viernes, 19 de julio de 2019

Cordópolis no se entera (o no se quiere enterar)


Obras en la Vía Verde del Guadiato. Maquinaria de la empresa 
Miguel Sáez sobre la traza del ferrocarril Peñarroya-Puertollano
la semana pasada

Ante las diversas noticias que el medio de comunicación digital Cordópolis está publicando sobre el proyecto de Vía  verde del Guadiato en los últimos meses  y como colectivo que representa los derechos, intereses y las necesidades de la comarca del Guadiato en materia de vías verdes queremos manifestar nuestro malestar por  la imprecisión de las informaciones  y la falta de rigor periodístico de quienes las redactan:

https://cordopolis.es/2019/07/10/encargan-la-obra-para-poner-en-servicio-la-cuarta-mayor-via-verde-de-andalucia/?fbclid=IwAR2vXy3mWs4K67jKP4q8Ykvh45_lyzI4gCHKc9U5QVii9MlnupOAFkUg3NE

https://cordopolis.es/2019/04/18/del-carbon-al-cicloturista-la-cuarta-via-verde-mas-larga-de-andalucia-unira-al-guadiato-con-los-pedroches/

En este sentido
, aclaramos que:

1)Es falso que el tramo adjudicado vaya a unir Belmez con Peñas Blancas, sino Belmez con Cortijo Nevado, en una primera fase. El tramo de Peñas Blancas ya ha sido arreglado por el Ayuntamiento de Villanueva del Duque en 2017.

2)Es falso que todo el tramo vaya a ejecutarlo íntegramente Diputación de Córdoba. La parte más compleja y larga la ejecuta el Ministerio de Agricultura , Pesca y Alimentación a través de una licitación aún pendiente de realizar cuando se resuelvan algunos trámites  administrativos.

3)Es falso que el trazado vaya a discurrir íntegramente por el ferrocarril Peñarroya-Puertollano, ya que el trazado tiene una discontinuidad de 2 kilómetros y medio debido a la enajenación de los terrenos por parte de un particular en los años 90.

4)Es falso que el tramo de Villanueva del Duque a Belmez se llame Vía Verde de La Minería. Actualmente hay 4 denominaciones para los diferentes tramos: Vv. de Peñarroya-Pueblonuevo, Vv. de la La Maquinilla, Vv. del Guadiato y y Vv. de La Minería.  Sobre la denominación unitaria aún no se ha decidido nada, en tanto que no se han reunido aún los gestores de las respectivas vías verdes: Ayuntamientos de Peñarroya-Pueblonuevo, Belmez, Villanueva del Duque y Fuente Obejuna. Es más, ni siquiera se ha planteado una reunión todavía. 

5)Es falso que la vía verde de La Maquinilla una Peñarroya con Puertollano. La Maquinilla fue  un  ferrocarril minero de ancho español que unía Belmez-Peñarroya y El Porvenir de la Industria, diferente del ferrocarril métrico Peñarroya-Puertollano, cuya plataforma ferroviaria ha tenido que utilizarse ante la desaparición de la equivalente de vía estrecha entre estos dos pueblos. Además, existen problemas patrimoniales insalvables y enajenaciones que impedirían en el futuro unir estos municipios por medio de este trazado ferroviario.

6)La declaración de interés público del trazado de ferrocarril Peñarroya-Puertollano por parte del Estado no tiene relación con los trabajos que ejecuta Diputación de Córdoba, sino por parte del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Es lamentable, además de antidemocrático, que en menos de 20 líneas de noticia se cometan tantas inexactitudes  que bien podían haberse evitado realizando  una simple llamada al Ayuntamiento de Belmez, o escribiendo un correo electrónico a nuestro colectivo.

Desde aquí, denunciamos públicamente la pésima cobertura que Cordópolis está haciendo del Proyecto de Vía Verde del Guadiato, al tiempo que apelamos a la responsabilidad del director de este medio de comunicación para que mejore la calidad de estas informaciones, rayanas con las fake news.

Una cosa es tener libertad de información y otra muy diferente es faltar a la verdad de forma sistemática tal y como queda demostrado en ésta y otras crónicas de este medio de comunicación sobre el mismo asunto.

Los gestores del este periódico digital deben saber que su negligencia informativa genera bulos, rumores y confunde a la población local y comarcal. Nuestra gente y nuestra tierra, después de todo lo que ha sufrido y peleado para conseguir esta infraestructura, verdaderamente, merece un mejor trato informativo que el que está recibiendo.

Por el bien de todos y por el prestigio de su medio de comunicación, les rogamos que se tomen en serio su trabajo periodístico y que, si no tienen datos fehacientes o contrastados por parte de alguna voz autorizada o no les apetece buscarlos, que se abstengan de publicar informaciones sobre este particular.

Es más honesto no informar a redactar noticias que no tienen veracidad.

Por lo demás, felicitamos a nuestra gente por el inicio de las obras en la Vía Verde del Guadiato al tiempo que les rogamos que para saber sobre este asunto acudan a fuentes autorizadas como el blog de La Maquinilla, el Excmo. Ayuntamiento de Belmez o el Área de Medio Ambiente de Diputación de Córdoba.


¡Sigue leyendo esta entrada...!

viernes, 12 de julio de 2019

El Cerco Piedra a Piedra, un libro necesario


En la actualidad cada día empieza a ser  normal la aparición de libros y bibliografía  relacionados con la historia ferroviaria e industrial de nuestros pueblos. Quizá para muchos  esta sea una cuestión menor o sin importancia, pero la comarca del Guadiato  hasta la fecha  destacaba  precisamente por estar a la cola de las zonas mineras más importantes  de España en cuanto a investigación y documentación bibliográfica.

Es por ello que ya el hecho de que aparezcan más obras de esta temática  merece una mención especial, puesto que la aparición de libros es señal de que hay interés por conocer, si bien es cierto, que la mayoría de los títulos llevan la firma de escritores locales.

Sin desmerecer el enorme esfuerzo que realizan nuestros escritores,  necesitamos la participación de la universidad andaluza, especialmente, y la del  mundo académico en general  para ampliar nuestras fronteras en autoconocimiento. Los indicios y los numerosos estudios que vienen  de la gente joven parecen indicar que alcanzaremos ese horizonte en muy pocos años.

Sin embargo, pese a los avances manifiestos en esta materia, había una asignatura pendiente: no había ningún libro sobre los Cercos. Tan sólo había información desperdigada en diversas publicaciones, periódicos y redes sociales en relación a este elemento fundamental para entender el devenir de nuestra tierra. 
Un libro profusamente ilustrado y documentado


Es por ello que desde nuestro colectivo no pudimos sino celebrar la noticia de que por fin, dos ciudadanos de Peñarroya-Pueblonuevo, Maribel Payer y Francisco Javier Aute, habían tenido la iniciativa de ordenar y sistematizar toda  la información que  a lo largo de  sus trayectorias profesionales habían ido recabando. El resultado fue “El Cerco Industrial de Peñarroya-Pueblonuevo, piedra a piedra”.
La perentoriedad de otros asuntos relacionados con nuestro trabajo y la falta de tiempo (recordamos a todos que ninguno de los que pertenecen a la asociación vivimos de esto) no han permitido explicar nuestro punto de vista  sobre ello como se merece o, al menos, hacer una reseña  en este espacio.

Podríamos calificar la obra de enciclopédica, tanto por su extensión como por la precisión de los datos que se recogen.

Para aquellos que todavía estén dudando en adquirir un ejemplar por su  aparente elevado precio (35 Euros) comentamos que las  fotografías  históricas, algunas inéditas hasta la fecha, como la que retrata a Charles Ledoux en el tejado de la fundición de plomo y la precisión de los gráficos, textos y planos merecen que nos rasquemos el bolsillo.
Planos y fotografías inéditas harán las delicias de los 
grandes curiosos e investigadores


El libro tiene 564 páginas y está estructurado en dos partes, básicamente: por una lado, una de justificación histórica, en la que se habla de los antecedentes de los Cercos, como la minería del carbón, la solución del problema del transporte o los acuerdos económicos de los prohombres y gente noble de aquella época para transformar y aprovechar los recursos mineros y, por otro lado, un análisis pormenorizado de cada edificio y estructura incluido en los Cercos, compuesto por fotografías, planos de ubicación, estado de conservación  e historia   de cada uno.

No es un libro para leer en una sentada, tanto por el volumen de la información como por la elevada cantidad de datos técnicos, que lógicamente, son necesarios en un libro que habla sobre una industria compleja como la que hubo aquí. Pero, a cambio, la forma tan sistematizada de presentación permite estudiar los edificios a sorbos, ficha a ficha.

Por otra parte, también añadir, que gran parte del libro está basado en la documentación del expediente presentado a la Delegación de Cultura de la Junta de Andalucía para la Declaración BIC del Cerco Industrial y otros elementos presentado en 2005, por lo que esta información puede considerarse también  un hito en la historia de Los Cercos.

Desde este humilde medio de comunicación, damos las gracias a los autores por este trabajo  desinteresado  al tiempo que les felicitamos por la edición de esta publicación pionera y, sobre todo, necesaria,  para afianzar las  cultura patrimonial en nuestra comarca.

 Si desean adquirir el libro, pueden ponerse en contacto con nosotros a través de nuestro correo electrónico  y les indicaremos dónde.




Maribel Payer y FJ Aute, autores de un  libro clave para
nuestra cultura

¡Sigue leyendo esta entrada...!

viernes, 5 de julio de 2019

LECTURA PARA UNA NOCHE DE VERANO


Tres meses después de ver la luz, el próximo 10 de julio se presentará el libro 150 Años de Ferrocarril en Belmez.
Habrá quien piense que la cosa se hace con un poco de retraso, pero hay que reconocer que este año la primavera estuvo plena de acontecimientos, por lo que era difícil encontrar un hueco: Semana Santa en abril; Cruces, patios, escalera del Castillo, San Isidro y elecciones generales en mayo, y elecciones municipales, graduaciones varias y fin de curso en los colegios en junio.
Es por eso por lo que tanto desde el Ayuntamiento de Belmez, como desde La Maquinilla se planteó retrasar la presentación del libro hasta que la cosa estuviera más tranquila, decidiéndose finalmente que se haría el 10 de julio.
Para este acto se ha elegido un lugar emblemático para el ferrocarril en Belmez: La estación de Belmez-Ermita, felizmente reciclada a piscina municipal, en cuya terraza dedicaremos la noche a repasar algunas cosas de esos 150 años de nuestros trenes.
El acto comenzará a las diez de la noche y pretende ser un tanto informal, a modo de tertulia con los asistentes, con el solo fin de pasar un rato lo más entretenido posible, recordando a grandes rasgos el contenido del libro y repasando el porqué y el cómo de su publicación.
No se puede dejar de agradecer a José Porras, alcalde de Belmez, su predisposición con esta presentación, y a Verónica Hernández, por sus gestiones para que el acto llegue a buen puerto. También hay que agradecer a Antonio García Obrero las facilidades que ha dado para utilizar la terraza de la piscina municipal.
Aunque ya contaremos cómo ha ido el acto, poco más hay que añadir por ahora, recordando que será a las 10 de la noche y que, tal como está el tiempo, si la noche sale veraniega, pasaremos una agradable velada, pero si sale algo fresca, será mejor llevarse una rebequita…  

Décadas después de su cierre, nos reuniremos en la estación de la estrecha para hablar de nuestros trenes


¡Sigue leyendo esta entrada...!

viernes, 28 de junio de 2019

Nueva maqueta del modelista Albert Cartagena sobre el ferrocarril Peñarroya-Puertollano


Maqueta de la Estación de Alcaracejos-Villanueva del Duque en el pasado encuentro
de Pithiviers


En más de una ocasión hemos en este medio de comunicación hemos hablado del villaduqueño  Albert Cartagena, de su afición por el modelismo ferroviario y de su fabuloso  proyecto de reproducción de la estación de Minas de Soldado.

Incluso el año pasado la localidad de Belmez pudo disfrutar de este excelente diorama con motivo de la presentación de nuestro libro "La Maquinilla. Ferrocarriles de Belmez y Peñarroya". 

Aunque tiene su residencia en Cataluña, este modelista aficionado tiene una pasión superior a ésta y es visitar su pueblo siempre que le es posible. Ello le ha llevado a exponer sus trabajos en varias ocasiones y con motivo de la Semana del Turismo  organizada por el Ayuntamiento de Villanueva del Duque.  

Aunque existen numerosas concentraciones en las que se conectan módulos realizados por aficionados y profesionales a nivel nacional, es cierto que muy pocos permiten la conexión de módulos de vía estrecha, puesto que éste último es un "género" del modelismo ferroviario más minoritario.

Es por ello que siempre que puede, Albert, acude con sus dioramas y con su automotor Billard,  construido expresamente para estas maquetas,  a encuentros que permiten conectar vías y estructuras a esta escala.

Foto panorámica de la Estación de Alcaracejos-Villanueva del Duque


Así, los días 1 y 2 de junio, con motivo del encuentro anual que la Federación Francesa de Amigos del Ferrocarril organiza en la localidad de Pithiviers y en representación de la Federació Catalana d’Amics del Ferrocarril Albert presentó  los nuevos  módulos de la estación de Alcaracejos-Villanueva del Duque en la antigua línea del ferrocarril de vía métrica que unía Fuente del Arco.

La maqueta tuvo una buena aceptación entre los expositores franceses y sobre todo la reproducción del Billard A150 D7 y de las marmitas funcionales.

Los visitantes se interesaron por el parecido de los edificios e instalaciones del Peñarroya con los de su red ya que desconocían que gran parte del capital social de la Sociedad Minera y Metalúrgica de Peñarroya, constructora de la línea, era francés.

En los siguientes enlaces podréis verlos:


La actividad no sólo sirvió para exponer los trabajos de las diversas asociaciones de modelistas ferroviarios, aficionados o profesionales, sino que fue un punto de intercambio de piezas y elementos entre artesanos del ferrocarril a escala como parte de un excelente mercadillo en el que  no había nada de segunda mano.  

Desde aquí agradecemos a Albert su gran  labor de difusión de nuestro Patrimonio ferroviario,  su esfuerzo en la recuperación de la memoria ferroviaria de nuestros pueblos al tiempo que le animamos a seguir reproduciendo las estaciones de la zona norte de Córdoba ¿Para cuándo la estación cabecera de esta línea?

Entre todos, modelistas, escritores, sociedad civil e instituciones locales, estamos consiguiendo colocar el la línea Peñarroya-Puertollano a la altura de la importancia que tuvo en la historia ferroviaria española.  

Mercadillo de este encuentro ferroviario

Albert Cartagena con su módulo de la
estación de Alcaracejos-Villanueva del Duque






Una instantánea de un diorama en este encuentro de modelistas ferroviarios



¡Sigue leyendo esta entrada...!

domingo, 23 de junio de 2019

Tal como somos



Basura recogida antes de ayer por vecinos de 
Peñarroya-Pueblonuevo en el parque periurbano
Hablamos de los vecinos que lo ensucian, pero nunca  hablamos de los 
que lo  limpian
Quienes se mueven en redes sociales a nivel local o hablan con amigos, vecinos o compañeros de trabajo estarán de acuerdo en el elevado número de malas noticias sobre nuestros pueblos o nuestra tierra que circulan sin control: suciedad, abandono, despoblación, paro, drogadicción, vandalismo, despreocupación social o política… todos estos hechos que no ponemos en duda  están protagonizados por personas o grupos de personas de nuestra zona  nos ofrecen una realidad ciertamente descorazonadora y sin duda decepcionante sobre nosotros mismos  y de la sociedad que hemos construido.

Con este panorama, ciertamente, a ninguno le extraña que muchos  de los que aquí vienen con un proyecto del tipo que sea  deseen vivir o trabajar aquí o que nuestros jóvenes tengan como primera opción abandonar este lugar.

Sin embargo,  algunos ejemplos o hechos que llevan acontecimiento a nuestro alrededor desde que fundamos el movimiento de la maquinilla deben hacernos reflexionar sobre si verdaderamente contamos sólo una versión parcial e injusta del relato.

Así, en los últimos meses hemos comprobado como en la vía verde de la maquinilla  ha aparecido una decena de  nuevos árboles plantados por gente anónima  que  cuenta con su correspondiente cuidado o cómo ciudadanos se  acercan espontáneamente cuando estamos realizando labores de mantenimiento (riegos, poda, tutorización de árboles) para ofrecer su ayuda de forma autónoma, es decir, por su cuenta  incluso cuando nosotros no estamos presentes. 
Agustín Paños. Hablamos de los vecinos que rompen árboles
pero no  hablamos de los vecinos que los protegen


Paco Rodríguez
Gastamos tiempo y palabras hablando de quienes
roban árboles en la vía verde pero no hablamos
de los que los cuidan


Este es el caso, por citar un ejemplo de Agustín Paños,  que  por su cuenta ha estado limpiando los árboles de la vía verde que poseen exceso de vegetación entre el kilómetro 4 y 5 para evitar que se sequen y prevenir su muerte segura  en caso de incendio, ya que los respectivos Ayuntamientos gestores aún no han podido desbrozar.

Igualmente son numerosos los peñarriblenses que ya se suman a  la limpieza  del parque periurbano mes tras mes para preservar  un espacio referente de este municipio.

O qué decir de Miguel Ángel Gálvez, que lleva viviendo literalmente en la chimenea  de la fábrica de papel, de día y de noche, desde hace dos meses para que todos podamos disfrutar dentro de poco de este  monumento.

Protección Civil de Peñarroya-Pueblonuevo
Hablamos de los vecinos que destrozan el Patrimonio Industrial, pero
no hablamos de quienes ayudan a recontruirlo


Mención aparte merecen los miembros de Protección Civil de Peñarroya-Pueblonuevo, que han hecho acopio de 700 ladrillos en el primer Cerco para la reconstrucción de la chimenea y el área adyacente.

¿O qué me dicen de Helena Velayos, directora de la Litoteca, que ha donado 150 Euros de su bolsillo para el adecentamiento del testero colindante con la chimenea de la fábrica de papel? ¿Seguimos? Porque hay más, pero no queremos aburrir. 


Miguel Ángel Gálvez
Hablamos de los ciudadanos irresponsables, pero nunca hablamos
de nuestros ciudadanos comprometidos


Las pequeñas heroicidades cotidianas que realizan estas personas y otras en diversos ámbitos que seguramente no conocemos se cuentan por decenas y sin embargo nunca tienen repercusión en ninguna red social o conversación local,   se obvian o son censuradas voluntaria o involuntariamente  para no estropear ese guión de vagancia, despreocupación y egoísmo que con tanto esmero hemos ido redactando casi en las últimas décadas y en el que parece que nos sentimos más cómodos.

Es por ello que siempre que nos es posible   tratamos de contar historias reales  de conciudadanos reales que nos reconcilian con nuestra sociedad, que hacen mejor nuestro día a día y, sobre todo, que dan un poco de esperanza a quienes decidimos o pudimos  quedarnos a vivir en este lugar olvidado.
Helena Velayos. Hablamos de los funcionarios que pasan de los problemas
 de nuestros municipios pero no hablamos de los funcionarios comprometidos
con nuestros pueblos
Desde este medio de comunicación reivindicamos el derecho  a crear un relato justo y objetivo de nuestra forma de ser. Si miráis a vuestro alrededor con verdadera honestidad estamos seguros de que encontraréis a alguien cercano que trabaja desinteresadamente para crear un pueblo mejor.

Es cierto que aquí vive gente  que probablemente merece todo lo negativo que nos ocurre, pero  también lo es que por cada uno que lo merece hay otro que no, que pelea el doble por los que no lo hacen, que al menos tiene la dignidad de  intentarlo y que se revela frente a la derrota.

No conozco una sociedad que hable peor de si misma que la nuestra. Esa actitud  nos afecta más que la pobreza económica. Por favor, hagamos un esfuerzo por contar la verdad, que no es otra cosa que explicar, además de lo malo, aquello de  bueno que anida en nuestra sociedad civil y nuestro sector económico.

Respetamos que no puedas o no quieras ser como ellos. Cuenta, al menos, el bien que hacen.

Talleres Cubillo
Puerta arrancada en la vía verde de La Maquinilla la semana pasada
a la altura de Peñarroya-Pueblonuevo.
Hablamos de la gente que rompe, pero nunca hablamos de la gente que arregla


¡Sigue leyendo esta entrada...!

jueves, 13 de junio de 2019

Una charla en la radio con los amigos de siempre



La causa del Patrimonio Industrial del Guadiato y muy en particular el de las vías verdes no tendría mucho sentido sin la ayuda de los medios de comunicación locales. A ellos les debemos el haber dado visibilidad a estas causas perdidas que ya no lo están tanto.

Es gracias a estos vecinos que además de esta condición tienen por afición el periodismo en nuestras localidades y muy especialmente en Peñarroya-Pueblonuevo que ha sido posible invertir de negativa en positiva las percepción que nuestra gente tiene sobre su Patrimonio cultural y, lo que es más importante, ha facilitado que nuestra voz suene tan fuerte hasta alcanzar las altas instituciones del Estado.

Tantos años de brega, entrevistas, polémicas, alegrías, enfados  y decepciones compartidas a través del papel, de una pantalla de ordenador o de las ondas crean una relación de confianza probablemente mucho más estrecha entre los protagonistas de la noticia y quienes la cuentan, un vínculo que va más allá de la mera formalidad de entrevistado y entrevistador.

Quizá sea por eso que algunos de los cronistas aficionados de nuestros pueblos también les llamemos amigos.

Entre todos ellos, los integrantes del programa SER Viajeros Guadiato son aquellos  informadores con los que hemos pasado más tiempo en los últimos tiempos. Tenemos que decir con orgullo que hemos sido invitados habituales en sus programas que y su Director, José Alonso Ballester, ha mostrado  desde el principio una gran sensibilidad por los objetivos de nuestra Asociación, especialmente cuando nuestra labor y nuestra árida temática era especialmente difícil  de comprender para el ciudadano medio, algo por lo que siempre le estaremos eternamente agradecidos.

Por otra parte, tampoco  nos sentimos más especiales por este motivo, ya que  es bandera de  este espacio radiofónico dar voz  a olvidados y a los que nunca la tienen.

Gracias a su interés hemos podido contar el desarrollo del proyecto de vía verde, próximo ya a su culminación, nuestras reivindicaciones en relación a ella, el Día del Cerco, el  proyecto Conecta240 o la iniciativa ciudadana de restauración de la chimenea de la fábrica de papel, amén de otras actividades organizadas  con Centros Educativos en relación de la temática patrimonial.

Por motivos laborales no siempre  escuchamos el programa de los viernes, pero estamos seguros de que, al igual que nosotros, muchos colectivos y ciudadanos que hacen o intentan  algo para mejorar la vida en nuestros  vecinos aquí han tenido un sitio donde poder reivindicar, publicitar su causa, desahogarse, o, simplemente denunciar algo que no funciona en esta comarca. También lo mucho y bueno que  hace nuestra gente, en un territorio tan necesitado de ejemplos y buenas prácticas de ciudadanía, esfuerzo y trabajo cooperativo. Ello eleva  este programa, a nuestro juicio, a la categoría de servicio comarcal necesario y a quienes lo hacen posible a servidores públicos.

De ahí que si ellos  te invitan a una fiesta que dan en su casa sea imposible decirles que no.

El próximo sábado, 15 de Junio,  SER Viajeros Guadiato organiza la segunda jornada de clausura de su temporada. Como estaremos entre amigos, no diremos de forma solemne que tendremos el honor de estar allí, sino que será un placer echar un rato en la Casa de la Cultura de Peñarroya-Pueblonuevo con ellos hablando de lo que hablan los amigos: de nuestras alegrías, de nuestros recuerdos y  de nuestras penas, que también las hay. Con total confianza.

Compartiremos mesa entre actuación y actuación con Lucía Daza, Campeona de España de Gimnasia, El grupo de teatro La Tarima, el club de Gimanasia Rítmica Alto Guadiato, la Tuna Terrible y Ana Rosa Gómez junto a su grupo de baile.

No nos cabe duda de que lo pasaremos bien. Estáis invitados.
Algunos miembros de la Asociación La Maquinilla


¡Sigue leyendo esta entrada...!

jueves, 6 de junio de 2019

Voluntariado empresarial para recuperar nuestra chimenea


OSVA S.L. con la restauración de la chimenea
 de la fábrica de papel

Dentro de unos meses, cuando las restauración de la chimenea de la fábrica de papel haya finalizado y luzca como un faro en la noche del Guadiato es muy probable que muchos de los que pasen por la carretera nacional o incluso algunos de los peñarriblenses que viven en el pueblo o fuera de él  no caerán en la cuenta de la proeza ciudadana que ha supuesto este proyecto.

Empiezan a olvidarse los 17.000 Euros recaudados y los más de 500 ciudadanos anónimos y más de 120 empresas que han apoyado económicamente el proyecto.

Quienes entienden de obras  saben que esas cantidades, aunque importantes para un proyecto de cooperación social,  son exiguas  cuando se trata de poner en valor una estructura de ladrillo que equivale a un edificio de 10 plantas, con  más de 100 años de antigüedad, que han sido  sometido a estrés medioambiental e industrial y que para colmo ha  permanecido  abandonada durante los últimos 50.


Para lograr el objetivo sin fracasar en el intento sabíamos que  sólo había una salida posible:  la búsqueda  capital humano voluntario, es decir, que trabajara por amor al arte, y, por supuesto, aplicar medios técnicos de forma gratuita ¿Sería posible lograr tanto en un municipio con fama de individualista e insolidario? Los tópicos invitaban a que no lo lograríamos.

Óscar Medina, de OSVA S.L. prestando valioso material
técnico y asesoramiento para la puesta en valor de nuestra
chimenea


Finalmente, la  realidad y el trabajo del día a día ha terminado por demostrar cuán falso era ese tópico. Y no lo afirmamos por el hecho de que hayan trabajado en la chimenea 25 ciudadanos anónimos de Peñarroya-Pueblonuevo o porque el dueño de la misma  haya querido cederla al municipio, que ya son actos de generosidad dignos de mención, sino porque las empresas constructoras de la localidad más preparadas están dedicando maquinaria, elementos y personal para poner en valor nuestra chimenea.

Si hace unos meses comentamos que Maribel Payer había aceptado  redactar y coordinar el proyecto de restauración  sin apenas compensación económica, en la últimas semanas se  ha sumado  Construcciones OSVA, con la cesión de maquinaria de corte, andamiaje de seguridad  además de ofrecer  asesoramiento técnico,  ICM,  realizando labores de derribo, desescombro,  zanjas,  explanación del área para visitantes, pese a que ya en el inicio donó una importante cantidad de dinero, y el pintor Emilio Rayego, que va a adecentar de manera gratuita la fachada de la litoteca del IGME (a la colaboración de esta entidad dedicaremos una entrada la semana que viene).


Amador Marcado,  de ICM, todo un modelo de  colaboración
en proyectos como  la Vía Verde y nuestro Patrimonio Industrial

La contribución de estos tres  empresarios, Óscar Medina, Amador Marcado y Emilio Rayego,  ha sido y está siendo fundamental en la creación de un espacio digno para nuestro monumento, un entorno en el que todos  podamos sentirnos gustosamente representados,  motivo por el cual mostramos nuestro orgullo por ser vecinos suyos   a la vez que  agradecimiento, por su calidad humana.

He aquí un ejemplo más, y ya van unos cuantos, de que Peñarroya-Pueblonuevo no sólo está lleno de  vividores, detractores y mala leche, como muchos piensan, sino que en  esta comunidad  también residen  ciudadanos comprometidos, con  ganas de levantar el pueblo por encima del aspecto económico y que saben trabajar en equipo. 

La preciosa fachada de la litoteca del IGME próxima a la chimenea será recuperada
 gratuitamente por el empresario Emilio Rayego
El material, valorado en 150 Euros ha sido donado por la directora 
de esta institución, Helena Velayos

Quizá muchos no lo sepan o no se enteren, pero quienes aman nuestro Patrimonio Industrial, que cada día son más afortunadamente, tienen una deuda de gratitud con estos empresarios que ya bastante tienen con  luchar cada mañana para sacar adelante sus respectivos negocios y que han decidido embarcarse en este proyecto sin retorno.

Dejemos de mirarnos el ombligo y empecemos a valorar a nuestra sociedad con un poco más de optimismo, porque aquí, muy cerca, tenemos a gente  dispuesta a echar una mano para construir un municipio mejor. 

Estos empresarios si que son, verdaderamente,  nuestro auténtico patrimonio. 


Una parte  del área de visitantes de la chimenea
Los materiales están siendo donados por el Excmo. Ayuntamiento de 
Peñarroya-Pueblonuevo


Reconstrucción del acceso al conducto subterráneo
de evacuación de humo de la chimenea
 que conectaba con la fábrica de papel



¡Sigue leyendo esta entrada...!

jueves, 30 de mayo de 2019

Sonrisas y lágrimas en Alcora



En nuestra ya larga singladura como colectivo (8 años de dan para mucho) hemos tenido la oportunidad de visitar numerosos municipios y comarcas de España y Europa que viven parecidas circunstancias en las nuestras o que mantienen algún tipo de vínculo con nuestras localidades desde un punto de vista industrial o cultural.

En todas ellas, la Asociación La Maquinilla imparte conferencias y charlas sobre lo que hacemos aquí, con la satisfacción de que despiertan el interés de los presentes o, como mínimo, ofrecen una imagen de nuestra sociedad actual y avanzada dentro de nuestra limitación de medios. A cambio, en estos foros aprendemos una barbaridad. De hecho, no nos ruboriza confesar que un buen número de ideas o proyectos  que aplicamos en nuestra comunidad están basados en  ideas de otros grupos de ciudadanos y/o profesionales ajenos que comparten nuestras inquietudes.  A  nuestros compañeros de conferencias siempre damos las gracias por todo aquello que nos enseñan.

Sin embargo, hay visitas que dejan más huella que otras, sobre todo, si tienen un nivel de implicación emocional mayor. Eso es precisamente lo que nos ha ocurrido durante nuestra visita a Alcora.

Como saben, esta localidad castellonense acogió a toda una generación de peñarriblenses y belmezanos  tras el cierre paulatino de la minas de nuestra comarca durante los años 90 del siglo XX. Habíamos oído  que se  marcharon muchos,  que algunos volvieron por inadaptación  y que otros se largaron de allí  a otras partes de España como consecuencia del pinchazo de la burbuja inmobiliaria. Pero nunca creímos que tantos.
Una panorámica de las industrias azulejeras de Alcora, en Castellón

A nuestra llegada, supimos que casi un millar  de los algo más de diez mil ciudadanos de esta localidad próxima a Castellón son vecinos nuestros o descendientes de éstos, es decir, que  muchos de estos habitantes ya no son emigrantes interiores sino que  pertenecen ya a la segunda generación, lo que no deja de ser un dato increíble.

En este lugar  decir que eres de Peñarroya o de Belmez es como decir que eres de Villareal o de Castellón, vamos, un pueblo cercano y, por supuesto, amigo.

Los peñarriblenses y belmezanos han estado siempre integrados y valorados por la población local,  contradiciendo  los clichés y noticias negativas que llegaban a nuestra zona  basadas en prejuicios,   actitudes xenófobas o el supremacismo más que con la realidad.

El sector cerámico en la localidad, pese a la crisis del ladrillo, continua pujante y ha sabido adaptarse a los cambios que ha impuesto el  mercado mundial, quedando en los alrededores del casco urbano de Alcora más de una decena de instalaciones industriales de gran tamaño, automatizadas y algunas pertenecientes  multinacionales  establecidas  por familias locales, con lo que el futuro de esta localidad queda garantizado para los próximos años, aunque sin triunfalismos. 
Real Fábrica de Cerámica de Alcora, un Patrimonio Industrial BIC
a conservar. En la actualidad se encuentran elaborando el 
Plan Director


El Museo Cerámico, anfitrión de las jornadas a las que fuimos invitados,  está gestionado por dos funcionarios a tiempo completo, con  vocación,  muy motivados  y capacitados  para desempeñar su labor. Al   acceder a sus instalaciones  uno tiene la impresión de que aquel es un lugar vivo, en continua evolución y con el desorden propio de los espacios donde se  ejercita la imaginación, siendo lo más relevante las aulas destinadas a talleres para  niños y jóvenes, amplias y luminosas. Allí son muy  conscientes de que hay que seguir alimentando la tradición, el patrimonio y la innovación en el mundo cerámico como ADN de esta localidad. Este es un dato que debe inspirar a los que vivimos en nuestra comarca, donde ningún museo  tiene reservado un sitio para la experimentación y el aprendizaje infantil y juvenil.

Tras la visita al Museo, Eladi Grangel, Teresa Artero  como responsables de diversas funciones en el Museo Cerámico organizaron una vista guiada al impresionante conjunto monumental abandonado  de la real Fábrica de Cerámica, que al igual que los Cercos Industriales ha sido declarado Bien de Interés Cultural en fechas recientes. Pese a su fuerte deterioro, a través de estas estructuras pueden comprenderse casi 300 años de actividad cerámica en Alcora, pasando de los hornos subterráneos  de tecnología árabe hasta los modernos equivalentes eléctricos utilizados hasta los años 80 del siglo XX.

Algunas de las actividades para niños que hacen en el 
Museo de la Cerámica de Alcora


En la actualidad El Ayuntamiento de Alcora está desarrollando el Plan Director para este elemento singularísimo, que ha sido adjudicado a  un equipo de arquitectos dirigido por la prestigiosa arquitecta y gurú del  Patrimonio Industrial nacional Diana Sánchez Mustieles. El resultado de este trabajo  se verá dentro de 6 meses.

El Plan Director  representa un buen ejemplo de  gestión de un Patrimonio Industrial que tiene mucho en común con los Cercos Industriales de Peñarroya, por su cercanía al municipio, su nivel de conservación y, sobre todo por su importancia cultural. El Ayuntamiento de Peñarroya-Pueblonuevo debe mirar en este espejo y empezar a elaborar su propio Plan Director para los Cercos, reservando para los próximos presupuestos una partida específica para este fin.

Ya por la tarde, nuestra conferencia versó sobre la forma en que nuestro colectivo, los colegios e institutos de la localidad fomentan el Patrimonio Industrial en la población joven e infantil.  A ésta asistió un nutrido grupo de peñarriblenses y belmezanos que nos abandonaron hace dos décadas. Para quienes hemos tenido la suerte de quedarnos en nuestra tierra y poder desarrollarnos personal y profesionalmente contemplar a vecinos tuyos que no tuvieron  la misma suerte que tú llorando al contemplar una chimenea, el trazado de La Maquinilla o el Castillo de Belmez  supone una experiencia desgarradora y que nos hace reflexionar sobre la importancia que tiene para el ser humano el lugar donde ha nacido y donde ha   construido  sus primeros recuerdos.
Taller de cerámica para niños y jóvenes
del Museo de la Cerámica de Alcora


Queremos entender que las lágrimas derramadas no  vienen de su mala vida  en Alcora, una tierra amable en e la que han podido alcanzar las comodidades a las que todos aspiramos  sino porque en  su tierra habrían sido más felices, probablemente.  

Al finalizar la charla intercambiamos impresiones sobre su vida en Alcora, de cómo mantienen sus costumbres y tradiciones  pese a la distancia  y de cuánto de menos echan en falta a sus seres queridos y amigos. Otros se sorprendieron por la cantidad de cosas buenas que hacen los ciudadanos de  la comarca en materia de Patrimonio Industrial.

Ahora bien, un denominador común en todas las conversaciones es la falta de acritud y de desprecio hacia su tierra, pese a sus evidentes defectos y  a que a veces no les trató de la forma que ellos hubieran deseado, algo que contrasta con la actitud crítica, destructiva, cuando no injusta de muchos que pudieron quedarse.

Dejamos Alcora al día siguiente con la sensación de haber aprendido mucho de la gente que cuida el patrimonio de esta ciudad industrial, con la tranquilidad de saber que nuestra gente ha encontrado allí un gran bienestar y con el vacío de saber que el talento, la sonrisa y la compañía de nuestros queridos emigrantes nos hacen mucha falta.
En el interior del primer  horno de cerámica de Alcora de la 
Real Fábrica de cerámica de Alcora


Agradecemos al Museo de la Cerámica del Alcora y  al Ayuntamiento de Alcora su invitación y su hospitalidad. Esperamos seguir tejiendo amistades y alianzas perdurables que necesitan y sin duda merecen estos pueblos muy dispares en lo geográfico y lo antropológico pero que el destino los ha convertido en  hermanos.

También agradecemos al  colegio Alfredo Gil y al Colegio Aurelio Sánchez la cesión de material que hemos podido exponer durante  nuestra charla.
Nunca se olviden de seguir la chimenea, también en Alcora.

Enlaces relacionados:
https://patrindustrialquitectonico.blogspot.com/2019/05/declaracion-oficial-de-la-real-fabrica.html

museulalcora.es/

¡Sigue leyendo esta entrada...!