domingo, 20 de octubre de 2019

La Revista Aires de Córdoba realiza un amplio reportaje sobre nuestra labor


Revista Aires de Córdoba número 230

Quienes nos conocen bien saben que el trabajo que desempeñamos en La Maquinilla no está sujeto a los dictados del postureo general o  de las fotografías oficiales. Es más, si alguna vez recurrimos a estos medios de expresión o de comunicación es para denunciar aquello que no se está haciendo bien en el algún sentido por parte de nuestras administraciones, algo  que en el lenguaje actual significa  sacar la cara para que te la partan. 


Aparecemos en las fotos cuando es estrictamente necesario, Qué le vamos a hacer. Nos gusta el anonimato, porque lo que nos hace disfrutar  es hacer cosas por nuestra tierra en materia de Patrimonio Industrial y, por extensión, hacer cosas por nuestra gente.

Quizá sea por esto por lo que nunca demandamos premios ni reconocimientos públicos y será difícil que nos vean en este tipo de saraos. Simplemente, estamos ahí, tratando de construir una sociedad mejor y un pueblo mejor allá donde estamos o donde se nos permite estar.


Es por ello que cuando a alguien de nuestro entorno  se le ocurre citarnos o ponernos como ejemplo  a veces  quedamos sin quererlo bloqueados y sin saber qué decir, más que nada  por falta de experiencia en esto de destacar. 

Revista Aires número 231


Así, de esta forma y con este perfil hemos recibido la publicación de nuestra labor en la   Revista Aires de Córdoba: con una mezcla de  sorpresa  a la vez que de  orgullo.


Para quienes no conozcan esta publicación, explicamos que Aires de Córdoba es una revista de difusión cultural  de carácter mensual con mucha tradición en la sociedad cordobesa (24 años de antigüedad), creada por una asociación del mismo nombre y cuyo único objetivo es difundir y dar a conocer la riqueza cultural de la ciudad de Córdoba y su provincia.


Bien saben aquellos que se dedican a los asuntos públicos tal y como lo hacemos nosotros que  la resolución   de los asuntos del  presente y el  futuro  dejan poco tiempo  y menos  ganas para hacer un repaso general sobre nuestro propio  pasado de ahí que los reportajes que nos ha dedicado Bartolomé  Olivares  nos hayan servido, más que para presumir,  si para ser  un poco más conscientes de lo que hemos cambiado en estos 8 años cuando empezamos con algunos sueños y nada de dinero en los bolsillos y lo que ha cambiado nuestro territorio  para bien allá donde hemos actuado. 


Vaya nuestro agradecimiento, por tanto, a los redactores  de Aires de Córdoba por su valentía  por sacar a la  luz  la belleza de  una parte de la provincia históricamente ignorada por la sociedad cordobesa  como la del Patrimonio Industrial  y lógicamente nuestras felicitaciones a Bartolomé   por hacer reflexionar  a nuestros vecinos de ciudad   que en  el mundo rural que les rodea además de leche, jamón, aceite o vino también hay   ciudadanos  comprometidos con la cultura de todos.


Enhorabuena a la Revista Aires de Córdoba y Enhorabuena a Bartolomé, por habernos colocado en el centro del  escenario, un escenario  donde jamás pensamos que merecíamos estar y por practicar la vanguardia, que no es otra cosa que poner foco de lo incómodo justo hacia donde nadie solía o quería mirar.


A partir de hoy los artículos de la Revista Aires pasan a  formar parte de la historia de nuestra asociación y se incorporan a la vitrina de nuestros méritos colectivos. 

¡Sigue leyendo esta entrada...!

domingo, 13 de octubre de 2019

UNESCO, recuperación de un pozo minero y tren por el Cerco, conclusiones del II Congreso E FAIHT



Pozo Lucas Mallada, durante nuestra última visita


En el pozo María

En el Pozo San José


En el Pozo Espiel

En el Pozo Aurora

Camilo Cano, ejerciendo de guía durante las visitas a los pozos 
del domingo

En uno de los elementos de que todavía se conservan 
en el interior de Pozo San José

José Antonio Torquemada ejerciendo de guía en la visita 
al Cerco Industrial de Peñarroya

Visita al Almacén Central y Galería simulada

Adriaan Linters, Presidente de E FAITH y Jesica Rebollo, técnica de Turismo
del Ayuntamiento de Belmez

de izquierda a derecha, la traductora Mercedes Baena, Adriaan Linters
y Jesica Rebollo durante la jornada de inauguración, en Belmez

Basilio Moreno, de la plataforma ciudadana Salvemos 
la fábrica de vidrios de la Trinidad, de Sevilla

Bartolomé Olivares, de la Asociación de defensa del Patrimonio 
Industrial de Córdoba

Carmen Guerra, de la Asociación de Defensa de las chimeneas
de Málaga

Enrique Larive, de VRM Lab de Sevilla

José Antonio Torquemada, de la Fundación Cuenca del Guadiato
Vicky Wuits, de Bélgica
Francisco José Aute, investigador peñarriblense

Rubén Cañamaque, de la Asociación La Maquinilla

Jérémy Monchaux y Olivier Muzelec, de la Asociación Le non
Lieu de Francia

En la chimenea de la fábrica de papel


Tijana Veljkovic de Bosnia Herzegobina

Jaslmina Rejec y Tomaz Bizjak, de Eslovenia

José Porras Fernández, Alcalde de Belmez

María Eugenia Cabezas Ramos, de la Mina La Jayona
en Badajoz


Adriaan Linters, Presidente de E FAITH

Kirill Shekov, de la Universida de Karelia, Rusia
David Agustín Sedano, concejal de Festejos, Turismo y Patrimonio
del Ayuntamiento de Belmez

Luciano Carrasco, Concejal de Cultura del Ayuntamiento de
Peñarroya-Pueblonuevo

Francisca Daza, Directora de la Escuela Politécnica











Podemos calificar de muy satisfactorio el II Congreso internacional de Patrimonio Minero celebrado en Belmez y Peñarroya-Pueblonuevo la semana pasada. Entre los motivos más importantes que nos llevan a extraer esta conclusión se encuentra el elevado nivel de los ponentes, su procedencia, la buena convivencia y  el extraordinario  interés  que demostraron los participantes  por nuestro patrimonio minero e industrial. A todo lo anterior  añadimos la sonrisa con que se marcharon  aquellos que compartieron con nosotros este fin de semana, señal de que la hospitalidad  y la gastronomía de nuestros pueblos  no les dejó indiferentes.

No es cuestión de entrar en detalles técnicos sobre el contenido de cada una de las ponencias, entre otras razones porque ya fueron  expuestos en el programa previo al congreso en este medio de comunicación hace dos semanas y podría resultar aburrido y redundante. Aquellos que tengan mucho interés pueden hacerlo en el siguiente enlace.

Si queremos, por cierto, exponer algunas de las más importantes apreciaciones desde el punto de vista del aprovechamientos de nuestro  Patrimonio dados durante  y después de la visita al Cerco y nuestros pozo mineros.

- Es necesario que Belmez o Peñarroya-Pueblonuevo acondicione un pozo de mina para su visita musealizada. Aunque la galería de mina del Almacén Central  es un intento loable de recuperación, éste no supone un atractivo suficiente para atraer un buen número de visitantes. En este sentido, también añadieron que hay que hay recuperar un pozo por una cuestión de dignidad y deber moral con las generaciones que trabajaron aquí, en una de las cuencas mineras históricas de España.

- Autoridades y sociedad civil deberían empezar a trabajar en la candidatura de Patrimonio Mundial de la UNESCO a largo plazo  para la comarca y especialmente para el Cerco Industrial, en tanto que aquí  existe un relato potente conectado con la historia de Europa y la I Guerra Mundial. 

- Toda vez que los Cercos Industriales han sido salvados de su desaparición  (en más de una ocasión comentaron que un espacio tan contaminado  como éste habría desaparecido en los países de nuestro entorno por la evidente contaminación  y no hubieran servido de nada los argumentos históricos o arquitectónicos para su conservación) si sería conveniente recuperar la idea del tren de vapor por el interior de las ruinas de los Cercos Industriales con salida y llegada en el Almacén Central como una forma rápida, segura, eficaz, barata y rentable de acercar este Patrimonio a los ciudadanos. 

En ningún caso debemos tomar estos consejos como ocurrencias, en tanto que quienes las transmitieron viven y  trabajan en antiguas regiones mineras que, al igual que la nuestra, han aplicado estas fórmulas con notable éxito y así se las transmitiremos a nuestras autoridades en el momento oportuno. 

Pasarán algunos años hasta que E FAITH vuelva a visitarnos. Existen muchas regiones industriales en Europa con interés en organizar este evento.  No en vano, el próximo congreso se celebrará en la ciudad carbonera de  Saint Étienne (Francia). Para nuestro joven colectivo el  haber logrado organizar traer este congreso en nuestras localidades  ha sido un privilegio y  un hito  cultural que se irá valorando con el paso del tiempo, además de ser un premio a nuestro trabajo en beneficio de nuestro Patrimonio Industrial, un Patrimonio que ya empieza a ser reconocido al nivel internacional.

Pozo visitable en Saint Étienne, sede del próximo congreso
de Patrimonio Minero del E FAITH


No quisiéramos finalizar esta entrada sin agradecer el trabajo de nuestras autoridades y técnicos de las respectivas áreas de cultura, Patrimonio y Turismo de los Ayuntamientos de Belmez y Peñarroya-Pueblonuevo, por haber hecho fácil lo difícil y por haber estado a la altura de lo que este encuentro demandaba tanto a nivel organizativo como personal. 

También a la Escuela Politécnica de Belmez,  y a su Directora, Francisca Daza, por cedernos sus instalaciones y, por supuesto, a los guías Camilo Cano, Vicente Cano y a los traductores, Mercedes Baena y Pablo Laínez, así como a los vecinos que han facilitado la visita a los pozos más inaccesibles por encontrarse en propiedades privadas.

Nuestra agradecimiento igualmente lo hacemos extensible al Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos de Minas y Grados en Minas y Energías de Córdoba y a la Fundación Cuenca del Guadiato, por los esfuerzos que ha realizado en este fin de semana mostrando la galería de mina simulada, aportando guías y por demostrar que los colectivos de Patrimonio Industrial de la comarca saben trabajar en equipo cuando es necesario. 

Por último, especial mención merecen los ponentes de nuestras asociaciones amigas de Patrimonio Industrial andaluzas amigas, como la de Patrimonio Industrial de Córdoba, la de defensa de las chimeneas de Málaga, Retiro Obrero de Sevilla o el VRM Lab, así como la Mina Jayona de Fuente del Arco, con quienes mantenemos una excelente relación. Han dado colorido  al evento y han demostrado que su trabajo nada tiene que envidiar en cuanto a  nivel de cualquiera de las regiones más avanzadas y ricas de nuestro entorno.

¡Sigue leyendo esta entrada...!

jueves, 3 de octubre de 2019

Presentes en la II Feria de Asociaciones de Peñarroya-Pueblonuevo


Estamos que no paramos. El domingo clausuramos el II Congreso Internacional de Patrimonio Minero de E FAITH, (daremos cuenta de él en las próximas semanas)  y mañana, viernes, tenemos por delante otro evento no menos importante, como es la Feria de Asociaciones de Peñarroya-Pueblonuevo.

Nunca es demasiado visible la labor que realizan nuestros vecinos así como las causas que defienden de cara a nuestra ciudadanía y nuestras autoridades, por lo que calificamos este evento como necesario y oportuno. 

Pese al estrés que llevamos padeciendo por mor del elevado número de frentes abiertos que tenemos actualmente (restauración de la chimenea, redacción de un  cuaderno de campo y una guía didáctica del Cerco o el cierre del congreso de la semana pasada, cesión de la sede) sentíamos que no podían volver a ponernos falta en una iniciativa promovida por el Ayuntamiento y por el Consejo Local de Participación Ciudadana con todo lo que nos han apoyado en los últimos tiempos en cuanto a  logística, administración y ayuda económica. 

Recordamos a nuestros seguidores que la pasada edición no pudimos formar parte de los ponentes por problemas de agenda, si bien también sentimos que el formato propuesto (talleres) no se acomodaba muy bien a lo que podíamos ofrecer.

Por otra parte, tampoco deben malinterpretarnos, no lo hacemos para devolver favores a nadie, sino que  acudimos  porque lo consideramos un deber asociativo, por lo que tienen estos foros de intercambio de experiencias entre todos los colectivos  participantes así como por las ulteriores alianzas que se pudieran establecer con éstos para responder a los desafíos del mañana.

Según tenemos entendido, el número de asociaciones participantes va a ser superior a 15. Este dato confirma por si sólo el éxito de la convocatoria aunque, lógicamente, la viabilidad de un evento siempre viene marcada el número de ciudadanos que lo visitan.

Sólo faltáis vosotros, los  los que nos apoyáis y también los que no lo hacéis, Sabemos que todos andamos cortos de tiempo y que siempre encontramos alguna excusa o algo mejor que hacer para no ir a echar una tarde con estos vecinos y amigos del deporte, del animalismo, de la cultura, de la Semana Santa o del Patrimonio.

Sin embargo, antes de quedarte en casa este viernes por la tarde debes pensar que esta gente a la que alguna vez hemos mirado con desconfianza,  a la que no hemos apoyado económicamente por no entender su causa o con la que hemos disfrutado por organizar algo que nos gusta  dedica muchas horas de su preciado tiempo al año para que tengamos un pueblo mejor. Sólo por este motivo merece la pena que te pases por allí. 

Nunca olvides que tu pueblo no lo hace tu alcalde y tus concejales sino que lo  haces tú con tu actitud y con tu compromiso con él. Mañana tienes una nueva oportunidad para demostrarlo ¿Te A-cercas?





¡Sigue leyendo esta entrada...!

miércoles, 25 de septiembre de 2019

Programa del II Congreso Europeo de Patrimonio Minero de Belmez y Peñarroya-Pueblonuevo


El II Congreso Europeo de Patrimonio Minero de E FAITH (Federación Europea de Asociaciones de Patrimonio Industrial y Técnico) ya está aquí. Acuden expertos de Bélgica, Francia, Rusia, Eslovenia, Rumanía, Bosnia Herzegobina   y España. Será una nueva oportunidad para aprender, intercambiar experiencias sobre esta temática y  establecer alianzas que permitan mejorar la situación y el aprovechamiento  de nuestro Patrimonio industrial.

No todos los días tiene lugar  un congreso europeo de minería en nuestras localidades, por lo que belmezanos y peñarriblenses estamos convocados una vez más para dar lo mejor de nosotros mismos para que los expertos nacionales e internacionales  que vienen a visitarnos se encuentren como en casa.

Estáis invitados a participar de forma gratuita en las jornadas, cuyo programa presentamos a continuación. No es necesario inscribirse, excepto en la ruta guiada del domingo, 29 de Septiembre,  por los pozos de la cuenca minera. En ese caso se recibirán  inscripciones hasta completar las plazas de autobús por riguroso orden de inscripción  en el correo caniamaque32@gmail.com o en el teléfono 637544156. El tour ofrecerá primicias cales omo la visita al pozo Lucas Mallada, una de las grandes rarezas de nuestra cuenca y todo un desconocido para el gran público por su falta de accesibilidad.

Pozo Lucas Mallada. Fuente: belmezhistórico


El precio de la comida no está incluido en la gratuidad del evento (migas postre y consumición en Café Bar Español).

Manifestamos nuestro especial agradecimiento a las Áreas de Cultura y Turismo  de los Ayuntamientos de Peñarroya-Pueblonuevo y Belmez por su colaboración económica y ayuda logística y a la Fundación Cuenca del Guadiato y el Ilustre  Colegio Oficial de Ingenieros de Minas por su apoyo. Y, por supuesto, a E FAITH, por haber confiado en nuestro humilde colectivo para poner en marcha este evento de gran relevancia internacional   y por  ofrecer una impagable publicidad a nuestro Patrimonio Industrial en nuestro continente.

Programa en inglés:

https://drive.google.com/file/d/1b0285Yn5PC2jtwHhuUyUICJe_b4CT8lR/view?usp=sharing

Programa en español:


https://drive.google.com/file/d/1a5Xz2FDG8RaRpSIwQ3BapNCyg4TIIssp/view?usp=sharing



¡Sigue leyendo esta entrada...!

jueves, 19 de septiembre de 2019

UN VIAJE EN EL CANFRANERO


No sé bien si como orgullo o como queja, el carillón del vestíbulo de la estación de Jaca luce una placa en la que se indica que “Este reloj marcó la hora en la estación de Jaca hasta el 12 de junio de 2007”. Lo cierto es que el tiempo en esta estación y en otras de esta línea parece que se paró mucho antes.
Hace unas semanas tuvimos la ocasión de hacer el recorrido desde Jaca a Canfranc en “El Canfranero”, tal vez el más peculiar de los trenes que circulan por España y que aún conserva su nombre propio.
Pero vayamos al inicio y hagamos un poquito de historia. A mediados del siglo XIX se planeó una conexión ferroviaria entre España y Francia a través de los Pirineos. Si bien en un principio los franceses fuero reacios a esta idea, la acabaron apoyando, por lo que se iniciaron unas obras que llevaron el ferrocarril hasta Jaca en 1893 y hasta Los Arañones en 1917. Se inició también la construcción del túnel de Somport, cuyos escombros sirvieron para encauzar el río Aragón y hacer la gran explanada en la que se construyó la estación internacional de Canfranc, inaugurada en 1928 por el Rey Alfonso XIII y M. Gaston Doumerge, Presidente de la República Francesa.

Encauzamiento del río Aragón y estación internacional de Canfranc
Con muchas adversidades la línea estuvo abierta hasta que en 1970 el extraño accidente de un tren de mercancías destruyó totalmente el puente de L’Estanguet, lo que sirvió al gobierno francés como excusa para cerrar su parte de la línea, que se mantiene abierta por el lado español hasta la estación de Canfranc.
Actualmente se espera la reapertura al tráfico por el lado francés en 2021, y ya se han hecho algunas obras de renovación de la vía, si bien el puente de L’Estanguet sigue sin ser reconstruido.
Interior del Canfranero
Dos trenes hacen diariamente el recorrido desde Zaragoza hasta Canfranc, aunque llamarlos trenes tal vez le pueda quedar un poco grande, pues se trata de un coche diésel modelo 596 con un solo vagón de 56 asientos, poco más grande que un autobús. La velocidad media es de 58 kilómetros por hora, si bien en muchos tramos la velocidad está limitada a 30, e incluso menos, como nos pasó en nuestro viaje, debido al descarrilo de un tren de cereal unos días antes, lo que obligó a efectuar algunas obras en la vía.
Decidimos tomar el tren de las 12 de la mañana en Jaca, para regresar a las seis de la tarde, lo que permitiría hacer una excursión de varias horas por los Pirineos y una visita a la estación internacional.
Además del reloj, nos llama la atención la pequeña cafetería de la estación de Jaca que, eso sí, cuenta con un amplio y agradable jardín que le sirve de terraza en la que esperar la llegada del tren.
Terraza de la cafetería de la estación de Jaca
La media hora de recorrido hasta Canfranc es una continua y espectacular subida por las laderas de los Pirineos, pasando hasta 19 túneles, viaductos, puentes y varias arruinadas estaciones que hacen disfrutar de un delicioso viaje, aunque los habitantes de estos pueblos y los pocos viajeros habituales que aún mantiene este tren no opinan lo mismo, denunciando continuamente la dejadez de la Administración y la falta de inversiones en la línea.
Tras atravesar el último de los túneles, llegamos a la imponente estación internacional, cuyo edificio, de 241 metros, es el segundo más grande de Europa, si bien el pequeño tren se detiene en una estación anexa. El gran edificio de la estación es propiedad del Gobierno de Aragón, está declarado bien de interés cultural y se está rehabilitando como un hotel de cinco estrellas.
Sobrecoge la visión de todo el valle, las cumbres de las montañas y las escarpadas laderas en las que hubo que construir numerosos diques de contención y se plantaron diez millones de árboles para contener las avalanchas de nieve.


Al fondo del valle, la estación de Canfranc. Diez millones de árboles tapizan las laderas de la montaña, que se sirven también de numerosos diques para contener los peligrosos aludes de nieve.
Las obras de la estación obligan a que la visita guiada haya de hacerse con casco, una muy interesante visita en la que, además del devenir de la estación, se cuentan intrigantes historias de espías, de salvación de familias judías y del tráfico de lingotes de oro ocurridos durante la Segunda Guerra Mundial.
Interior del vestíbulo de la estación internacional de Canfranc, en proceso de restauración
Es muy difícil narrar la belleza de la estación y su entorno, por lo que recomendamos a quienes viajen por los Pirineos que dediquen al menos unas horas a visitarla y, si puede ser en tren, mejor aún.
Como final, hay que hacer una reflexión: el viaje en AVE desde Zaragoza hasta Córdoba lo hicimos en menos de tres horas, mientras que los doscientos kilómetros de Zaragoza a Jaca se hacen en casi cuatro. Aunque se trata del mismo medio de transporte, la diferencia es que el primero une grandes ciudades y el segundo pequeños pueblos.
Está claro que tenemos una España de dos velocidades, pero siguen preguntándose por qué los pueblos se quedan vacíos… 


¡Sigue leyendo esta entrada...!