jueves, 20 de septiembre de 2018

Los Cercos, en tu móvil





Es común que cualquier  habitante de Peñarroya-Pueblonuevo, de la comarca  o de fuera  con un mínimo de sensibilidad  se  haya preguntado alguna vez por la historia que se encierra ese espacio gigante, gris y marrón repleto de chimeneas al mirar al horizonte o bien, al pasar por carretera.

También es posible que muchos  de los que vivimos aquí y hayamos recibido  una visita de amigos o familiares lejanos en el fin de semana o en  un puente y nos hayamos encontrado como   anfitriones en la situación de no saber qué enseñar de nuestro municipio y, sobre todo, cómo hacerlo.

Por no añadir los problemas que tienen los cada vez más numerosos grupos de turistas españoles y extranjeros que cada vez  se acercan en mayor número a visitar nuestro Patrimonio Industrial o la Vía Verde para encontrar un guía que se los enseñe, una situación que a menudo solventamos los voluntarios de las Asociaciones patrimoniales de  la localidad, el cronista oficial  o los sobrecargados técnicos de cultura que no dan abasto  para atender a tanta gente.

Ante esta situación el  colectivo de La Maquinilla consideró que había llegado el momento de dar respuesta a lo que  hoy es una demanda social  real, tal y como ocurrió con la Vía Verde.

Fue así como hace un año planteamos al Área de turismo de Peñarroya-Pueblonuevo la idea de desarrollar una Aplicación de móvil  que permitiera visitar de manera autónoma y sólo con la ayuda de un móvil   los Cercos de Peñarroya,  siempre fieles a nuestra filosofía de aprovechar lo que tenemos en casa. Fue así como surgió la idea de crear una App para los Cercos Industriales de Peñarroya.



El apoyo del Consistorio  a esta iniciativa fue total. Entonces  los profesores del  módulo de Aplicaciones multiplataforma del IES Florencio Pintado, Óscar Sánchez, alumno de este módulo,  y nuestro colectivo comenzamos a desarrollar un  proyecto tan novedoso como  necesario y que hace que nuestro Patrimonio Industrial, pese a su estado de conservación, vaya entrando en la era de la modernidad. 


Tras meses de duro trabajo de investigación, redacción,  traducción,  locución y producción digital podemos decir que la APP está prácticamente terminada. Esta herramienta será  presentada el próximo 28 de Septiembre, a partir de las 13 horas, en el Almacén Central/Complejo Pierre Rousseau junto a nuestras autoridades, ante los medios de comunicación y para todo aquel que desee conocerla. Es por ello que convocamos a todo aquel que pueda asistir en ese día, puesto que entendemos que cualquiera ya tiene un teléfono móvil.

No queremos desvelar muchos  detalles sobre ella, pero  para los más impacientes  adelantamos que la App está georreferenciada y  guiada por un sistema de alertas que  informa al usuario a través del altavoz del teléfono sobre las características o la función que tenían los  edificios de los Cercos Industriales. Aparte y diseminados por todo el espacio saltan igualmente alertas sobre su historia, además de otras funciones que desvelaremos en la presentación. En total son  5 horas de grabación, fotografías y textos que facilitan al visitante la comprensión de este monumento único en Andalucía de una manera amena y divertida.

Esperamos y deseamos, de corazón que el trabajo realizado sea del agrado de nuestros vecinos,   contribuya al conocimiento de  nuestras señas de identidad y ayude a potenciar el sector turístico alrededor de nuestro Patrimonio Industrial.

Estamos muy satisfechos por el  trabajo realizado, aunque, claro está, son los usuarios los que verdaderamente nos pondrán  nota.  Lo cierto es que, guste o no, lo que más nos enorgullece es saber que es un producto hecho enteramente aquí,  por gente de aquí o que se ha formado aquí y que no tiene nada  que envidiarle a ninguna   herramienta digital instalada en los más famosos monumentos de nuestro país.

Aquí va otro ejemplo más de que  la gente de Peñarroya-Pueblonuevo y comarca puede hacer las cosas bien y más cosas de las que pensamos. Sólo hay que poner cariño y ganas de trabajar.

Damos las gracias al Ayuntamiento de Peñarroya-Pueblonuevo por confiar en nosotros, al área de Turismo de Diputación de Córdoba, por apoyar el proyecto económicamente, al cronista oficial de Peñarroya-Pueblonuevo por aportar su sabiduría y conocimientos en la verificación histórica de este proyecto, al CEIP Alfredo Gil, por cedernos al traductor nativo de  francés , a la empresa Chalemás S.L. por su excelente labor de postproducción y felicitamos al IES Florencio Pintado por el esfuerzo realizado, digno de admiración.

Hasta la próxima ¡Nos vemos en la Vía Verde del Cerco!

noticias relacionadas con esta entrada:

https://www.eldiadecordoba.es/provincia/Ayuntamiento-prepara-divulgar-Cerco-Industrial_0_1280572211.html

www.infoguadiato.com/index.php?page=20&ampliar=15160&p=20

Ponemos cara a los protagonistas de esta aventura del conocimiento y un nuevo hito en la historia del nuestro Patrimonio Industrial:

Profesores del Departamento de Aplicaciones Multiplataforma
IES Florencio Pintado de Peñarroya-Pueblonuevo
coordinadores del proyecto

El joven valor Óscar Sánchez, autor de la App
alumno del módulo de aplicaciones mutiplataforma del IES Florencio Pintado

Jerónimo López, redactor y locutor de 
anécdotas de los Cercos


Javier Pastoriza, locución en español


Ben Bourgois, traducción al francés


Mª Mercedes Baena, traducción y  locución en inglés


Edith Wechseler, locución al francés


Luis Recober, postproducción de la App

Emilio Ávalo, postproducción de la App




¡Sigue leyendo esta entrada...!

jueves, 13 de septiembre de 2018

El día en que lo imposible dejó de serlo



Apunten esta fecha en su memoria: 6 de Septiembre de 2018.  Es el día en que la Vía Verde del Guadiato, esa infraestructura ecoturística básica  para nuestro desarrollo comarcal que fuera prometida por nuestros gestores públicos  en el siglo pasado (hemos dicho bien) y que en pocos años pasó de ser una promesa electoral a una utopía en la década de 2000,  por fin acaba de ser declarada de Interés General para el Estado en papel oficial.


Fuimos informados de esta circunstancia  por los técnicos del programa Caminos Naturales en el Ministerio de Transición Ecológica en la fecha arriba indicada el Alcalde de Belmez, José Porras y un miembro del colectivo de La Maquinilla.

Esta noticia supone, de facto, la inclusión de la Vía Verde del Guadiato en la red nacional de caminos naturales y, lo que es más importante, la declaración del trazado ferroviario Fuente del Arco-Peñarroya-Puertollano como estratégico para el Estado por su capacidad de conexión  de rutas longitudinales que recorren España de Norte a Sur por  Extremadura y Castilla la Mancha.

Que este pequeño gran trazado ferroviario, pese a sus enajenaciones, usurpaciones y discontinuidades, esté incluido en el Censo del MTE significa que el Estado adquiere el compromiso de  reconvertirlo en Camino Natural en función de sus posibilidades presupuestarias a lo largo del tiempo, y, por tanto, de someterlo a nuevas ampliaciones.
 66864. No es número premiado de la lotería de hoy
Es la página del BOE 4 de Julio 2018
donde figura la declaración de interés general
del Camino Natural del Guadiato 


 A nivel comarcal, significa que existe disponibilidad de recursos públicos en 2018  para transformar  los 14,5 kilómetros de trazado ferroviario  a su paso por el  término municipal de Belmez en Vía Verde, conectar la Vía Verde de La Maquinilla con la de La Minería y, por tanto,  crear la Vía Verde del Guadiato y Los Pedroches, la cuarta más larga de Andalucía, con 40km.

Esta decisión del Gobierno  de la nación nos acaba dando la razón como colectivo y pone  en evidencia cuan falso era  el discurso de muchos técnicos, políticos y gestores públicos de nuestra   zona  de  aquella época, algunos de los cuales todavía ocupan áreas de responsabilidad,  de que la Vía Verde del Guadiato y Los Pedroches era imposible de realizar. Evidentemente, nunca reconocerán este error de previsión, que les acompañará como equipaje en su conciencia, si es que la tienen.
Pero pueden estar tranquilos. Ahora que hemos logrado lo imposible todos, juntos, no pelearemos con nadie por la  posteridad o por tratar de demostrar quién lo hizo primero.  La Asociación La Maquinilla no nació para mantener un puesto de trabajo  o  para el postureo general  sino para cobrar una deuda histórica que la administración Central tenía con nuestra comarca desde hacía más de 20 años. Cuando todo esto haya terminado y podamos ir de Peñarroya-Pueblonuevo a Villanueva del Duque por   Vía Verde o más allá nos iremos a casa, con la sensación del deber cumplido y con el respeto de nuestra gente, que son los honores más grandes que una persona puede tener en la vida.


Pero no todo va a ser negativo en la administración de nuestros pueblos y comarca. También ha habido líderes honestos, trabajadora y perseverante que se ha remangado  como cualquiera de nosotros para sacar este proyecto adelante. Entre ellos destacamos a Isabel Cabezas, a María Gil, a Silvia Mellado y a José Ignacio Expósito, así como a los  concejales de IU, PP y Udpñ de Peñarroya-Pueblonuevo. A todos ellos les damos nuestro más sincero agradecimiento por su labor.

Sin embargo, a quienes corresponde  un lugar preferente en este nuevo hito en la historia de la comarca es a los  Alcaldes y Concejales del  Ayuntamiento de Belmez, desde 2011 hasta hoy,  que han liderado esta causa común a nivel institucional,  con todo lo que de  ello se deriva: reuniones con técnicos y representantes públicos, numerosos  viajes al Ministerio, Diputación de Córdoba y Junta de Andalucía, poner mucho dinero encima de la mesa para proyectos y estudios así como el  apoyo a nuestras iniciativas ciudadanas. Incluso han tenido que salvar las injerencias de otras administraciones.


La Asociación La Maquinilla tiene una deuda de gratitud con todos ellos, por su excelente trabajo, más allá del deber, y por habernos soportado, porque hemos sido realmente insistentes.

En cuanto a los  ciudadanos que nunca creyeron que las cosas en nuestros pueblos se pueden cambiar, les decimos que aquí tienen  un ejemplo gráfico  de que cuando trabajamos unidos y con motivación, todo es posible. Como ciudadanos, tenemos que aprender que nuestro futuro o nuestro presente depende menos de nuestros alcaldes o concejales y más de nuestra actitud personal diaria ante los problemas municipales.

Este precioso e íntimo paisaje de Cámaras Altas será visto desde 
la Vía Verde del Guadiato por quienes nos visiten


De nuestra responsabilidad para asumir como propias las deficiencias en nuestros pueblos y de nuestra capacidad para sumar la parte que nos toca como vecinos en la solución de éstas más allá del voto o la queja en las redes sociales dependerá que salgamos adelante en esta bonita tierra que nos ha tocado vivir.

Sin más, sólo nos queda dar las gracias a la gente de Belmez y Peñarroya que nunca dejó de creer en que una Vía Verde en el Guadiato era posible, a los niños y profesores del  IES José Alcántara,  los verdaderos héroes de la ejecución de este proyecto,  a  aquellos que desaparecieron en el intento de  poder ver este sueño cumplido y, por supuesto, a nuestros familiares, a los que hemos privado de un tiempo  que jamás recuperaremos.

 Ahora si, con 23 años de retraso, los sueños se han cumplido ¡Nos vemos en la Vía Verde del Guadiato y Los Pedroches!

Enlaces relacionados con esta entrada:
www.diariocordoba.com/noticias/cordobaprovincia/via-verde-guadiato-sera-declarada-interes-general_1250544.html

Nuestra gente ha hecho historia. Enhorabuena a todos
Foto de la primera marcha reivindicativa por una Vía Verde
del Guadiato, en Mayo de 2011


Nuestros antiguos gestores públicos también tienen
su parte de responsabilidad en la consecución de esta aspiración histórica
Diciembre de 2011

Los niños y profesores del IES José Alcántara, el alma de este proyecto
Diciembre de 2011


El equipo de gobierno actual del Ayto. de Belmez ha hecho suya
 una aspiración de toda una comarca.
Gestión impecable del proyecto  por parte de  José Porras y sus concejales

Personas que nunca salen en la foto pero que son fundamentales
 para que todo funcione.Antonia Carmona,  Directora del IES José Alcántara. 

Mi pareja, su comprensión y apoyo han sido fundamentales
para sobrellevar la impotencia frente a lo que no era justo


Mis padres. Quien los tenga de verdad entenderá
 que no hay nada que añadir. 


Emiliano Mansilla, lo conseguimos. Dondequiera que estés,
va por ti, amigo



¡Sigue leyendo esta entrada...!

miércoles, 5 de septiembre de 2018

Europa premia el proyecto de rehabilitación de nuestra chimenea


El tiempo pasa tan rápido, los medios de comunicación actuales establecen un ritmo de actualidad tan agobiante y  andamos siempre tan cortos de memoria, que a menudo se nos olvida lo que es importante sobre todo aquello que nos rodea o todo aquello que os hemos contado.
Quizá no lo recuerden, pero una de las principales de metas del proyecto de restauración de la chimenea de la fábrica de papel era lograr la Etiqueta Industriana. Este distintivo que sólo puede  ser otorgado por la Federación Europea de Asociaciones de Patrimonio Industrial (E FAITH),  se concede a aquellos municipios o grupos de ciudadanos europeos que han puesto en marcha proyectos originales de rehabilitación del Patrimonio Industrial local o que han manifestado especial audacia u originalidad en la recuperación de Patrimonio de este tipo.
Pues bien, la semana pasada,  el Presidente de la E FATH, Adriaan Linters, comunicó a miembros de nuestro Asociación  la decisión unánime de este organismo que agrupa a más de 200 entidades de todo el continente, de conceder a Peñarroya-Pueblonuevo este prestigioso galardón, del que sólo disfrutan en España algunas ciudades entre las que se encuentra  Málaga, Teruel, O Grove, Sotomayor o Pontevedra.
Esta noticia se traducirá en la  inclusión  de Peñarroya-Pueblonuevo en la mayor  red virtual de espacios relacionados con el Patrimonio Industrial  de Europa, lo que favorecerá la difusión y el conocimiento  del Patrimonio de  esta ciudad referido a  esta temática entre investigadores y aficionados de todo el continente
El premio en cuestión será entregado a nuestro colectivo y a nuestras autoridades el próximo 28 de Septiembre por el Presidente de la E FAITH con motivo del inicio de las obras de rehabilitación de la chimenea de la fábrica de papel. La hora  del evento está  aún por determinar. De todo ello daremos información en nuestro blog, así como en nuestros perfiles de  redes sociales.
Una vez más, y ya van unas cuantas,  volvemos a demostrar y a demostrarnos a nosotros mismos que cuando  ciudadanos, sociedad civil y autoridades caminan unidos por un objetivo común  se consigue mucho en cualquier ámbito.
Primero ocurrió con las Vías Verdes en el Valle del Guadiato, un proyecto iniciado por   la gente corriente al que posteriormente se sumaron los Ayuntamientos, un proyecto   que hoy  deja de crecer.  Ahora  le toca el turno a  nuestro Patrimonio Industrial, expresado  a través de una simple chimenea de ladrillo, un patrimonio que ya ha sido protegido  por la ley y desde hace unos días, reconocido por  instituciones europeas. 
A estas alturas de la historia todos, salvo los indiferentes y los estúpidos, saben que las  cosas  no son regaladas, sin haberlas  merecido antes. Es por ello que nuestro colectivo da las gracias a toda esa mayoría silenciosa de personas, entidades y empresas que han  confiado en  la idea de recuperar uno de los últimos iconos de la comarca y, sobre todo, por dar la vuelta  ese tópico  secular que nos dice que no somos capaces de  construir un municipio y  sociedad mejor.   
No importa el pasado y  lo que no hicimos o supimos hacer con nuestro Patrimonio. Importa lo que hacemos hoy y cómo lo hacemos. Juntos, llegamos un poco más lejos y somos un poco más fuertes.
 ¡Enhorabuena a todos!
  
Adriaan Linters, Presidente de la E FAITH, visitará Peñarroya
Pueblonuevo dentro de unas semanas para conceder oficialmente 
la Etiqueta Industriana

¡Sigue leyendo esta entrada...!

jueves, 30 de agosto de 2018

No es el dinero; es la educación


Área de descanso de la V.v. de Fuente Obejuna. Buen trabajo el
realizado este año a través del PFEA 2018, un trabajo que ya 
empieza a ser estropeado por unos pocos ciudadanos
Desde que  pusimos en marcha el movimiento pro-vías verdes en el Valle del Guadiato, allá por el año 2011, los tres municipios implicados, Belmez,  Peñarroya-Pueblonuevo y Fuente Obejuna, han seguido caminos parecidos desde el punto de vista económico y técnico en lo que se refiere a la  recuperación de sus viejos trazados ferroviarios como vía verde. Los respectivos Ayuntamientos han  recibido cantidades de dinero proporcionales en relación a la  población y número de kilómetros de Vía verde en término municipal  que han sido  invertidas en el acondicionamiento de la plataforma ferroviaria,  la instalación de  material de seguridad, equipamiento estándar y recuperación de edificios. De este modo, existe una cierta homogenización de todos los tramos recuperados.

No obstante, es el factor humano, es decir, el uso que los ciudadanos de las respectivas localidades hacen de ella donde se dan importantes diferencias. Si bien en las dos localidades hermanas y mineras unidas por la Vv. de La Maquinilla el vandalismo es casi residual, en la de Fuente Obejuna lo habitual es encontrar señalización rota, vallas de seguridad y pivotes de limitación de tráfico arrancados,   vehículos industriales, motocicletas y turismos en el interior de  la ruta y un sinfín de  destrozos  que culminaron hace unas semanas con la rotura de los columpios para niños ubicados en el área de descanso inaugurada recientemente en el último Plan PFEA. 
Ciudadanos que no se adaptan a los nuevos usos de los caminos públicos
Señalización arrancada y recolocada con pocos medios
pero con buena intención


Todo ello no hace sino poner  de manifiesto el enorme rechazo o fobia que   parte de la población adulta  de esta localidad tiene contra este tipo infraestructuras en su territorio. Así, mientras en Belmez y en Peñarroya-Pueblonuevo, todo el dinero se dedica a ampliar la vía verde y mejorar servicios año tras año, en Fuente Obejuna, desgraciadamente, una parte se tiene que gastar en reponer lo roto en el año anterior, lo que supone un lastre para ulteriores ampliaciones o  mejoras.
La fobia de algunos estúpidos a la Vía Verde en Fuente Obejuna
esta señalización es despegada año tras año


Lógicamente, no hemos hecho un estudio  que trate de explicar  este comportamiento autodestructivo, pero nuestra experiencia nos dice que este problema tiene mucha relación, por un lado,  con el medio de vida de este municipio, basado en la agricultura y la ganadería, que promueve hábitos  de apropiación ilegal  del medio público de carácter rústico basado en un concepto de superioridad  economicista en el uso propio por encima de otros en  caminos, sendas y rutas en general  y, por otro lado,   con el lógico  déficit de cultura minera o  ferroviaria que lleva a la gente a no valorar   paisajes  de esta tipología y, por tanto, a no conmoverse ante la destrucción de un patrimonio  que no lo consideran como tal.

¿Qué hacer ante la gravedad de esa situación? ¿Continuar gastando dinero año tras año en la ruta hasta que quienes perciben como una amenaza la vía verde asuman la inevitabilidad del trazado? ¿Perseguir hasta  castigar a los autores de los destrozos con los escasos medios policiales y guardia civil de que disponen nuestros Ayuntamientos? ¿Vigilar una ruta  que se encuentra a varios kilómetros del casco urbano en uno de  los pueblos  con mayor término municipal y con una de las redes de caminos  más densa de la provincia? 
Una ruta que algunos no quieren que sea de todos
Valla partida a propósito 


Sinceramente, la solución sólo puede venir de un sitio: la educación, en colegios e institutos. Transmitir a las nuevas generaciones, a los hijos y nietos de quienes perpetran este tipo de atentados contra el  Patrimonio que todos podemos convivir en el entorno rural  y que en “el campo” caben nuevos y rentables usos,  además de  la caza, la ganadería o la agricultura es un deber de la Escuela Pública y concertada, además  de la sociedad civil.  

En Belmez y en Peñarroya-Pueblonuevo, la Asociación La Maquinilla en colaboración con sus Ayuntamientos ha llevado a cabo importantes programas de sensibilización en los Centros Educativos basados en talleres, actividades extraescolares y la integración de contenidos programáticos en determinadas asignaturas que han dado como resultado que la Vía Verde de La Maquinilla sea hoy uno de los puntos más concurridos de los respectivos municipios y uno de los más respetados por sus ciudadanos. 
Columpios arrancados. Existe un grupo de ciudadanos en esta 
localidad que considera que un  bien público como la vía verde es 
de su propiedad


De estos factores que hemos descrito y no tanto del dinero invertido, dependerá que la Vía Verde de Fuente Obejuna llegue a ser un referente ecoturístico  andaluz, tal y como lo es hoy la ruta de La Maquinilla,  o que siga siendo un camino cualquiera, expoliado, usurpado y al servicio de una minoría empoderada de  estúpidos y analfabetos.

Conocemos la existencia de varias asociaciones de senderistas y colectivos  BTT que defienden los caminos públicos del municipio que no dan abasto para proteger lo que tienen y somos conscientes de la preocupación en el Ayuntamiento mellariense por estos comportamientos y su falta de medios. Por ello, el colectivo de La Maquinilla se ofrece para coordinar junto a ellos  un programa educativo a corto, medio y largo plazo para cambiar estas conductas vergonzosas  y, lógicamente,  que  dan  una  imagen  impropia de un  municipio  culto y avanzado, como lo es Fuente Obejuna.
Rodadas en la plataforma que demuestran
que es habitual el paso de vehículos en la Vía 
Verde de Fuente Obejuna

Con educación y sólo con educación conseguiremos que el 100% del dinero empleado  en nuestras vías verdes sean invertidos y no gastados.



¡Sigue leyendo esta entrada...!

jueves, 23 de agosto de 2018

Como manda la tradición


En nuestra infraestructura ecoturística se vienen celebrando todo tipo de eventos relacionados con el deporte, el senderismo, el Patrimonio o la naturaleza. De todas ellas, sólo dos de ellas han pasado el corte entre una buena intención que se pierde con el tiempo y la tradición,  repitiéndose periódicamente. La más longeva de las efemérides de la Vía Verde de La Maquinilla es la de los paseos guiados, en la que todos los meses de Agosto José Antonio Torquemada nos deleita sobre la historia, la ingeniería y la arquitectura que rodea el trazado. La segunda y última es la carrera de fondo que une Belmez con Peñarroya-Pueblonuevo a través de la Vía Verde. como parte del circuito Running Series, que este año celebra su tercera edición.

Como saben, aquellos que han participado en carreras anteriores, la nuestra está incluida en un circuito popular por medio del cual la sola participación en todas las pruebas da opción a un importante regalo por sorteo y, lógicamente, a un premio para el ganador o ganadora tras la disputa de todas ellas. 

Es por ello que nuestro deber es informar a los atletas de nuestra zona en general y deportistas habituales de nuestra vía verde, sobre el comienzo de este circuito, por si alguien quisiera intentarlo.

Igualmente adelantamos que la carrera en la Vía Verde de La Maquinilla en esta edición se celebrará en sentido inverso, partiendo desde el Almacén Central y con llegada a la Plaza del Santo, lo que facilitará enormemente el esfuerzo, ya que se ejecuta prácticamente en bajada. Ello puede ser una excelente oportunidad para comenzar a correr pruebas populares, si aún no lo has hecho, o bien, realizar un entrenamiento de potencia aeróbica muy valioso, para aquellos que miren por objetivos más altos.

Esperamos que la excelente acogida que tuvo las ediciones anteriores, próxima a los 120 participantes, y la facilidad del trazado en esta ocasión sean un estímulo para que te inscribas.

Iremos dando cuenta de todo cuanto vayamos conociendo en relación a la prueba de la Vía Verde de La Maquinilla aquí, como siempre, en nuestro blog. Por el momento, la primera parada de las Runnig Series  será en  Encinarejo el 7 de Octubre.

Salida de la I Edición de las Running Series en la Vía Verde
de La Maquinilla





¡Sigue leyendo esta entrada...!

jueves, 16 de agosto de 2018

Homenaje a Emiliano Mansilla





Transcribimos el discurso del homenaje a Emiliano Mansilla celebrado el pasado lunes, 18 de Agosto, en el kilómetro 6 de la vía verde de La  Maquinilla, Emiliano Mansilla, siempre con nosotros:


Buenas tardes a todos, autoridades, familiares, ciudadanos de bien de Peñarroya y Belmez y gracias por asistir a este humilde homenaje a Emiliano Mansilla Alcaide,  una persona que desgraciadamente ya no está en entre nosotros como todos sabéis, que quiso ser anónima hasta el final  y que ha significado mucho para el movimiento asociativo por una vía verde en el Guadiato.

Si bien durante  los  7 años que trabajó con nosotros siempre le obedecimos, debo confesar  que ésta es quizá  la única vez que no cumplimos la voluntad de nuestro querido amigo, siempre tan opuesto a los homenajes. Espero por tanto que nos disculpe desde dondequiera que  esté, y que nos permita esta pequeña travesura.

De hecho, cuando bromeaba con él sobre la idea de bautizar este paseo con el nombre de  Emiliano Mansilla,   se echaba a reír y apostillaba que esas cosas eran para  las personas importantes, con esa actitud humilde que solo caracteriza a la gente sencilla.

Aquella conversación  que tuve con él  no muchos meses atrás me hizo reflexionar sobre el concepto de persona importante ¿Es la aquella que se labrado un nombre con su esfuerzo? ¿Tal vez la que tiene más dinero? ¿O más poder? ¿Es el familiar más cercano?

La primera vez que le vi un poco más allá, en el por aquel entonces  vetusto, polvoriento y pedregoso trazado ferroviario de La Maquinilla era Verano. No sé de dónde salió. Más tarde conocí su afición por esconderse por estos parajes en soledad, a ver la vida pasar.   Se me acercó  y estuvo un  buen rato parado  cerca de mí, observándome en silencio. Yo estaba regando los árboles con unas garrafas.  Entonces me preguntó que qué hacía. Le hablé del proyecto de vía verde y de mi ilusión por crear una gran ruta turística en el Guadiato que uniera el Patrimonio industrial, minero y ferroviario de nuestros pueblos para beneficio de todos.  Recuerdo perfectamente cómo asentía mientras miraba como depositaba las garrafas  en los alcorques. La única respuesta que  saqué de él aquella calurosa  tarde de verano fue que los árboles los  iban a romper la gente de aquí con ese tono entre duro y áspero que sólo conocen quienes le trataron. 




Se marchó y no volví a verle hasta unas semanas después.

A los pocos días  volví al mismo sitio para regar y pude comprobar que éste había cambiado. Algunos árboles tenían una guía de caña, con sus correspondientes asideros, estaban limpios de maleza y parecía que una mano amiga anónima estaba cuidando de ellos.

A la semana siguiente, otra vez la misma rutina y así veía cómo  el número de árboles cuidados aumentaba hasta alcanzar el centenar entre el pozo de  Las palomas y el punto en el que nos encontramos.  Aquel hecho me dio   esperanzas a mí y a mi familia para seguir adelante con el proyecto de vía verde. Y es que cuando estás solo, y nosotros lo estábamos, cualquier tipo de ayuda es crucial. Fue así como dio comienzo nuestra particular amistad y su labor de mantenimiento en la vía verde de la maquinilla.

Con sus propias manos, con sus garrafas de plástico, su serrucho y su imaginación Emiliano Mansilla  fue mimando los árboles de los que hoy disfrutamos.

No hubo contrato de por medio. Nunca tuve que pedirle ayuda. Ni siquiera la primera vez. Simplemente se puso a trabajar porque sabía hacerlo, porque podía hacerlo y porque quería hacerlo,  incluso a pesar de sus problemas de salud. Hasta sólo  hace 3 meses era normal verlo por aquí…


Fue entonces cuando aprendí que una persona importante es aquella que, en primer lugar, es útil a la comunidad en la que vive, en segundo lugar,  cumple con su deber más allá de lo que se espera de un ciudadano normal y, en tercer lugar,  lo hace por amor, de forma desinteresada, sin esperar nada a cambio.

Emiliano Mansilla no era una persona famosa, ni la más rica, ni la más poderosa; tampoco la más cercana desde el punto de vista personal. Todos conocíamos sus salidas de tono que después se quedaban en nada.  Pero si fue una persona que  quiso ayudar,  echar una mano, poner al servicio de sus vecinos  lo mucho o lo poco que sabía, tanto da.

Emiliano se había convertido sin saberlo y sin quererlo en una persona importante para todos los que le conocimos y también para los que no lo hicieron.

Si hoy la Vía Verde del La Maquinilla y el proyecto de Vía Verde del Guadiato significan algo  en esta zona se debe, sin duda, a la labor de este hombre, un hombre que  quería ser uno más pero al que le tocó ser alguien imprescindible.

Emiliano Mansilla representa o debe representar para todos nosotros el ejemplo  del hombre corriente que trabaja y que se esfuerza por crear, si no un mundo mejor, un objetivo inalcanzable para todos, si una realidad cercana más amable, dentro de sus defectos, que son muchos.

La sociedad de Peñarroya-Pueblonuevo  demanda  este tipo de personas imortantes para salir de la situación en la que nos encontramos.

El legado de Emiliano debe inspirar a  las nuevas generaciones de peñarriblenses, entre las que ya no me incluyo por desgracia, para conseguir el municipio que todos deseamos. Por ello  nuestro deber como Asociación es preservar su memoria  y aplicar su recuerdo para demostrar que  existe otra manera de ser peñarriblense, más allá de la queja, la exigencia o el reproche.

Como simple ciudadano y como miembro de esta comunidad de individuos  a los que nos ha tocado compartir este lugar en el  mundo y sus circunstancias doy  las gracias a Emiliano Mansilla, a sus familiares y a la vida, pues, por su generosidad para con todos nosotros y por darme el privilegio de conocer a una persona importante, tan importante, que nunca quiso serlo.



Muchas gracias. 


Enlaces relacionados:

¡Sigue leyendo esta entrada...!

jueves, 9 de agosto de 2018

La Vía Verde de La Maquinilla llora la pérdida de un buen hombre



La sombra que te proporcionan muchos de los olmos, pinos piñoneros, eucaliptos, almendros y almeces que salpican la Vía Verde de La Maquinilla, el manantial con la que puedes refrescarte tras el esfuerzo  y la belleza  natural  de la que disfrutamos todos  no son una casualidad, sino que llevan la firma del primer  voluntario de la historia de esta vía verde de La Maquinilla,  Emiliano Mansilla Alcaide.

                Nacido en  Peñarroya-Pueblonuevo el 15 de Enero de 1949 y minero de profesión,  conoció  la dureza del trabajo en los  míticos pozos  de interior de la comarca del Guadiato (San José, Pozo número 3 y Cervantes).   Tras su jubilación,   dedicó la mayor parte de su tiempo libre, con sus humildes herramientas y sus  propias manos,  a la recuperación del trazado ferroviario de   La Maquinilla como Vía Verde desde 2011, desafiando los tópicos  sobre la pasividad de la ciudadanía peñarriblense y venciendo la incomprensión de muchos de sus compañeros de profesión.

                Pero el mayor mérito de su labor fue precisamente aquello  que quizá no puedes ver o entender, salvo que alguna vez  hayas  trabajado gratis por alguna causa perdida,  hayas dedicado tu tiempo a mejorar la vida de tu gente  a  cambio de nada, o, simplemente, hayas ayudado a la comunidad en la que vives por puro placer. Si lo ves o lo entiendes, nos alegramos de que seas así, porque seguro que harás mucho bien dondequiera que vivas, dondequiera que vayas. Si no es así, nos conformamos con  que disfrutes del legado que nos ha regalado este ilustre ciudadano.

Emiliano Mansilla, junto a nosotros, cuando usábamos 
un panda y 40 garrafas

                Hoy, 9 de Agosto, Emiliano nos ha dejado. Nos queda su ejemplo de vida y su vocación de servicio a todos los que tuvimos el placer de conocerle y a todos sus vecinos.

                Sabemos que no te llamas Emiliano, pero seguro que alguna vez has disfrutado en su Vía verde.  En unos minutos puede que no te acuerdes de su nombre ni de sus apellidos. No te preocupes,  La Asociación La Maquinilla, lo hará por ti. Lo que de verdad  deseamos, especialmente si eres joven,  es que este bonito rincón  de nuestra tierra al que Emiliano ha contribuido de forma decisiva  te inspire para mejorar  tu entorno social, natural, económico y/o cultural. Vivas donde vivas, pienses como pienses, te dediques a lo que te dediques.


El hombre, los árboles y la fe. Cuando la Vía 
Verde era una tontería, Emiliano Mansilla ya estaba ahí.

Nuestro colectivo ha perdido mucho con su partida, pero Peñarroya-Pueblonuevo y Belmez mucho más. Sin embargo, no perdemos la esperanza de que algún día, alguno de los niños a los que transmitió su pasión por la vía verde o incluso algún adulto que le vio trabajar  puedan llegar a ser como él. 
Emiliano vive entre nosotros a través de los árboles
 que plantó y mimó

A nivel personal, comentar que Emiliano fue  la única persona, junto a mis padres y mi pareja, que  creyó en mí cuando todo el mundo se reía de lo que hacía. Precisamente hoy, cuando ya nadie se ríe de la Vía Verde sino que disfruta y defiende  todo aquello que construimos juntos sólo puedo decir  que le quería  y que  le molestaba con la confianza  con la que lo hace  un nieto con su  abuelo; y él, de algún modo, también lo sentía  de forma recíproca. Hoy, después de todo lo que vivimos, con su pérdida he aprendido que  la Vía Verde por la que  luchábamos era solo la excusa para estar juntos, para compartir y reírnos un rato, al fin y al cabo , el verdadero sentido de la vida. 


¡Sigue leyendo esta entrada...!

jueves, 2 de agosto de 2018

La mejor luz para nuestro proyecto



Restaurar una chimenea de fábrica es cualquier cosa menos una tarea  sencilla. Lo más difícil es encontrar a alguien capaz  de llevarla a cabo por un precio módico, algo que no es nada fácil, además de realizar innumerables pruebas y adquirir determinados elementos que permitan que este icono del municipio destaque como en el primer día de su construcción.

                Recordamos a todos que la chimenea de la fábrica de papel, aunque está fuera del Cerco Industrial de Peñarroya está catalogada como Bien de Interés Industrial por parte de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía y por tanto, hay que tener especial sensibilidad con la selección de los materiales y de los profesionales que lleven a cabo los trabajos. No todo vale ni vale cualquiera, para poner en valor un monumento protegido.

                Así, hemos tenido que buscar un cemento de una composición específica, cal, acero de un determinado grosor y calidad  para la elaboración de los anillos de refuerzo y en los  ladrillos de reposición. Tenemos que decir con orgullo, a excepción  del restaurador, que no lo hay en ningún punto del país, todos los materiales han sido adquiridos en la zona.

                Entre todo, lo más  difícil ha sido la búsqueda  los focos adecuados para iluminar un objeto tan alto y tan grande a la vez. Y es que, aunque en lontananza nuestra chimenea se percibe solitaria, pequeña y frágil, a escasos metros de ella se convierten en un auténtico gigante de barro de casi 50 metros de altura.

                Hasta 5 empresas han sido consultadas para este fin. La mayoría de ellas han realizado pruebas de luz con diferentes materiales, con diverso resultado, suerte y, sobre todo, precio,  haciéndose necesaria, incluso, la presencia de los bomberos del parque comarcal de Peñarroya-Pueblonuevo con el fin de reducir al mínimo defectos o zonas de sombra derivadas de la ubicación. En este sentido, tenemos que agradecer también el asesoramiento técnico de Juan Antonio Valverde.


                Finalmente, la mejor de todas las ofertas en cuanto a calidad y precio ha sido una empresa de la comarca: Sumtecor electricidad. Nos alegramos doblemente por este hecho, en primer lugar, porque vamos a poder cumplir el deseo de hacer una  restauración e iluminación no sólo pagada por nuestra gente, sino ejecutada también por nuestra gente;  en segundo lugar, porque nos satisface conocer empresas locales que pueden competir en servicio y en precio con cualquiera ajena  a la zona, poniendo en duda el mito de que lo de fuera es mejor que lo de aquí.

                En cuanto a las características técnicas, desvelamos que serán 4 los focos instalados, con una potencia  de 200 watios en tecnología LED y con una lente de 11 grados que prrmitirán hacer visible la chimenea desde muy lejos.

                Dichos elementos serán instalados por Frank Coornaert, cuya presencia está prevista para la semana que viene. Su retraso se debe a la ampliación de algunos trabajos en las  localidades de  de Tourcoing y Roubaix.


Los operarios del  Ayuntamiento realizarán en último término el enganche al alumbrado público.   

                Juntos hemos realizado la parte más difícil, como era la de encontrar el dinero necesario y a los profesionales adecuados. Ahora queda la parte más importante. Estamos convencidos de que realizaremos un trabajo a la altura de la historia de  nuestro monumento.


¡Sigue leyendo esta entrada...!