jueves, 27 de agosto de 2015

PASEOS POR LA VÍA VERDE – PREGUNTAS Y RESPUESTAS

El pasado 14 de agosto acabaron los previstos paseos veraniegos por la Vía Verde. Así se anunció y así se comentó. Hay quien piensa que seguirán haciéndose hasta octubre. Evidentemente, no. Se programaron como una actividad veraniega, durante tres semanas, dos días a la semana. Aunque nuestra intención era empezar antes y hacer los paseos durante cuatro semanas, como el año pasado, las calores del mes de julio aconsejaron retrasar el inicio de los paseos.
¿Por qué se hacen estos paseos? Principalmente por dar a conocer nuestra Vía Verde, su historia, la historia de nuestros ferrocarriles y la historia de nuestras minas.
Por ahora nuestra Vía Verde no es muy larga, 8 kilómetros, pero sí es cierto que en ese trayecto se suceden muy variados aspectos: Vistas de las poblaciones (Belmez, Peñarroya y Fuente Obejuna) y del Valle del Guadiato, estaciones e instalaciones ferroviarias de distintas compañías, explotaciones agrícolas y ganaderas, dehesas, minas e industrias.
Son muchos los que a diario o esporádicamente transitan por esta vía y se trataba de explicar y darle otro enfoque a eso que se ve todos los días, pero que a veces pasa desapercibido. También se pretende darla a conocer a quienes no sabían de su existencia o no se habían atrevido a hacerla completa.
Por otra parte, tenemos muy claro que la Vía Verde ha de ser un dinamizador del turismo en nuestra comarca, y el turismo actual demanda actividades de todo tipo. Ya no vale con que la gente venga de fuera a ver a sus padres y familiares. Quienes vienes piden más, unas actividades que en tiempos de crisis tal vez no se puedan ofrecer.
Sin embargo, creemos estar demostrando que con imaginación y coste cero se puede entretener a la gente al tiempo que promover el turismo. Igual que nosotros programamos estos paseos, otros colectivos organizan en nuestra comarca actividades parecidas, tales como marchas nocturnas o rutas en bicicleta, con un mínimo o ningún coste.
Hay mucha gente que demanda, y así nos lo han hecho saber, visitas guiadas, por ejemplo, al Cerco Industrial, al Barrio Francés de Peñarroya-Pueblonuevo, o a los dólmenes de Belmez. Es algo que las Administraciones deberían plantearse.
Nos quedan, no obstante, algunas dudas, acerca de si lo estamos haciendo bien o no. Aunque ha sido una semana menos que el pasado año, el número de participantes en estos paseos ha sido superior, además de tener una mayor repercusión, con grupos venidos de aldeas de Fuente Obejuna y Villanueva del Duque. La media de asistentes a los paseos ha sido de 16 cada día.
Sin embargo, la participación de los vecinos de Peñarroya-Pueblonuevo ha sido prácticamente inexistente. Por mucho que lo analizamos no nos explicamos el porqué de la diferencia tan enorme que ha tenido con respecto a los vecinos de Belmez. La publicidad en ambas poblaciones ha sido la misma, las marchas se hacen un día en cada sentido, para que los participantes se adapten a lo que mejor le venga, pero en Peñarroya la cosa no ha tenido la acogida esperada.
Es cierto que en Belmez hemos recibido el apoyo de alcalde, concejales y técnicos del Ayuntamiento, pero a tanta desproporción no le vemos una causa. Esta ha sido nuestra pequeña espinita, que puede ser un síntoma de que en Peñarroya la Vía Verde es todavía bastante desconocida. Los trabajos que se prevén con los fondos del próximo PROFEA incidirán precisamente en la parte más próxima a esta población (señalización, merendero, etc.), lo que probablemente incidirá en un mayor conocimiento de la Vía Verde y del parque periurbano “de las Gachas”.
Con todo, ya estamos pensando en próximos eventos y en organizar nuevos paseos guiados en distintas fechas, por lo que se admiten sugerencias en cómo, cuándo y dónde hacerlos. 
¡Sigue leyendo esta entrada...!

lunes, 24 de agosto de 2015

A-cércate: premiados en el I Concurso de Selfies con Chimenea


CATEGORÍA ADULTOS





Primer Premio
José Carlos Córdoba Damián



 Segundo Premio
José Antonio Cañete



Tercer Premio
Rubén Castillejo Romero

CATEGORÍA INFANTIL

 Preimer Premio
Javier Fernández Castillejo

CATEGORÍA MAYORES DE 65 AÑOS

DESIERTA

OTRAS FOTOS PARTICIPANTES EN EL CONCURSO
 



Remedios Gil Ortega

Clow Cañamaque López
Foto: Inma Ruiz

Mª Pilar Gómez Caballero
Chimenea de la Fundición de Plomo
 
GALERÍA FOTOGRÁFICA JORNADA DE CLAUSURA

 Primer Premio Categoría infantil
Javier Castillejo
 Foto: Inma Ruiz

 Segundo Premio Categoría Adultos
José Antonio Cañete
 Foto: Inma Ruiz

 Tercer Premio
Rubén Castillejo Categoría Adultos
  Foto: Inma Ruiz

 Primer Premio Categoría Adultos
José Carlos Damián
  Foto: Inma Ruiz

 Asistentes a la jornada de clausura
  Foto: Inma Ruiz

 Dory Cuadrado, Delegada de Cultura y Patrimonio del 
Excmo Ayuntamiento de Peñarroya-Pueblonuevo
Agradecemos su colaboración en la organización de este evento
 Foto: Inma Ruiz

 La importancia de la familia en la Educación en valores
sobre el Patrimonio Industrial de los más pequeños
 Foto: Inma Ruiz

Impresionante panorámica interior del Mercado de Abdastos 
de Pueblonuevo
los amantes del Patrimonio Industrial provincial no debería perderse 
este edificio 
 Foto: Inma Ruiz


 
¡Sigue leyendo esta entrada...!

jueves, 13 de agosto de 2015

VACACIONES EN AGUA AMARGA

El Cabo de Gata tiene una belleza extraña.
La primera vez que fui por allí me sorprendió que fuera un enorme parque natural en el que cuesta trabajo encontrar algún árbol. Pero ya digo, es una belleza diferente.
Cuando has ido ya unas cuantas veces te vas dando cuenta de que tiene “algo” que atrae. Por más que vayas siempre encontrarás algo nuevo en lo que no has reparado antes, algún pueblecito, alguna playa, algún cortijo…
Y eso es lo que sucede con Agua Amarga, muy cerca de la Playa de los Muertos.
Agua Amarga es una de esas pequeñas y tranquilas poblaciones que salpican el Cabo de Gata, a las que no ha llegado el turismo de masas. Esto no quiere decir que no haya turismo, tiene una estupenda playa y un turismo tranquilo, para descansar, lejos del bullicio de otras costas. Merced a que las construcciones están muy limitadas, no ha llegado la crisis inmobiliaria y es muy difícil encontrar algún cartel de “Se vende”.
Pero vamos a lo nuestro. En un acantilado al lado del pueblo está el antiguo cargadero de mineral de “Agua Amarga”, del que encontramos muchísimas referencias en las calles, por cuanto en las primeras décadas del siglo XX casi todos sus habitantes trabajaban en él.
Restos del cargadero y de los depósitos de mineral
Su origen está en el tren minero que iba desde las minas de hierro de Lucainena de las Torres hasta la costa, con 36 kilómetros de longitud. En el Parque Natural de Cabo de Gata pueden verse todavía algunos tramos de la vía, pero es junto al cargadero donde más aprecian los desmontes y terraplenes del antiguo ferrocarril.
Plataforma de la antigua vía
En 1893 la “Compañía Minera de la Sierra Alamilla”, con sede en Bilbao, inició la construcción de este ferrocarril desde Lucainena hasta Agua Amarga, donde se instaló un almacén-deposito de minerales y un cargadero en mar abierto del tipo Cantilever. En marzo de 1896 concluyeron las obras y dos meses después se expidió el primer cargamento de mineral a bordo del vapor Albia.
El coste de las instalaciones del ferrocarril fue de 3.500.000 pts., los depósitos de mineral supusieron un gasto de 160.000 y el embarcadero 265.000, con un coste medio de inversión de 100.000 pts/km.
En 1900 se empezaron a construir en Lucainena los primeros de los ocho hornos de calcinación que hubo, cuya función principal era separar las escorias del hierro y que quedan hoy como testigos de la enorme actividad minera de la zona. Tenían 20 metros de altura y en la actualidad, tras la consolidación de todos, se ha recuperado uno de ellos con su estructura original, pudiendo utilizarse como mirador desde el que se aprecia una panorámica tanto de los otros hornos como del entorno próximo y de la Vía Verde que se ha habilitado utilizando los primeros 5 kilómetros del ferrocarril.
Hornos de calcinación de Lucainena de las Torres (www.fernandoalda.com)
Las crisis de los años veinte y la competencia del mineral de otros países hicieron pasar a su propietaria por serias dificultades, hasta que en 1931 se suspendió la explotación de las minas, el tráfico del ferrocarril y la carga de buques en Agua Amarga.
Gestionado por los propios trabajadores durante la Guerra Civil, en 1939 se reiniciaron los trabajos en minas, ferrocarril y cargadero hasta que en 1942 el vapor Bartolo cargó por última vez en Agua Amarga. Poco después se desmantelaron las instalaciones mineras y ferroviarias, quedando actualmente numerosos restos de todo ello.
Última carga de mineral en el vapor Bartolo - 1942 
En el acantilado en el que situaba el cargadero de aprecian todavía las ruinas y las estructuras de los depósitos de mineral. Además, hay unas estupendas vistas de la bahía de Agua Amarga y de gran parte del Cabo de Gata.
Restos de las construcciones del cargadero de mineral
Ya sabéis, si vais por Almería pasaros por allí, merece una visita.
Playa de Agua Amarga - En lo alto pueden verse restos del cargadero de mineral
 
¡Sigue leyendo esta entrada...!

viernes, 7 de agosto de 2015

El Plan Andaluz de la Bicicleta olvida el Guadiato





 Mapa general del Plan Andaluz de la Bicicleta
Fuente: Consejería de Fomento y Vivienda
Junta de Andalucía

El año pasado fue presentado en Sevilla en medio de una gran movilización mediática el Plan Andaluz de la  de la Bicicleta (PAB). Tras décadas de retraso con respecto a nuestro entorno continental en esta materia, el gobierno andaluz se puso a trabajar durante la pasada legislatura en la  elaboración de  un programa de obras y actuaciones que desde hoy hasta  2020 pretende sentar las bases del uso de la movilidad sostenible entre sus ciudadanos, promocionar el turismo en las áreas rurales y, cómo no, reducir la brecha cultural que con respecto a los países de la Europa desarrollada existe en el uso de la bicicleta. El Plan supondrá para las poblaciones beneficiarias inversiones en recuperación y mantenimiento de rutas así como su señalización y promoción turística.

Para quienes conocíamos esta propuesta, antes de que fuese publicada negro sobre blanco, nos pareció una iniciativa extraordinaria, además de necesaria, en un principio. No podía tener oposición por parte de ningún colectivo con representación en el parlamento, medioambiental o de la sociedad civil el hecho de sentar las bases para rentabilizar turísticamente toda Andalucía por medio  de la bicicleta, cohesionar la región a través de rutas abiertas y seguras y sembrar la semilla de la movilidad sostenible en Andalucía. 

En recientes fechas, tal documento sobre el PAB se ha hecho público en la red. En él aparecen  mapas de los trazados, legislación e impacto ambiental del mencionado plan. Imaginamos que muchos habitantes de nuestra región (los que lo conozcan, claro) se habrán sentido satisfechas con el contenido del proyecto. Vertebra amplias zonas del territorio hasta ahora inexploradas por el cicloturismo y permitirá el acercamiento el mundo rural andaluz a  la bicicleta. Al menos en apariencia.

No obstante, y sin dejar de aplaudir tal iniciativa, tras hacer una  valoración de los trazados planteados para Guadiato así como los argumentos sobre los que se sostienen los mismos, nuestro colectivo  no puede estar más insatisfecho. Es más, dudamos sobre la seriedad, la solidez y la viabilidad del trabajo desarrollado  por el  técnico o técnicos encomendados de esta responsabilidad,  así como de los gestores públicos que hayan estado al frente del mencionado plan. 

Entre los motivos en los que basamos nuestra discrepancia se encuentran, principalmente dos:



El PAB deja aisladas a las localidades de Peñarroya-Pueblonuevo y Belmez, así como
sus excelentes infraestucturas verdes
En la foto: Vía Verde de Peñarroya-Pueblonuevo
      1) Desprecio  por nuestras  poblaciones: el trazado propuesto discurre por desiertos demográficos. la ruta se desvía  decenas de kilómetros de 80% de las poblaciones del Guadiato, aspecto este que restaría uso al ciudadano local. La lejanía del trazado respecto de los núcleos de población haría imposible el acceso a estos ramales de comunicación  al común del ciudadano medio, dejando el uso tan sólo a los más preparados, a los deportistas, a los más “fuertes”. Ello contradice el principio de “igualdad de oportunidades” del que tanto hace gala la administración regional. Por otro lado y en este mismo punto, aquellos ciudadanos foráneos o extranjeros que desearan hacer uso del eje de Sierra Morena a su paso por el Guadiato se verían limitados de puntos de asistencia en su travesía hacia Los Pedroches o la Sierra Norte de Sevilla, dificultando su esfuerzo y, lógicamente, su confort y disfrute. El cicloturista europeo de hoy exige unas  infraestructuras mínimas para el descanso (hoteles, hostales, albergues, campings) el abastecimiento (tiendas, supermercados), servicios gastronómicos,  así como puntos de mecánica rápida, lugares que  sólo pueden encontrarse en poblaciones de cierta entidad, las cuales son completamente ignoradas por el trazado. Sólo los más valientes cicloturistas o los malinformados se atreverían a atravesar el Guadiato por la ruta propuesta en la actualidad en bicicleta, a pie o a caballo, conscientes de que en caso de avería grave, accidente o incidente se encontrarían desamparados.  Por no hablar del grave perjuicio económico que se les causaría a nuestras poblaciones, ya de por si castigadas por la falta de inversiones, al no poder beneficiarse de los ingresos que generaría el paso de los potenciales turistas sobre dos ruedas.



       La Vía Verde de La Maquinilla queda excluida del PAB
en las condiciones actuales

      2) El estudio denota  incomunicación entre Gobierno central y autonómico además de falta de profesionalidad por parte de los ejecutores del proyecto.  Los responsables del PAB deberían saber (o haber sabido) que entre  los planes que  el Ministerio de Medio Ambiente tiene para la zona está la recuperación del ferrocarril Fuente del Arco-Peñarroya-Puertollano como Vía Verde hasta 2020 y que existe ya en activo un buen número de kilómetros de Vía Verde en la actualidad, concretamente 11,5 Km. en el Guadiato  (Vv. De la Maquinilla y la Vv. De Peñarroya-Pueblonuevo)  y 12 Km. en Los Pedroches (Vv. De la Minería). Además, en 2016 se arreglaran otros 14 kilómetros de Vía Verde entre Belmez y el término municipal de Villanueva del Duque, los cuales, sumados a los anteriores dan como resultado casi 40 km. de Vía Verde entre las dos comarcas. Éstos  criterios  deberían haber pesado a la hora de elaborar el proyecto por encima del resto. Lo demás es la cuadratura del círculo, que es lo que se ha hecho: incluir a una comarca en un plan, para dejarla fuera, de hecho.

      El mantenimiento del PAB en las condiciones que les hemos presentado supone para el Guadiato la peor de las opciones posibles desde el punto de vista estratégico, económico y social. Aísla nuestra comarca,  duplica recursos turísticos,  multiplica el  gasto, y lo que es peor, niega el acceso al potencial  usuario a las infraestucturas verdes, a la postre, las mejores para el cicloturista y para el ciclista por sus garantías de seguridad, mantenimiento y accesibilidad. 

 Logo del Plan Andaluz de la Bicicleta (PAB)

Nuestro colectivo quiere manifestar su profundo malestar por la carencia de sensibilidad   e interés con que  ha sido diseñado  el PAB a su paso por el Guadiato  al tiempo que exigimos una rectificación de este  corredor para ciclistas a la mayor brevedad.


En la próxima semana mantendremos reuniones con las autoridades locales de Belmez y Peñarroya-Pueblonuevo con el fin de informarles sobre el  quebranto económico y social  que supondría para nuestra zona el mantenimiento del proyecto en las condiciones actuales  así como instarles a defender los derechos de nuestras poblaciones en relación a él.

 Verdaderamente, los ciudadanos de esta comarca  merecemos un Plan Andaluz de la Bicicleta  que pase por el Guadiato, no que “pase” del Guadiato, tal y como sucede actualmente.


Lo que es y lo que debería ser
En verde, el trazado propuesto por el PAB
En amarillo, la mejor alternativa


Enlaces relacionados con esta entrada:


¡Sigue leyendo esta entrada...!

viernes, 31 de julio de 2015

APRENDIENDO POR LA VÍA VERDE


 
Además de ofrecer una actividad lúdica y saludable para las tardes del verano, la principal finalidad de los paseos guiados por la Vía Verde de La Maquinilla es dar a conocer la historia de nuestros ferrocarriles, las industrias y las minas.
En un recorrido de siete kilómetros en el que echamos alrededor de dos horas se van explicando desde sus aspectos sociales hasta geológicos, pasando, cómo no, por datos técnicos o económicos.

Martes 28 - A la altura del Pozo Arcadio explicando la vegetación y las pequeñas minas 
Siempre iniciamos la ruta diciendo que estamos aquí para aprender, para aprender todos, manifestando nuestro interés por aquellas historias, datos o anécdotas que pueden aportar los asistentes. En muchos casos se trata de personas que han conocido La Maquinilla en funcionamiento, son o han sido ferroviarios, o han estado de algún modo relacionados con el trabajo en las minas.
Estos testimonios de primera mano son verdaderamente enriquecedores, pues nos abren los ojos a nuevos datos, corrigen algunas de las informaciones de las que disponemos o sirven para aclarar cuestiones que todavía son confusas. Ya decimos que somos meros aprendices y que estamos dispuestos a rectificar y seguir descubriendo nuevas facetas.

Jueves 30 - A la altura del Pozo Nº 4 - Charlando sobre las condiciones de trabajo y los trenes de socorro
En los dos paseos que llevamos hechos este verano hemos tenido la suerte de contar con personas que han trabajado la mina, tienen muchísimos conocimientos sobre ellas y han estado dispuestos a compartirlos con nosotros, por lo que las dos jornadas se han hecho bastantes más largas de lo previsto, acabando de noche y con una duración de casi dos horas y media.
Las paradas han sido más frecuentes y más largas de lo habitual, pues lo que en principio debía ser solo dar algunos datos se convertía en una apasionada tertulia sobre multitud de cosas, desde cómo y por qué se profundiza un pozo de mina, el grosor de los raíles,  la consistencia de los puentes o por qué hay restos de antracita de El Porvenir en las escombreras de El Antolín (incluida una demostración práctica de la dureza de la antracita de la mina San Rafael).

Martes 28 - Casi anochecido - Explicando el Cerco Industrial y sus chimeneas vistas desde el Pozo Nº 3
Hemos contado también con la asistencia del Alcalde de Belmez y de varios concejales, lo que nos ha servido para conocer de primerísima mano las últimas gestiones realizadas acerca de la Vía Verde de La Maquinilla, cuya segunda actuación dentro del PROFEA de la Diputación de Córdoba se prevé a partir del mes de octubre, con la gran cantidad de jornales que puede generar, tal como ha sucedido con el primero.  
También nos hemos puesto al día de las gestiones que continúan realizándose con ADIF para la cesión de la plataforma de la vía estrecha de cara a la prolongación de la Vía Verde hasta Cámaras Altas y Villanueva del Duque. Por ahora sólo decir que la cosa parece que tiene muy buena pinta.  

Jueves 30 - Ya de noche (con luna llena), toca hablar del servicio de los trenes de pasajeros 
En fin, que si esto han sido solo los dos primeros días, la cosa promete ser bastante interesante para este verano. Seguiremos informando.
Por cierto, que quien quiera saber qué hace la antracita de El Porvenir en las escombreras de El Antolín, que se apunte una de estas tardes, que también se lo vamos a explicar. Nos vemos los martes y jueves a las siete y media de la tarde.

Jueves 30 - Camilo dándonos una clase magistral sobre la dureza de la antracita
 
¡Sigue leyendo esta entrada...!

jueves, 23 de julio de 2015

PASEOS VERANIEGOS POR LA VÍA VERDE

Como parece que ya se va pasando un poco la caló de las últimas semanas, ha llegado el momento de que retomemos nuestras marchas veraniegas por la Vía Verde de La Maquinilla.
Ya lo hicimos el pasado verano y la cosa fue realmente entretenida, pues a la par que hacíamos una actividad saludable, explicábamos el cómo y el porqué de nuestras minas y ferrocarriles, contábamos anécdotas, hablábamos de lo divino y de lo humano (que siete kilómetros andando dan para mucho) y, en definitiva, todos aprendíamos algo.  
Ahora vamos a repetirlo, lo que permitirá a algunos conocer nuestra Vía Verde y a otros re-conocerla, tras las obras y reformas de la pasada primavera.
A lo largo del trayecto explicaremos el origen y la importancia que tuvo este ferrocarril como nexo de unión para el transporte de mercancías entre las principales minas y fábricas de la comarca, y al mismo tiempo como cordón umbilical que unía a Belmez y Peñarroya-Pueblonuevo.
Haremos paradas explicativas en las principales explotaciones enlazadas por este tren, tales como el Pozo Nº 3, Santa Elisa, Barranco de La Ana, La Montera, El Antolín, etc. También a lo largo del trayecto nos detendremos acomentar algo sobre la fauna y flora, y las construcciones de todo tipo por las que discurre la vía.
Las salidas serán a la caída de la tarde, a las 20,00 horas en el mes de julio y a las 19,30 en el mes de agosto, todos los martes y jueves entre el 28 de julio y el 15 de agosto, siendo los martes el recorrido de Belmez a Peñarroya y los jueves al contrario, de Peñarroya a Belmez.
La experiencia del año pasado fue que en recorrer los siete kilómetros tardábamos entre hora y media, y dos horas, según la edad de quienes venían (algún día hasta niños de tres años), las ganas de andar del personal y si nos extendíamos más o menos en las explicaciones. La llegada se hace más o menos al anochecer, aunque realmente estábamos hasta cerca de las once de la noche, pues siempre acabábamos tomando algunos refrescos en los lugares de llegada.  
Una de las marchas del verano de 2014
Para organizar de algún modo el regreso creemos conveniente que quienes estén interesados contacten previamente con nosotros, bien mandándonos un correo electrónico o llamando al 957 580 706.
Los puntos de salida y llegada son la estación de Belmez-Ermita, en Belmez, y el Almacén Central, en el Cerco Industrial de Peñarroya, dos lugares con fácil aparcamiento.  
Insistimos en que, aunque trataremos de organizarlo, agradeceríamos que quienes puedan colaboren con el regreso, bien dejando previamente el coche en el lugar de llegada, quedando con alguien que los recoja, o que adapten el sentido Belmez-Peñarroya o Peñarroya-Belmez, como mejor les convenga.
Y recordar que, tal como hicimos el año pasado, las salidas van a ser puntuales, ya que de lo contrario se haría de noche antes de llegar, por lo que es conveniente no esperar a última hora para presentarse en el punto de encuentro.  

¡Sigue leyendo esta entrada...!

jueves, 16 de julio de 2015

Patrimonio Industrial como palanca para un nuevo desarrollo

Foto: Rubén Cañamaque

Desde  el momento en que nació o fue aplicado el concepto Patrimonio Industrial hasta los últimos estertores de la burbuja inmobiliaria, los edificios de origen fabril de este país  han sido dedicados a dos o usos, principalmente: 1) Como sala de exposiciones, es decir, un espacio vacío y diáfano en el que poder celebrar exposiciones, conferencias, ferias de muestras. En estos casos, tales edificios se convertían en decorados durante 350 días al año,  en el mejor de los casos, cuando han permanecido cerrados todo el año, por un error  político y técnico en la definición del concepto la propia estructura.  Ello convierte a estas moles de ladrillo, cristal y hormigón en elementos muertos dentro de o junto a una ciudad viva. 2) En museos específicos y monográficos sobre la actividad que allí, precisamente, tuvo lugar o bien en los alrededores de la instalación (museo de la industria, museo de la minería, museo del ferrocarril, museo de las energías renovables...). En  la mayoría de estos casos, si los entes gestores de estos espacios no están profesionalizados o no dedican suficientes  recursos a la promoción o publicidad, estos centros culturales acaban por tener una lánguida existencia, por no decir irrelevante, desde el punto de vista social. No hablemos, entonces del punto de vista económico.

Por mor de nuestros propios errores, nos ha tocado vivir tiempos en los que tenemos que replantear el uso al que se le da al dinero público en todos los aspectos , en primer lugar, y dentro de lo anterior, la función de los espacios restaurados con ese dinero. 

No perdamos la fe en el ser humano tan pronto. Afortunadamente, van apareciendo en el horizonte nacional ejemplos de rehabilitación de áreas industriales en beneficio de la comunidad, rentables socialmente y, pensamos que también económicamente. Embarcadero, probablemente, es uno de los mejores ejemplos  de reciclaje  de Patrimonio Industrial con un sentido social de cuantos existen en el sur de España.


Embarcadero: Pasado y presente unidos para la construcción de un futuro
en áreas industriles abandonadas
Foto: Internet

Embarcadero se encuentra situado en Aldea Moret, barrio (antes municipio) integrado en la ciudad de Cáceres y nacido en el siglo XIX al calor de la explotación de la fosforita existente en las sierras de los alrededores. Este mineral era la base para la obtención de fertilizantes.  La gran pureza de la mena extraída (62%), unida a la llegada del ferrocarril (Línea Madrid- Cáceres-Lisboa) al mismo centro productivo en 1880 facilitaron el incremento de las actividades extractivas para exportación y
 la construcción de nuevas industrias anejas (fábrica de ácido sulfúrico, planta para la obtención  de
 cobre en cáscara y electrolítico. Fuente: wikipedia). 

Tras el cierre de las instalaciones en 1963, tanto las instalaciones fabriles como el propio barrio siguieron el típico sendero de despoblación, abandono y expolio, justo hasta 2005, momento en que las autoridades locales se plantearon recuperar la zona por medio de la rehabilitación progresiva de los edificios industriales. En 2007 nace entonces Embarcadero, un proyecto cuyo objetivo es reciclar poco a poco estos espacios como centro donde puedan convivir de forma permanente  asociaciones, empresas y emprendedores. El resultado pueden contemnplarlo en las fotografías.

Vivero de empresas. Foto Rubén Cañamaque

Actualmente, el Ayuntamiento de Cáceres ha restaurado 2 grandes almacenes de clasificación de mineral. Uno de ellos está destinado a la instalación de grandes empresas  y como sala de exposiciones.  El  otro, contiene los servicios como vivero de empresas y asociaciones, ciberteca, auditorio, salas de reuniones y seminarios, espacios expositivos, espacios de innovación, un punto de
 activación empresarial de Extremadura, ludoteca y cafetería. 

Los agentes responsables de la gestión de la instalación nos comentan que actualmente, las oficinas para empresas  están ocupadas por gente joven. Estos cuentan con enormes ventajas como la exención en pago de alquiler,  luz y agua gratuita,  así como acceso a internet de alta velocidad, al margen de otras deducciones  fiscales. El resultado de todo este trabajo comienza a dar frutos: casi 30 empresas operan desde este punto de desarrollo, algunas en fase de internacionalización.

Emprender no es incompatible con explicar la historia. Área de interpretación de Aldea Moret
en el interior de Embarcadero  Foto: Inma Ruiz

El resultado ha sido la dinamización progresiva de esta barriada antaño abandonada y un intento serio de desarrollar un territorio que creció y quedó desfondado por los dictados de  la primera (máquina de vapor y ferrocarriles) y segunda revolución industrial (electricidad) en España por medio de la Tercera Revolución industrial: nuevas tecnologías y conocimiento.


Foto: Inma Ruiz

A nuestro juicio, éste debe ser y no otro, el concepto de reciclaje de espacios  abandonados que debe imperar en aquellos lugares que en su día tuvieron una industria potente como el Valle del Guadiato y especialmente en Belmez y Peñarroya-Pueblonuevo. El mencionado concepto no debe competir o
reñir con la existencia de edificaciones destinadas al descanso de la memoria, los cuales, también son necesarios por una pura cuestión de autoestima local, identidad y respeto a las antiguas generaciones. 
Lo que estamos diciendo es que  los cada vez más exiguos recursos de que disponen  los Ayuntamientos para recuperación de viejos edificios fabriles deben ir dedicados a  llenarlos  de gente
 joven, proactiva, creativa, emprendedora, para que trabaje, interactúe, se comunique, en lugar de ocuparlos con gente pasiva que contempla, disfruta o, también, llora. Los poderes públicos de las áreas deprimidas como la nuestra están concernidos, por no decir obligados  a explotar esta idea de
desarrollo, a  generar las  condiciones para que la juventud pueda poner en marcha sus proyectos y
abrir una ventana de futuro entre tanto pasado. Verdaderamente, es la última frontera, el borde del precipicio. Más allá de este punto sólo hay caída y vacío

Desde aquí, recomendamos a las autoridades locales del Valle del Guadiato a visitar Embarcadero, a seguir su ejemplo  en futuras actuaciones sobre nuestro Patrimonio Industrial.


Panel informativo, a la entrada de uno de los almacenes de Embarcadero

Agradecemos al Departamento de Comunicación del Ayuntamiento de Cáceres y al personal de admisión de Embarcadero las facilidades que nos han dado para realizar fotografías, así como por la información facilitada para la elaboración de este humilde reportaje.

Lo hemos comentado en otras ocasiones: si no somos capaces de inventar, copiemos. Pero copiemos bien, es decir, de la gente que ha tenido éxito. Copiar no es malo. Malo es quedarse quieto.

Nosotros también podemos hacerlo.
Interior del a Fundición de Hierro y Bronce en el Cerco Industrial de Peñarroya
¡Sigue leyendo esta entrada...!