial. El fallo del jurado será el 27 de Mayo. La Escuela que haya elaborado el mejor Cerco Industrial de Peñarroya ganará  un viaje a Almadén o Ríotinto en el que podrán aprender que  las viejas industrias, las minas abandonadas y los trazados  ferroviarios pueden tener un segundo uso civil.

A diferencia de las generaciones de ayer que han vivido y todavía hoy viven en este municipio del Guadiato, que se caracterizaban por su falta del sentido histórico, el desconocimiento y la insensibilidad hacia su Patrimonio, los chavales que han participado en este programa educativo pionero en Andalucía han adquirido eso que  llamamos cultura  patrimonial y ello les hace ser mucho más sabios que una mayoría de adultos orgullosos, enrocados en su ignorancia, ineducados y que influyen sin querer  en sus hijos con su mal ejemplo.      

Los niños que no conocen su patrimonio serán sus futuros expoliadores. Por eso es tan importante lo que hacemos.  Peñarroya-Pueblonuevo necesita tener muchos jóvenes sobradamente preparados en Patrimonio si no quiere tener mañana adultos sobradamente maleducados, con los resultados que ya conocemos hoy.


Un niño que se A-cerca en Peñarroya-Pueblonuevo supone un ladrillo más para sostener el Cerco. Ven, te esperamos.










¡Sigue leyendo esta entrada...!

jueves, 12 de mayo de 2016

¡Ya estamos todos!

 
 
En estos 5 años de singladura  desde la  "nada" hasta el  "mucho" en relación a las Vías Verdes en el Valle del Guadiato nuestras autoridades  se han ido incorporando según gusto, responsabilidad y grado de oportunismo. En  la primera oleada, entre 2011 y 2012,  los Ayuntamientos de Belmez y Peñarroya-Pueblonuevo representados  Aurora Rubio y María Gil, fueron los  primeros impulsores de la Vía verde en nuestra zona. Producto de aquellos esfuerzos nació  La Vía Verde de La Maquinilla.

El Ayuntamiento de Fuente Obejuna, tras un comienzo esperanzador con la convocatoria de una  mesa comarcal por una Vía Verde en el Guadiato en 2012, se fue quedando atrás. Ello no fue óbice para que Isabel Cabezas consiguiera recuperar  2 kilómetros de su plataforma ferroviaria como camino,  no como Vía Verde, puesto que la  Fundación de Ferrocarriles Españoles aún no lo ha reconocido como tal.

Tras las elecciones municipales de 2014, los nuevos  gobiernos belmezano y peñarriblense, lejos de abandonar su interés por una Vía Verde en el Guadiato   han  ampliado los éxitos de sus predecesores:  José Porras,  ha permanecido  a la vanguardia de los pueblos por una Vía Verde en el Guadiato con  la firma  del Convenio con ADIF para la adquisición de todos los trazados ferroviarios de su término municipal en fechas recientes y  José Ignacio Expósito, ha continuado con su labor de perfeccionamiento  de los tramos de Vía Verde existentes en su término municipal, teniendo los deberes hechos a falta de la construcción de la Vía Verde del Cerco Industrial, auténtico nudo gordiano de este municipio en esta materia y cuya solución no sólo depende de invertir dinero.

Tras los comicios el Consistorio melariense se ha sumado con fuerza al eje Belmez-Peñarroya   con la ampliación en 1 km de  su tramo recuperado en la legislatura anterior y   la convocatoria de reuniones por parte de Silvia Mellado con agentes económicos y empresariales del ámbito de las Vía Verdes.

No obstante, en todo este interesante, largo y  progresivo proceso de adhesión hemos echado de menos  a nuestras Mancomunidades. Si bien estos organismos (Guadiato y Los Pedroches) lideraron el proyecto durante los primeros años, a partir de 2004 dimitieron de su labor de tutela, en parte  por desidia de sus gestores, en parte por los eternos egoísmos locales.
 
Tras más de una década sin un verdadero proyecto comarcal y en los peores momentos económicos de su historia parece que la institución supramunicipal de nuestra comarca  comienza a encontrar el rumbo, volviendo a fijar a la Vía Verde del Guadiato entre sus prioridades. La llegada de Pedro Barba a la presidencia tiene mucho que ver con este cambio de actitud. En 10  meses, el Alcalde de Villanueva del Rey ha realizado un intenso trabajo de contactos con ADIF y Diputación de Córdoba para la cesión   del trazado ferroviario Peñarroya-Fuente del Arco así como con los tres alcaldes implicados en el proyecto al objeto de elaborar un proyecto unitario   de Vía Verde para el Guadiato.

El último ejemplo de este giro  de 180º  efectuado por la Mancomunidad lo hemos tenido con motivo de las actividades organizadas por nuestro colectivo para conmemorar el   XVIII Día Nacional de las Vías Verdes. Por primera vez,  un Presidente de una las dos  Mancomunidades del Norte de Córdoba, asistía a la celebración de esta efeméride. El apoyo  de Pedro Barba  al movimiento ciudadano  de La Maquinilla tiene una gran significación simbólica, en primer lugar, porque supone el reconocimiento de la Asociación La Maquinilla  como interlocutor en materia de Vías Verdes, tras años de desprecio por parte de quienes le precedieron en el cargo así como por  algunos subordinados;  en segundo lugar, porque  permite crear ese cuórum imprescindible para desarrollar de una manera definitiva la Vía Verde del Guadiato.
 
"20 años esperando", reza la pancarta reivindicativa del Día Nacional de las Vías Verdes 2016 para el Guadiato y 5 años esperando juntarnos alrededor de una misma bandera.  Honestamente, considero, y es  una opinión personal,   que los años de espera para disfrutar de una Vía Verde en nuestra comarca  están tocando a su fin. Sólo un ruego: puesto que ha sido tan  difícil unirnos sólo pedimos  que sea igual de difícil separarnos en los próximos años.
 
Aquí os dejamos los vídeos con las declaraciones nuestras autoridades a la llegada a Cámaras Altas algunas instantáneas de la jornada de convivencia del pasado 7 de Mayo. Hasta pronto, volveremos a vernos en la Vía Verde del Guadiato.


video

Declaraciones de Pedro Barba, Presidente de la Mancomunidad


video



Declaraciones de José Ignacio Expósito, Alcalde Peñarroya-Pueblonuevo


video


Declaraciones de José Porras, Alcalde de Belmez

Foto Antonio Jiménez

 
Foto Antonio Jiménez
 

Foto Inma Ruiz

 
Foto Antonio Jiménez
 
Foto Antonio Jiménez

Foto Antonio Jiménez

Nuestro agradecimiento a Protección Civil de Peñarroya-Pueblonuevo, por su vocación de servicio y por su saber hacer.

Enlaces relacionados con esta entrada:

 
¡Sigue leyendo esta entrada...!

martes, 3 de mayo de 2016

Dos caminos, un destino










Autor: Chalemas S.L.


Como viene siendo tradición  desde hace 5 años, celebramos el día Nacional de las Vías Verdes. En muchos lugares de España que ya cuentan con muchísimos kilómetros de plataforma ferroviaria en desuso  debidamente acondicionadas como Vía Verde, ésta suele ser una jornada festiva y de convivencia. En cambio, en aquellos lugares donde queda mucho o todo por hacer, su carácter suele ser más  reivindicativo.


En nuestra comarca, pese a los esperanzadores avances registrados en los últimos tiempos en esta materia, no sólo desde el punto de vista de la concienciación social sino a nivel constructivo (13 kilómetros de Vías Verdes en 5 años) aún queda mucho pendiente. Y no lo decimos nosotros, sino la estadística y la historia:




- Con todo lo conseguido hasta hoy, que es bastante, el Valle del Guadiato continua  siendo la primera comarca de Andalucía en número de kilómetros de ferrocarril en desuso.




- En este año celebramos la triste efeméride de los 20 años de la no ejecución del famoso y carísimo  proyecto de Vía Verde del Guadiato y los Pedroches prometida y comprometida (ver hemeroteca) por la Mancomunidad de Municipios junto a los Gobiernos locales de aquellos tiempos a instancias de Diputación de Córdoba. Aunque existen motivos para el optimismo, es obligado decir que al norte de Córdoba (si,  las dos comarcas) se le debe  una Vía Verde desde hace dos décadas, mientras que  otros lugares de la geografía provincial (no hay que irse tan lejos) como, por ejemplo, los de los pueblos de la Subbética llevan disfrutando de una Vía Verde  desde 1996, una Vía Verde que, dicho sea de paso,  se encuentra además entre las primeras de España en inversiones, promoción y, en consecuencia,  usuarios de todo el mundo. 


- El Patrimonio Ferroviario del Guadiato   en forma de estaciones, apeaderos, muelles   continua en fase de expolio por la falta de iniciativas  públicas o privadas que las pongan en valor. En este sentido, entendemos que la vía verde ya debería haber llegado a conectar algunos puntos sensibles de nuestro Patrimonio Industrial como, por ejemplo, el Cerco de Peñarroya.


- Existe un grave retraso en la ejecución de proyectos de Vías Verdes en el Norte del Córdoba que son vitales para impulsar el turismo.  Considerando que, en aras de ese objetivo,  el Ayuntamiento de Belmez lleva haciendo notables esfuerzos hacia la reconversión en Vía Verde del famoso (y precioso) tramo de Cámaras Altas, es justo denunciar que las altas administraciones no se han movido con  la debida  agilidad. Así  ha quedado puesto de manifiesto con  la  redacción del Convenio con ADIF (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias) cuya duración ha llegado a un año,  o también con las dilaciones del  Ministerio de Medio Ambiente, que ha tardado 4 años para comprometerse a financiar el tramo. Urge la conexión de la Vía Verde de la Minería con la Vía Verde de la Maquinilla no por gusto sino por necesidad.  Construir los 14 km. de Vía Verde por Cámaras Altas permitiría competir en la élite de las Vías Verdes nacionales y, por tanto, recibir  visitantes de todas las regiones de España y Europa, al disponer en nuestro territorio de una ruta de 36 Km. con indudables atractivos monumentales y paisajísticos.



El XVIII Día Nacional de las Vías Verdes pretende recordar a la gente corriente de ambas comarcas que aunque hemos hecho mucho  en materia de Vías Verdes , todavía es insuficiente para estar satisfechos y, por supuesto, a reclamar a la Administración Central un mayor interés por las necesidades de los ciudadanos de este rincón de la nación.

Es cierto que la comarca del Guadiato y nuestros vecinos hemos seguido hasta la fecha caminos distintos hacia la recuperación de nuestros trazados ferroviarios como Vía Verde, pero estos esfuerzos  habrán servido  de poco si no logramos conectarlos. Tras años de ignorancia mutua, los municipios del norte del Córdoba están condenados a entenderse, a funcionar como una sola comarca si verdaderamente quieren que la Vía Verde sea un proyecto vertebrador y que genere riqueza. Contamos con nuestros vecinos para hacerlo posible.


Por ello, te invitamos a participar en una ruta desde la antigua Estación de Minas del Solado en Villanueva del Duque hasta la Estación de Cámaras Altas, recorriendo  la vía Verde de la Minería. En este punto debemos comentar que todo el recorrido es totalmente apto para hacerlo en bicicleta o a pie, no sólo porque ésta haya sido inaugurada el año pasado y el camino se encuentra en unas condiciones perfectas, sino porque discurre por uno de los paisajes más singulares de toda la provincia. A nuestro juicio, merece la pena de principio a fin. Aquí  dejo un enlace de nuestro blog en el que describimos la ruta para los más dudosos.



Trinchera bonita. Uno de los atractivos de la ruta por la Vía
Verde de la Minería








Por último, si eres un aficionado a la historia ferroviaria de la comarca, tal vez sea esta tu oportunidad de ampliar tus conocimientos.

Hace tiempo que no hacemos algo juntos. Caminemos unidos por la recuperación de los primeros kilómetros de Vía Verde del Guadiato.









Características de la ruta:
Lugar: Vía verde de la Minería (Desde la Estación de Minas del soldado a la Estación de Cámaras Altas).


Longitud: 16 Km.
Dificultad: baja.
Precio: 10 Euros (Descargar hoja de inscripción  y enviarla debidamente cumplimentada  a asolamaquinilla.blogspot.com). El pago se realizará en el acto.

Horarios de salida:


Peñarroya-Pueblonuevo:  8:00 h. Estación de Pueblonuevo del Terrible, en el Vial Norte.
Belmez: 8:30h. Estación de Belmez-ermita (Piscina Municipal).
Villanueva del Rey: 8:45h parada de autobuses, junto a la gasolinera.
Hora prevista de finalización de la ruta: 15 horas.




Distintos en lo geográfico. Iguales en pasado
Estación de Minas del Soldado, punto de salida de nuestra ruta



¡Sigue leyendo esta entrada...!

jueves, 28 de abril de 2016

Haciendo historia





Un momento histórico. Los ediles del Ayuntamiento de Belmez, por unanimidad
aprueban la firma del Convenio con ADIF para la construcción de la Vía Verde del Guadiato



 

Hay una teoría entre los que saben de letras que dice  que para  contar  una buena  historia, se necesita, en primer lugar, un protagonista (o protagonistas), en segundo lugar,  un obstáculo por vencer  y, en tercer lugar, una pizca de  épica.

Dando por cierta tal afirmación, y teniendo en cuenta que ha transcurrido tiempo suficiente (20 años) desde el primer borrador de proyecto de Vía Verde del Guadiato podríamos decir que se dan las condiciones óptimas para haber podido contar una buena historia, con final feliz y todo. Sin embargo, el presente nos demuestra que  no ha sido así: la Mancomunidad de Municipios como protagonista en la redacción del primer proyecto de Vía Verde   abandonó  tal empeño  porque el    obstáculo a vencer, que era el problema   financiero-administrativo de ADIF  fue más fuerte que su propia voluntad política. La  épica, entonces fue invertida en  otras actuaciones que hoy en día son discutibles desde el pragmatismo actual derivado  de la crisis. El desinterés habitual  de la gente corriente  puso la puntilla a un proyecto bonito, vertebrador, barato  y rentable: En resumen, hubo protagonista, había un   obstáculo por salvar, pero faltó la épica. Ello dio como resultado la no construcción de la Vía verde del Guadiato.
 
En 2011, unos  nuevos actores sociales e institucionales en forma de asociación específica y gobiernos locales, asumieron la responsabilidad y el deber de  reclamar aquello que legítimamente   pertenecía al Guadiato desde hacía décadas. Con distintos líderes, pero enfrentados a los mismos problemas, eso sí,   agravados por la crisis económica, los nuevos protagonistas superaron el obstáculo de la falta de un  proyecto y el  bloqueo institucional   con audacia, humildad, imaginación y perseverancia. Estas  cualidades han sido y son  la base de la épica.  Como  consecuencia de lo anterior, hemos asistido en los últimos 5 años  al  reconocimiento y construcción de dos Vías Verdes en su territorio, hechos que por sí mismos merecen, si no un hueco en los libros de historia, al menos un espacio en nuestra memoria colectiva.

Pero todo este esfuerzo común continúa dando réditos. El último capítulo y el más histórico de cuantos  se han vivido en este proceso tuvo lugar en el  Pleno municipal celebrado  en el Ayuntamiento de Belmez  el pasado  27 de Abril. En aquella sesión  ha sido  aprobada por unanimidad de todos los grupos municipales (PSOE,IU y PP)  la firma del  convenio con ADIF (Administrador de infraestructuras ferroviarias)  para la cesión de  los 14  kilómetros de plataforma ferroviaria en su término municipal.

Resolver, aunque sea parcialmente, un problema que databa nada más y nada menos que del año 1996 debe ser motivo de orgullo para los belmezanos y de alegría para toda la comarca. Gracias a este convenio, el Consistorio belmezano dispondrá de los terrenos exigidos por el Ministerio de Medio Ambiente para acceder a los fondos que permiten construir la Vía Verde del Guadiato y, por tanto, en el plazo de un año, el norte de Córdoba disfrutará de una infraestructura ecoturística  de 40 km. que generará riqueza en la zona.

Queremos significar que este logro  ha estado cimentado  en la fuerza del eje Peñarroya-Pueblonuevo-Belmez, que tanto éxito ha proporcionado a esta zona cuando se ha utilizado bien pero, sobre todo, ha sido producto de la cohesión de los grupos municipales belmezanos, que han sabido aparcar sus diferencias políticas para sacar adelante el proyecto de Vía Verde.  
Los alcaldes y concejales   de ayer y de hoy de este municipio han sabido trabajar juntos, con tesón y han  escuchado a la gente corriente a la que representa nuestro colectivo. En definitiva, han estado a la altura , al menos en este asunto, de  lo que se espera de unos verdaderos  servidores públicos, lo cual debe ser motivo de felicitación por nuestra parte.

Hoy, más de 20 años después del la primera iniciativa para construir una Vía Verde en nuestra zona y tras 40 años de democracia, sabemos que la teoría de cabecera es falsa, que los líderes no son héroes y que la historia no se hace (aunque si pudiera  escribirse) con épica,  sino con esfuerzo,  valentía y unidad.
Por favor, sigamos haciendo historia. Todos. Juntos. Mancomunidad de Municipios incluida.






Antigua vivienda de la Estación de Cámaras Altas.
Este punto será de obligatoria descanso en la futura Vía Verde del Guadiato




¡Sigue leyendo esta entrada...!