jueves, 30 de julio de 2020

VIAJAR DE BELMEZ A CÓRDOBA EN 1950

En días de confinamiento nos entretuvimos en las cosas más dispares e insólitas. El amigo Blas, por ejemplo, se empeñó en saber cuánto costaba el billete de tren de Belmez a Córdoba en 1950.
Desconozco los motivos por los que tuvo tanto interés en este tema (tampoco se los he preguntado), pero sirvió para ratificar lo que ya se planteaba en la justificación del libro sobre los “150 años de ferrocarril en Belmez”, esto es, que todavía quedan muchos datos por sacar a la luz acerca de nuestros ferrocarriles.
El caso es que fue tanta su insistencia, que me puse a indagar y encontré una solución que bien podría valer: El precio de los viajes en 1948, sin que me conste que las tarifas se hubieran modificado en esos dos años o, si hubo variación, no debió ser muy grande.
Aunque de los viajes en esta época ya se habla en el libro de los 150 años, no está mal recordar que una de las principales inquietudes de RENFE al hacerse cargo de la gestión de los ferrocarriles era la de establecer horarios adecuados a la demanda de los viajeros,
En 1943 estableció un tren expreso que salía de Belmez a las 8,10 de la mañana, para llegar a Madrid en 11 horas y 25 minutos. Este expreso circulaba sólo en días alternos (lunes, miércoles y viernes), mientras que en sentido contrario, de Madrid a Belmez, se hacía los martes, jueves y sábados. A diario se podía ir a Madrid en el tren correo, que haciendo el viaje de noche tardaba algo más de doce horas en cubrir los 393 kilómetros.
El viaje de Belmez a Córdoba, con salida a las 7,25 de la mañana, se hacía en apenas dos horas y cuarenta minutos. Por la tarde se hacía el regreso en tres horas menos cinco minutos.
Horario de 1948
Pero la nueva organización establecida por RENFE en 1947 y la división de la gestión en distintas zonas no hizo sino alargar considerablemente el tiempo de viaje, siendo el más claro ejemplo el del viaje de Belmez a Córdoba, que se hizo a partir de entonces en casi tres horas y media si se hacía en el correo y poco menos de cuatro horas si se hacía en el tren mixto, a una velocidad media de 17,5 Km/h.
Sí que se rebajó el tiempo de viaje a Madrid, que pasó a ser de 10,40 horas en 1948, aunque con el riesgo de que había sólo un margen de trece minutos para hacer trasbordo en Almorchón, de tal manera que si el tren llegaba a esta estación con retraso, cosa nada extraña, se perdía el enlace hacia Madrid y el viaje tardaría más de veinte horas.
Algo parecido se puede decir del viaje de Belmez a Sevilla (203 Km.), que se hacía en 8,04 horas, pero con sólo 35 minutos para el trasbordo en Córdoba y, por tanto, el riesgo de perder el enlace si el tren desde Belmez llegaba con retraso. El viaje desde Belmez a Málaga (265 Km.) se hacía en 10,49 horas y a Badajoz (245 Km.) en 11,40 horas. 
En cuanto a los precios de los viajes, según la tarifa general, serían los siguientes en 1948:

1ª clase
2ª clase
3ª clase
Belmez-Córdoba
23,80
17,35
10,35
Belmez-Madrid
131,50
95,45
59,85
Belmez-Sevilla
67,95
49,50
30,95
Belmez-Málaga
88,70
64,60
40,35
Belmez-Badajoz
72,00
49,70
37,30

Hay que advertir que en algunos casos estos precios son teóricos, por cuanto que no en todos los trenes había plazas de las tres clases. Por ejemplo, en el tren correo de la línea Córdoba-Belmez-Almorchón sólo había primera y tercera clase y en el mixto, sólo tercera, por lo que era imposible viajar de Belmez a Córdoba en segunda clase.

Estación de Belmez en sus últimos años
RENFE tenía establecido también el precio y contenido de los desayunos, comidas y meriendas de viaje que se ofrecían en las cantinas de las estaciones:
-          Desayuno, compuesto de café, chocolate, cacao o té (con o sin leche) y pan, galletas, bollo o artículo similar: dos pesetas. 
-          Almuerzos y comidas, compuestos de plato de sopa o entremeses, huevo o pescado, carne o fiambre, postre, pan y ¼ de litro de vino corriente: nueve pesetas.    
-          Merienda de viaje, consistente en una bolsa con fiambres, tortilla, carne o pescado, postre, pan, ¼ de litro de vino corriente, palillos, servilleta y vaso de papel: 13,50 pesetas.
Pero estos precios no serían nada sin algunas referencias: El jornal medio diario de un bracero en Belmez era en ese año de entre diez y once pesetas, lo mismo que costaba un viaje de Belmez a Córdoba en tercera clase, y lo mismo que costaba un kilo de paleta de cordero.

¡Sigue leyendo esta entrada...!

jueves, 23 de julio de 2020

LOS PASEOS DE UN VERANO DIFERENTE

No descubrimos nada nuevo si decimos que este es un verano diferente.
Todos los años, cuando acabamos nuestros ya habituales paseos veraniegos por la Vía Verde de la Maquinilla, empezamos a planear los del año siguiente, estudiar nuevas rutas, ver qué se puede mejorar y cómo hacerlo. De pronto se paró todo y, aunque hemos vuelto a arrancar, no es lo mismo que antes.
Llevábamos mes y medio confinados cuando el pasado dos de mayo por fin nos soltaron. A todos nos dio por salir a dar paseos, por las calles o por el campo, pero lo que fue increíble era la cantidad de gente que se dedicó a pasear por nuestra vía verde. Cientos de personas la recorrían a diario, tanto en Belmez como en Peñarroya-Pueblonuevo, convirtiéndose en un lugar habitual de encuentro y saludo de muchos vecinos, casi siempre guardando las formas y las debidas distancias.
Vía Verde de la Maquinilla, lugar de encuentros, tertulias y paseos...
Hay que reconocer que, con el paso del tiempo y la llegada de la caló, son bastantes menos las gentes que la utilizan, pero sigue siendo habitual encontrarse en la vía verde con gran número de andariegos y ciclistas.
Y en estas estamos cuando llegan las fechas en las que en los últimos años hemos organizado nuestras rutas guiadas para conocer nuestro patrimonio minero, industrial y ferroviario.
Pero como ya se ha dicho, este año es diferente. La salud y la prevención deben estar por encima de todo y, ante la dificultad de organizar nuestros paseos con suficientes medidas de seguridad, guardando las debidas distancias y respetando las recomendaciones sanitarias, hemos decidido dejar los paseos para mejor ocasión.
En cualquier caso, invitamos a todos a que se organicen sus paseos por nuestra vía verde, con ritmo pausado, como siempre lo hemos hecho, sin prisa, deteniéndose a descubrir nuevos paisajes y elementos, saboreando el camino y deteniéndose a leer los numerosos paneles explicativos colocados a lo largo del trazado. En definitiva, conociendo y reconociendo el patrimonio.
Por el bien de todos, ¡no se olviden de la mascarilla!
Y si quieren más información de lo que están viendo, no duden en contactar con nosotros ni en acudir a la ya importante bibliografía que hay sobre nuestros ferrocarriles, nuestras minas y nuestras industrias. Deléitense con algunos de los libros publicados sobre el tema y aprovechen estos largos días de verano para hacer un interesantísimo paseo por nuestra historia.
¡Sigue leyendo esta entrada...!

viernes, 17 de julio de 2020

La suerte de La Maquinilla



Somos una asociación afortunada. Y lo afirmamos no sólo porque hemos conseguido o estamos consiguiendo  aquello   que nos propusimos  hace ya algunos años  o incluso más sino porque siempre hemos tenido de nuestro lado a la gente corriente.
Ninguno de nuestros logros hubieran sido posibles sin vosotros.  Tal vez sea por eso que cada éxito  obtenido, cada paso dado hacia la consecución de las metas marcadas lo compartimos con el público.  Llevamos tantos años juntos que apenas tenemos secretos sobre nuestra manera de sentir, sobre nuestra manera de hacer las cosas. Si de algo estamos orgullosos durante todo este tiempo  es que apenas hemos cambiado de rumbo,  que nos hemos desviado muy poco de nuestros deberes ciudadanos y que siempre hemos cumplido con la palabra dada.
Poco hemos cambiado desde 2011. Sin embargo, algo que si ha cambiado, para bien, es el tamaño de aquello que hacemos. En pocos años hemos pasado de plantar arbolitos de 10cm. en una plataforma ferroviaria abandonada, de hacer protectores , de organizar  marchas reivindicativas o recogidas de firmas hemos pasado a restaurar chimeneas,  a mantener una vía verde de 15 kilómetros y  a ser agentes promotores  de nuestro Patrimonio Industrial.
No hace falta ser muy inteligente para entender que todo esto se mueve con dinero. En estos últimos 10 años hemos aceptado que parte del presupuesto  para  el funcionamiento de nuestro colectivo  se cubra con dinero de nuestro bolsillo y de nuestro esfuerzo (charlas, conferencias, rutas guiadas, venta de libros, etc.) y hemos de decir que tampoco nos importa seguir haciéndolo. El problema es que ya no es suficiente.  Da para lo que da. Si queremos continuar mejorando la situación de nuestro Patrimonio Industrial necesitamos vuestra ayuda.
Por ello, por segundo año consecutivo hemos puesto a la venta lotería de Navidad.  El número es 77060. El precio es de 23 Euros, 20 para el décimo y 3 de donativo.
El año pasado logramos repartir, al menos el reintegro de las cantidades investidas. Esperamos que el próximo 22 de Diciembre sea mucho más. No obstante, al margen del resultado, debes pensar que jugando la suerte La Maquinilla ganamos todos ¡Colabora!

Reservas en el 637544156y 607423069


Tu donativo vale para algo. Sólo tienes que darte un paseo por la Vía Verde


Con tu dinero educamos en nuestro Patrimonio a los más jóvenes. Guía didáctica de los Cercos Industriales





Un donativo para el beneficio de todos. Obras de la chimenea

¡Sigue leyendo esta entrada...!

viernes, 10 de julio de 2020

Ocio para muchos y riego para algunos en la Vía Verde de La Maquinilla



Paco Rodríguez, uno de svoluntarios regando los árboles de La Maquinilla, cerca de Belmez


En la Vía Verde de La Maquinilla, entre Belmez y Peñarroya-Pueblonuevo, hay más de 500 árboles plantados. Si muchos de ellos han sobrevivido  y dan sombra a los usuarios que la usan en estos días de verano y primavera ha sido gracias a la labor de los voluntarios de nuestra asociación. Ellos y sólo ellos  con tesón, paciencia y constancia año tras año han dejado  sus quehaceres  y placeres habituales para crear y mantener la vida  a un espacio que  en tiempos cercanos era un auténtico erial. En una época en la que se buscan héroes para todo, la vía verde también tiene los suyos, un poco más anónimos, pero héroes al fin y al cabo. 


Plantones de casuarina donados por Peñón Gym Club el pasado invierno

En este año, como en los anteriores,  nuestra gente vuelve calzarse los pantalones largos, las botas de media caña y la gorra para que la gran variedad de árboles que nos alegran la vista y nos protegen del sol durante la ruta sea cada vez más amplia y cree una masa forestal más grande.
Lógicamente, el número de días que dedicamos a esta labor se ha ido reduciendo desde los inicios, en tanto que muchos de los ejemplares plantados son especies autóctonas y ya  no necesitan el  apoyo el hídrico de los primeros años. No obstante, cada invierno sembramos nuevos árboles procedentes de donaciones ciudadanas así como plantones de nuestra propia cosecha o incluso árboles de nuestros Ayuntamientos. 
Tramo desbrozado de la Vv. de La Maquinilla por el Ayuntamiento de Belmez

Así, este año estamos poniendo especial esmero en el cuidado de  las 30 nuevas yucas, las más de 50 casuarinas y los 30 pinos piñoneros del parque periurbano de Peñarroya-Pueblonuevo y las más de 50 casuarinas y 10 algarrobos que ocupan los huecos de árboles secados en años anteriores; todo ello sin olvidar algunos árboles con cierta longevidad que reciben  su dosis cuando lo consideramos oportuno.
Para poder llevar a cabo esta labor necesitamos la colaboración de nuestras administraciones. Así, el Ayuntamiento de Belmez, un año más vuelve a ceder un vehículo con remolque y cuba  para facilitarnos la labor, manifestando su compromiso con  nuestro colectivo y con la infraestructura. Asimismo, ha iniciado los desbroces de las cunetas de la Vía Verde con personal propio, desde el kilómetro 0 hasta el kilómetro 5,4 con el fin de salvaguardar las vidas de los árboles en caso de  incendio, mejorar el bienestar de los usuarios y la estética de la vía. Actualmente los trabajos que se están desarrollando van por el kilómetro 3. 

 
No perdemos la esperanza de que  Ayuntamiento de Peñarroya-Pueblonuevo se sume a esta iniciativa en este periodo estival  y pueda desbrozar su parte, desde el kilómetro 7,8 al 5,4, algo que hasta la fecha jamás  ha ocurrido desde la inauguración de la vía verde en 2013. Los numerosos visitantes tanto locales como foráneos, sin duda, lo  agradecerán. De momento, este verano  este Ayuntamiento  han empezado bien limpiado las papeleras y el  parque periurbano hace dos semanas.

En definitiva, que nuestro colectivo y nuestros Ayuntamientos   también trabajan en verano en la vía verde para que tú disfrutes de tu cultura, de tu tiempo y de tu patrimonio industrial, sólo o con tu gente. No te pedimos que vengáis a ayudarnos, porque ya sabemos que no lo hacéis. Sin embargo, si  respetáis la ruta y su entorno  también estáis contribuyendo a que el primer camino de la comarca en importancia y en tráfico sea  mejor. 

Torquemada Junior regando en una instantánea del año pasado


¡Sigue leyendo esta entrada...!