miércoles, 28 de septiembre de 2022

BELMEZ, CENTRO DE DISCUSIÓN SOBRE LAS INFRAESTRUCTURAS LIGERAS EN EL NORTE DE CÓRDOBA

 


La localidad de Belmez, con su excelente ubicación en la Vía Verde del Guadiato y Los Pedroches (km. 8) y con el enorme esfuerzo que ha realizado en los últimos años en materia de infraestructuras sostenibles con la construcción de más de  casi 30Km. de vías verdes en los últimos  8 años, se ha  convertido  en todo un referente ecoturístico de la provincia y en un municipio inspirador para otros en Andalucía que no teniendo nada aspiran a construir sus propias rutas verdes. 

Con tantos méritos acumulados en tan poco tiempo  tampoco puede resultarnos extraño que el Área de Medio Ambiente de Diputación de Córdoba haya elegido este pueblo como sede en la que expertos y técnicos en materia de cicloturismo  del norte de Córdoba discutan propuestas para el desarrollo de un plan de infraestructuras viarias ligeras. 


El próximo Lunes, 3 de Octubre todos los representantes de los Ayuntamientos  integrados en los Grupos de Desarrollo Rural de los valles del Guadiato, Sierra Morena y Los Pedroches así como colectivos ciudadanos con responsabilidades en caminos naturales como La Maquinilla está convocados a una reunión  en la Escuela Politécnica con el ambicioso objetivo de crear una Red no motorizada que vertebre el norte de la provincia (la reunión para los pueblos de sur de Córdoba tendrá lugar en la ciudad de Córdoba) a partir del análisis y diagnóstico  de la dotación actual.

De las conclusiones de este importante cónclave dependerá la creación de una estrategia provincial y un plan director de este tipo de infraestructuras verdes como hoja de ruta y  como documento guía en el que se vayan conectando con el tiempo carreteras secundarias, carriles bici, vías verdes, senderos de largo recorrido, senderos locales, senderos de pequeño recorrido, circuitos BTT, rutas de paisajes con historia,  el Camino Mozárabe y vías pecuarias.

La ampliaciónVv del Guadiato y Los Pedroches tendrá un protagonismo crucial en esta reunión provincial
Nuestro colectivo continuará defendiendo esta aspiración  en la reunión

Otro punto para la satisfacción en nuestra zona es comprobar como ya se escucha y se cuenta con la  Asociación como La Maquinilla para que defienda  los intereses de nuestros ciudadanos en estos asuntos cuando hace una década las decisiones sobre este tipo de vías eran tomadas por personas que poco o nada tenían que ver con nuestras circunstancias, al no haber interlocutor, con las nefastas consecuencias que ello ha tenido en forma de falta de inversiones, retrasos y mala planificación.  Por una vez podemos asegurar que al menos en cuestión de la creación de nuevas rutas cicloturistas y en contra de lo habitual  la comarca del Guadiato aparece en el lugar y a la hora correcta. 

De la irrelevancia a la interlocución. La Asociación La Maquinilla ya es un socio reconocido y reconocible
en la gestión de infraestructuras ciclistas en el norte de Córdoba


La Asociación La Maquinilla no está subvencionada y depende de donaciones privadas para su funcionamiento.  Si compartes nuestros objetivos y te gusta lo que hacemos quizás puedas ayudarnos. Con  poco hacemos mucho.


Titular: Asociación La Maquinilla

                                                   IBAN     ES1831870586674721079814                     

                                                   Concepto: ayuda proyectos La Maquinilla



¡Sigue leyendo esta entrada...!

lunes, 19 de septiembre de 2022

NACE EN PEÑARROYA-PUEBLONUEVO LA ASOCIACIÓN ANDALUZA DE PATRIMONIO INDUSTRIAL Y LA OBRA PÚBLICA DE ANDALUCÍA

 


El sábado 17 de septiembre, convocados por la Coordinadora Andaluza de Asociaciones de Patrimonio Industrial, se han reunido en Peñarroya Pueblonuevo, en el antiguo Mercado "Sebastián Sánchez" representantes de las organizaciones promotoras y expertos e investigadores de ámbito andaluz e internacional. La organización del encuentro ha corrido a cargo de la Asociación La Maquinilla de Peñarroya Pueblonuevo y de la Asociación para la Defensa del Patrimonio Industrial de Córdoba. La jornada fue inaugurada por el Alcalde de esta localidad José Ignacio Expósito y el Concejal de Cultura Luciano Carrasco. En esta reunión se han expuesto los objetivos y el programa de actividades de la propuesta y se ha elegido la Junta Directiva, dándose por constituida, formalmente, y por unanimidad la Asociación de Patrimonio Industrial y de la Obra Pública de Andalucía Fabricando el Sur.




Durante la reunión se expusieron los casos de estudio y las reivindicaciones de cada una de las asociaciones asistentes. Las conclusiones de este análisis describen la grave y compleja situación del patrimonio industrial de Andalucía que se caracteriza por los impactos especulativos de las transformaciones urbanas y territoriales, el expolio de importantes testimonios patrimoniales, la realización de proyectos de intervención sobre zonas patrimoniales industriales carentes de rigor científico, la desaparición física de las personas que protagonizaron los hechos industriales, la destrucción física de importantes archivos y la inexistencia de una estructura museográfica andaluza de este sector. Todo ello en un escenario marcado por la ausencia de una planificación integral de los recursos patrimoniales generados por la industrialización andaluza.




La Asociación Fabricando el Sur solicitará una entrevista al Consejero de Turismo, Cultura y Deporte y a la Directora General de Patrimonio Histórico e Innovación y Promoción Cultural, para exponerle esta situación, así como presentarles una propuesta colaboración coordinada denominada Estrategia de Patrimonio Industrial para Andalucía (EPIA).
Durante las Jornadas se visitó el reciente BIC del Cerco Industrial de Peñarroya Pueblonuevo y se recorrió un tramo de la interesante Vía Verde de la Maquinilla.
La nueva Directiva está presidida por el profesor de la universidad de Sevilla Julián Sobrino, ejerciendo Esther López como vicepresidenta, Sheila Palomares como responsable de secretaría y Basilio Moreno como tesorero de la asociación.




Todas las personas y entidades representadas en estas Jornadas resaltaron tres aspectos relevantes de este encuentro: 1. Que Andalucía cuente con una voz unitaria y representativa de la extraordinaria experiencia acumulada por las organizaciones locales y sectoriales de defensa y activación del patrimonio industrial en Andalucía; 2. Que la ciudadanía andaluza y de otros territorios reconozca la importancia histórica de la industrialización andaluza y se sus testimonios patrimoniales actuales de carácter material, Inmaterial y paisajístico; 3. Que la asociación Fabricando el Sur será una herramienta para el desarrollo sostenible, el bienestar de la población, la conciencia patrimonial y la valoración de los testimonios y memorias de la industria y de la obra pública en Andalucía.



CONTACTO: Julián Sobrino Simal / Tfono: 626310461 / email: arquind@us.es




Enlaces relacionados con esta noticia:




La Asociación La Maquinilla no está subvencionada y depende de donaciones privadas para su funcionamiento.  Si compartes nuestros objetivos y te gusta lo que hacemos quizás puedas ayudarnos. Con  poco hacemos mucho.


Titular: Asociación La Maquinilla

                                                   IBAN     ES1831870586674721079814                     

                                                   Concepto: ayuda proyectos La Maquinilla

 

¡Sigue leyendo esta entrada...!

jueves, 15 de septiembre de 2022

EL FUTURO DEL CEMENTERIO FRANCÉS PASA POR BELGRADO

 

       


El futuro del cementerio francés como camposanto singular europeo será conocido este fin de semana en la capital de Serbia, Belgrado. Así lo ha comunicado la Asociación Europea de Cementerios Singulares, ASCE a todos los participantes en esta edición.

Todos los meses de Septiembre esta organización con sede en Maribor (Eslovenia) organiza un encuentro anual en alguna capital del continente en la que tenga sede alguna organización adscrita (La Asociación La Maquinilla lo está desde Enero de 2022) en el que se aprueba su calendario de actividades, sus cuentas y decide qué cementerios candidatos serán incluidos en el censo europeo.

Los códigos QR de los personajes histórico enterrados y una página 
web son alguna de las innovaciones que incorpora la candidatura del cementerio francés
 a la declaración de cementerio singular


La elección del cementerio singular responde a criterios artísticos, arquitectónicos, históricos, sociales, estéticos y de originalidad, los cuales no son comprobados in situ por la organización (ya quisieran, pero no es una asociación tan potente económicamente como para poder permitirse viajes a todas las ciudades candidatas) sino a través de un extenso y exigente formulario que debe ser cumplimentado y debidamente justificado en inglés, el idioma oficial.

Plano turístico del Cementerio San Jorge elaborado por Ana Triviño


Así mimo y para complementar la información demandan fotografías y documentos adicionales sobre actividades desarrolladas en el último año (rutas guiadas, talleres con niños, exposiciones fotográficas). En este sentido, gana puntos en el baremo aquel cementerio que tiene una página web en dos idiomas (nosotros la tenemos en tres idiomas) o la existencia de un plano turístico y códigos QR, elementos que también ha creado la asociación a tal efecto.

En la Asociación estamos satisfechos y tenemos la conciencia muy tranquila  por  el trabajo realizado, el cual ha  incluido un profundo proceso de rehabilitación, la eliminación de barreras arquitectónicas y la implicación de la instituciones y ciudadanía y consideramos que será suficiente para convencer a los responsables de ASCE sobre la conveniencia de declarar el cementerio francés de Peñarroya-Pueblonuevo  como singular. Por otra parte, si finalmente no  lográsemos el objetivo en este año, la ciudadanía debe saber que al todo este esfuerzo no ha sido en balde, ya que gracias a este estímulo se ha podido recuperar un elemento del patrimonio industrial local  que ha estado olvidado durante más de 50 años.

Las rutas guiadas por el cementerio francés han sido algunas de las actividades que se han puesto en marcha 
desde la asociación La Maquinilla para dar a conocer el cementerio francés entre 
sus ciudadanos


Felicidades a todos, sea cual sea el resultado, y ¡mucha suerte!

 INICIATIVA PATROCINADA POR LA DELEGACIÓN DE COHESIÓN SOCIAL, CONSUMO Y PARTICIPACIÓN CIUDADANA DE 



¡Sigue leyendo esta entrada...!

jueves, 8 de septiembre de 2022

LA POLICÍA LOCAL DE PEÑARROYA-PUEBLONUEVO RECUPERA UN FAROL DE LA ESTACIÓN DE BELMEZ DE 1930

 


La creación del CIVV  ha supuesto muchos beneficios para la zona (mejora del turismo, aumento del interés sobre la historia del ferrocarril en la comarca, prestigio, incremento del patrimonio ferroviario, etc.). Uno de los más importantes, quizá, ha sido el de punto de donación  de material histórico de nuestros ferrocarriles.

Así, en los últimos 11 meses desde que fue fundado el centro  hemos contabilizado la recuperación de 5 importantes elementos de alto valor etnográfico y patrimonial para la comarca:   botones de FEVE,  un farol de la estación de Garganta, tirafondos o abrazaderas de vía estrecha. Estos  objetos paulatinamente están convirtiendo el  museo del CIVV en un referente de la arqueología industrial local y, por supuesto, de los pueblos conectados por la antigua línea de vía estrecha desde Puertollano hasta Fuente del Arco.

Este nuevo hábito adquirido demuestra que la población de nuestra tierra (quisiéramos hacer constar  que aquellos que donan no son amigos nuestros, sino personas anónimas y vecinos de nuestros pueblos) va adquiriendo conciencia de la importancia de su pasado ferroviario y de la necesidad  de conservarlo.

Sobre este particular, también queremos reseñar que la  Policía Local de Peñarroya-Pueblonuevo se encuentra de nuestro lado en materia patrimonial. Hace unas semanas se pusieron en contacto con nosotros para explicarnos que habían descubierto junto a un contenedor de basura lo que parecía ser un “artilugio ferroviario antiguo” y que quería que lo valorásemos. Tras varios días el agente que lo recuperó, Rafael Alcántara, nos hizo entrega del objeto para su análisis. Rápidamente compartimos el hallazgo con el experto en ferrocarriles históricos Rubén Morón arrojar algo de luz sobre la pieza. 



El estudio demostró  que se trataba de un farol de parada absoluta  de la tristemente desaparecida Estación de Belmez y  perteneciente a la extinta Compañía de Ferrocarriles Andaluces. Traducido al idioma que todos podamos entender, se trata de una señal luminosa que indicaba al maquinista la obligatoriedad de  detener el tren cuando circulaba por vía muerta, es decir, una vía que estaban cerrada para el tráfico, o bien porque iba en sentido contrario a la marcha en el momento en que  esta se encontraba abierta al tráfico. Recordamos a nuestros lectores que la vía Belmez-Córdoba era (y es) vía única, por lo que los sistemas de señalización  lumínica eran fundamentales junto a las señales mecánicas, para evitar accidentes y desgracias en aquellos tiempos en los que no existía el GPS ni los modernos sistemas coordinación de trenes. 

En las fotografías se aprecia la placa de RENFE como dueña del farol. El especialista Rubén Morón lo atribuye a que la compañía nacional de ferrocarriles, creada en 1941, reutilizó este farol durante muchos años dada la precariedad  de nuestras líneas en la dura posguerra española. Sería  la llegada  de la electricidad a las estaciones Españolas  la que jubilaría definitivamente este artefacto que hoy es pieza de museo.

Esta noticia  lógicamente podría interpretarse en el sentido opuesto, entendiendo que si la Policía Local encontró el farol en un contenedor  fue debido a que  alguien lo abandonó, todo lo cual no deja de demostrar que aún  hay mucho ignorante  suelto y vivo entre nosotros. Sin embargo, preferimos quedarnos con la versión, también real, de que en Peñarroya-Pueblonuevo hay cuerpos de seguridad  que protegen nuestro Patrimonio Industrial siempre que tienen ocasión.

Desde este medio de comunicación queremos agradecer a la Policía Local de Peñarroya-Pueblonuevo y, es especial al agente Rafael Alcántara este noble gesto  de recuperación de nuestro patrimonio ferroviario, un gesto que debe servir de inspiración para que otros ciudadanos, con placa o  sin ella, continúen  reconstruyendo la historia industrial de nuestros municipios.

Una vez más y aprovechando esta ocasión  volvemos a recordadles  la importancia de donar el material histórico encontrado o heredado a instituciones oficiales que velan por su custodia y conservación. Es la única garantía de  que este tenga alguna oportunidad de sobrevivir  en el tiempo tras nuestro paso fugaz por este amado mundo para las nuevas generaciones. Los museos caseros construidos con muchos mimo a mayor gloria nuestra más tarde o más temprano se convierten en  trasteros sin valor para muchos de nuestros hijos, nietos y sobrinos. Historias como estas lo demuestran. Se aprecia que este objeto en su momento tuvo un valor para algún curioso  (y egoísta) aficionado a los trenes de la zona. En unas décadas y tras la desaparición del ¿dueño? el farol ya no valía para el siguiente habitante de su casa. De lo contrario no lo hubiera tirado a un contenedor. Por favor, seamos responsables.


 

Nota informativa: el farol protagonista de la noticia se encuentra actualmente en fase de restauración y podrá ser contemplado en el CIVV a la finalización de este proceso.


La Asociación La Maquinilla no está subvencionada y depende de donaciones privadas para su funcionamiento.  Si compartes nuestros objetivos y te gusta lo que hacemos quizás puedas ayudarnos. Con  poco hacemos mucho.


Titular: Asociación La Maquinilla

                                                   IBAN     ES1831870586674721079814                     

                                                   Concepto: ayuda proyectos La Maquinilla

 

 

 


¡Sigue leyendo esta entrada...!

jueves, 1 de septiembre de 2022

PEÑARROYA-PUEBLONUEVO ACOGE LA III JORNADA DE PATRIMONIO INDUSTRIAL FABRICANDO EL SUR

 


En la Asociación La Maquinilla siempre hemos tenido claro que pelear aislados por las justa reivindicaciones de recuperación de nuestro Patrimonio Industrial no tenía mucho sentido. Ante lo difícil o imposible, siempre ha sido una buena medida ir acompañado, y, a ser posible, de los mejores. Es por ello desde nuestra fundación en 2011 ha sido una prioridad buscar fuera el apoyo (y también el aprendizaje) que a veces no hemos tenido dentro. Fue así como en 2013, dos años después de la creación de este colectivo, como  nos integramos en la Coordinadora Andaluza de Patrimonio Industrial Fabricando el Sur, que tuvo su primer encuentro en Sevilla.

Ha pasado casi una década de aquellos tiempos en los que teníamos un puñado de sueños y mucho, mucho enfado y en este ir y venir  comprobamos que las cosas han ido cambiando para mejor: el norte de Córdoba ya dispone de  una vía verde de 40 km., existe  un centro de interpretación específico, admiramos ya una chimenea restaurada, pero, sobre todo, haber logrado  invertir de negativa a positiva la actitud de nuestros vecinos hacia su Patrimonio Industrial, es la mayor de nuestras satisfacciones. Deben saber que todo ello no ha sido regalado sino que una parte importante de los éxitos acumulados han sido propiciados desde el seno de  esta Coordinadora, cuyos miembros siempre nos ha asesorado, nos han acompañado  y nos ha inspirado en  el camino de la excelencia.

Ya, en nuestra primera madurez, después de haber visitado algunos puntos de Andalucía gracias a la Coordinadora, la Asociación La Maquinilla está preparada para organizar uno de sus enriquecedores eventos.

De modo que los próximos 17 y 18 de Septiembre Peñarroya-Pueblonuevo será sede del III encuentro de Asociaciones de la Coordinadora Andaluza. Están convocados a participar colectivos de patrimonio industrial de toda la comunidad autónoma. También están invitadas las entidades culturales de la localidad que lo deseen.

Ha llovido mucho ya desde el I encuentro de la Coordinadora Fabricando el Sur en 2013. Casi 10 años es bueno  saber que 
esta agrupación de asociaciones continúa viva y que una mayoría de los que aparecen en le fotografía siguen en esta dura labor de búsqueda de respeto y soluciones 
al Patrimonio Industrial andaluz en todas sus versiones

Tenemos previsto un intenso e interesante programa de actividades, conferencias y discusiones del que saldrá una Coordinadora renovada,  eficiente y adaptada a los nuevos desafíos y amenazas que padece este tipo de bienes y paisajes.

Desde esta página queremos agradecer la confianza depositada por  la Coordinadora Andaluza Fabricando el Sur en nuestra asociación para llevar a cabo esta actividad. Al margen del resultado lo guardaremos con cariño en el apartado de grandes hitos  en nuestra  historia asociativa.

 

Enlaces relacionados con esta entrada:

https://drive.google.com/file/d/1qGoMZnWui4fwhJfPg9HhfN6P78AiF_Ry/view?usp=sharing

https://drive.google.com/file/d/1bpj__lMI28zkemghHLKbEgr93smBguL4/view?usp=sharing

 https://fabricandoelsur.wordpress.com/

La Asociación La Maquinilla no está subvencionada y depende de donaciones privadas para su funcionamiento.  Si compartes nuestros objetivos y te gusta lo que hacemos quizás puedas ayudarnos. Con  poco hacemos mucho.


Titular: Asociación La Maquinilla

                                                   IBAN     ES1831870586674721079814                     

                                                   Concepto: ayuda proyectos La Maquinilla

 


¡Sigue leyendo esta entrada...!

sábado, 27 de agosto de 2022

MIL MANERAS DE DISFRUTAR DE LA VÍA VERDE

 

Cuando hace años empezamos a reivindicar la construcción de vías verdes en nuestra comarca ya advertíamos que, además de un itinerario ecoturístico, una vía verde era mucho más.

Con los años se ha confirmado que, por sus características, el tramo de Vía Verde de La Maquinilla se ha convertido en un nuevo espacio recreativo susceptible de muy variados usos, tal como se ha demostrado este verano.

Además de que diariamente es utilizada por ciclistas y paseantes, en ella se han organizado actividades muy diversas, como rutas diurnas y nocturnas o de contemplación de nuestros cielos, una vez que nuestra comarca ha obtenido la calificación de reserva Starlight, culminando así este reconocimiento para todo el norte de la provincia de Córdoba.

Quedan poco más de tres semanas de verano, pero todavía hay pendientes algunas actividades a las que, desde aquí, invitamos a todos a participar.



La primera tendrá lugar el sábado 3 de septiembre y será una nueva modalidad de triatlón que muy bien servirá para que muchos se inicien es este deporte, sin duda uno de los más completos, al combinar ciclismo, natación y atletismo.

Para ello se sirve de que en la estación de Belmez-Ermita está ubicada la piscina municipal, donde habrá que nadar 200 metros. Seguidamente se harán 8 kilómetros en bicicleta y después otros dos kilómetros corriendo, todos ellos por la vía verde, en el entorno de la estación, donde se desarrollará la prueba.

No es solo que las distancias a recorrer sean asequibles para todos, es que, además, se puede participar en la modalidad triatlética, por equipos, de tal manera que una persona nade, otra corra y otra haga la prueba de ciclismo. Más fácil imposible. Y además, habrá categorías peques, infantil y senior.

Para más información, infolaulaga@gmail.com o en el teléfono 637 528 092.   



La segunda actividad será el 6 de septiembre, dentro de los actos programados para la pre-feria de Belmez. Consistirá en una marcha en bicicleta por la vía verde, de unos siete kilómetros, saliendo y regresando a la Plaza del Santo.

Está dirigida a todos los públicos, pero sobre todo a los más pequeños, que disfrutarán enormemente de lo que es una actividad de este tipo, con bocadillos y agua para todos los participantes.

Las inscripciones para esta marcha ciclista hay que hacerlas en el Ayuntamiento de Belmez, hasta el día 5 de septiembre. Más información en el 670 564 428 y en el 679 837 468.

Así que ya sabemos: grandes y pequeños, pequeños y mayores… ¡a disfrutar en nuestra vía verde!

¡Sigue leyendo esta entrada...!

sábado, 20 de agosto de 2022

MINAS DE LA URRACA, UN STONEHENGE INDUSTRIAL EN EL GUADIATO


Al hablar de las minas de carbón del Guadiato nos referimos siempre a las de la margen izquierda del río, donde se encontraban los grandes yacimientos, las industrias y la línea férrea Almorchón-Belmez-Córdoba. 

Sin embargo, existieron también explotaciones de cierta entidad en la margen derecha que vivieron su época dorada durante la Primera Guerra Mundial, cuando desapareció la competencia del carbón inglés y el alto precio de la hulla permitió acometer importantes inversiones en la construcción de pozos e instalaciones anexas, así como en las necesarias infraestructuras de transporte, que quedan hoy en día como testigos de ruinosas inversiones. 

Tres explotaciones de hulla destacaron en la margen derecha del Guadiato: el Grupo de Valdeinfierno, el Grupo los Hatillos o de Benajarafe y la Cuenca del Ruidero o Grupo de la Concepción.

Las minas que conformaban esta última cuenca se hallaban entre las estaciones de Villanueva del Rey y Espiel, con multitud de pozos y pocitos, siendo los de mayor relevancia el Pozo San Antonio, situado junto al Guadiato, y Explorador, Esperanza, Utrera, Cíclope y Ascensión, junto al arroyo del Ruidero, alguno de los cuales llegó a los 160 metros de profundidad.

Las primeras concesiones de minas de carbón en este paraje, conocido como “Doña Urraca” o “La Urraca”, datan de mediados del siglo XIX. A primeros del XX se renuevan las concesiones de estas minas, aunque hasta 1914 la producción fue escasa por el alto coste de llevar el mineral en carros a la estación de Villanueva del Rey, a una distancia de hasta 3,5 kilómetros.

Con la Guerra Mundial subió el precio del mineral y las pequeñas explotaciones vieron unas oportunidades de negocio insospechadas hasta entonces, por lo que decidieron acometer importantes inversiones, que en La Concepción iban destinadas a abaratar los costes de transporte y a la instalación de hornos de coque, un lavadero de carbones, una fábrica de aglomerados y briquetas, y la electrificación de las instalaciones mediante un generador de vapor. 

En 1917 se construyó un trenaje o arrastre mecánico que permitió incrementar notablemente la extracción de mineral y transportarlo a los muelles de carga situados en la línea del ferrocarril Belmez-Córdoba. Con estas inversiones, en La Concepción se llegaron a producir más de 35000 toneladas anuales.


Trenaje mecánico de La Concepción en 1918

Daba empleo a 255 hombres, 20 mujeres y 8 muchachos, que contaban con servicio médico prestado por el facultativo de Villanueva del Rey y por un practicante que residía en el poblado minero. Gozaba de buena temperatura, abundante arbolado y agua suficiente, por estar atravesado por el arroyo del Ruidero y próximo al río Guadiato. 

Pero al terminar la Guerra Mundial la hulla inglesa siguió llegando a España en las ventajosas condiciones de antes y bajaron los precios, por lo que la extracción del carbón de estas minas dejó de ser rentable. Además, el hundimiento del pozo Explorador exigía la construcción de un nuevo pozo maestro. 

La sociedad propietaria, el Grupo Hullero de la Concepción, cesó las labores y buscó inversores que hicieran frente a los nuevos gastos. En 1920 la sociedad Hullera del Guadiato, de Belmez, compró las concesiones, que no llegaron a entrar en producción por los problemas técnicos y largos conflictos sociales acaecidos. A mediados de 1923 las instalaciones quedaron definitivamente cerradas. 

En 1957 se reiniciaron los trabajos, extrayéndose 464 toneladas. Las grandes instalaciones de la etapa anterior habían desaparecido o estaban inutilizadas y la explotación se hacía de forma manual, aunque se preveía extraer hasta 40 toneladas diarias de hulla. Pero ninguna inversión se hizo y su propietario, D. Jesús Gálvez, cesó los trabajos en 1961.

Volviendo a los años de mayor producción, además de los edificios propios del servicio de las minas, tales como casas de máquinas, casa de calderas y taller de reparaciones, el grupo de La Concepción contaba con otras construcciones relevantes, como el almacén general, el almacén de maderas y la carpintería. Tenía también oficinas, cuadras para caballerías, un pequeño tejar y un polvorín. 

Al servicio del personal tenía un hospital de campaña, cuartel de la Guardia Civil, dos cantinas y ocho grupos de cuarteles con 160 viviendas, que constituían un buen poblado con cinco calles (Buena Vista, Trinidad, Concepción, Serrano y Ansia), en el que vivían entre 400 y 500 personas. Había también numerosas chozas utilizadas por los obreros como viviendas y, aunque no tenía iglesia, el servicio religioso era atendido por el cura de Villanueva del Rey.


Pozo Explorador, edificios anexos y, al fondo, el poblado minero

Con todo, sin duda las instalaciones más relevantes eran el trenaje y el apartadero del ferrocarril en la línea Belmez-Córdoba, que suponían casi la cuarta parte del total de las inversiones. 

Se decidió que el apeadero se hiciera en el Pk. 57,703 de la línea Belmez-Córdoba, recibió el nombre de La Trinidad y contaba con dos vías, oficinas, cargadero y báscula. En cuanto al trenaje, consistía en una cadena flotante que conducía volquetes sobre una vía estrecha minera, con 1370 metros de longitud. 

Más de cien años han pasado desde la construcción de estas instalaciones, muchas de las construcciones están arruinadas, la vegetación ha ido invadiendo otras y, por supuesto, la mano del hombre ha sido determinante en su situación actual. 

La finca en la que se encontraban las minas es hoy una explotación de porcino y vacuno extensivo que ha requerido importantes transformaciones, siendo la principal la construcción de un pequeño embalse en el arroyo del Ruidero, justamente en el lugar que ocupaban los principales pozos y edificios auxiliares, de los que nada se conserva.

Mejor suerte ha corrido el poblado minero, formado por ocho grupos de viviendas, algunos de los cuales se han reutilizado como naves para el ganado, con una reconstrucción que permite adivinar fácilmente la fisonomía exterior de estos cuarteles.




Antiguos cuarteles mineros del poblado de La Concepción

Entre la vegetación de la sierra se adivina el trazado del antiguo trenaje mecánico hasta el apartadero de La trinidad, del que subsisten los muelles de carga y el edificio de oficinas.




Muelle de carga y oficinas de La Trinidad

No obstante, las construcciones más espectaculares, sin comparación en nuestra comarca, son los doce pilares de piedra del trenaje, de hasta diez metros de altura, que servían para cruzar el río. Tienen forma de tronco de pirámide, con aristas redondeadas los siete que están propiamente en el cauce del río y rectas los cinco restantes. La consistencia de estas imponentes columnas se corrobora con su magnífica conservación, capaces de resistir las embestidas del agua durante los desembalses de la presa de Sierra Boyera.

Una estructura industrial prácticamente desconocida que bien podríamos decir que es nuestro particular Stonehenge del Guadiato.



(Fotografías en color de Ángela Cano Gil, en blanco y negro de la Estadística Minera de España)

Más información sobre estas minas en EXPLOTACIONES CARBONÍFERAS EN LA MARGEN DERECHA DEL GUADIATO. LA CUENCA DEL RUIDERO Y EL GRUPO HULLERO DE LA CONCEPCIÓN, que se puede leer en Libro de Actas del XVI Congreso Internacional sobre Patrimonio Geológico y Minero. XX Sesión Científica de la SEDPGYM. Belmez/Peñarroya-Pueblonuevo (Córdoba), 2015


¡Sigue leyendo esta entrada...!

domingo, 7 de agosto de 2022

"TRES REPUBLICANOS". LA GUERRA CIVIL Y LOS FERROVIARIOS

 “La casa del capataz de vías y obras es amplia y sencilla. Está lejos de los talleres y la estación, objetivos continuos de los ataques. Las minas de carbón y el nudo ferroviario son puntos clave para los dos bandos.

Mientras fuma el primer cigarrillo, mira la silueta inquietante de la locomotora blindada que debe custodiar durante la reparación. Descanse sobre una vía muerta, medio camuflada bajo unos árboles, y se perfila tras la ventana de su casa con las primeras luces”.

Es un fragmento del primer capítulo de la novela “Tres Republicanos”, que Vicente Andújar Cabanillas ha publicado recientemente y que narra con toda su crudeza las vicisitudes por las que pasó su abuelo, Dámaso Cabanillas Roso, durante la Guerra Civil como capataz de obras de una de las casetas del ferrocarril en Peñarroya-Pueblonuevo, concretamente la del kilómetro 58 de Belmez a Almorchón. Dámaso Cabanillas fue apoderado del Frente Popular en Peñarroya-Pueblonuevo y estuvo integrado en el Consejo Obrero Ferroviario de la línea Belmez-Almorchón, integrado en la U.G.T.


Pero no se piense que el autor narra, sin más, la historia de su antepasado según lo que le había contado su madre. No, la novela va mucho más allá. Tras ella hay un exhaustivo trabajo de investigación en los Archivos de la Memoria Histórica y en los de varias fundaciones, además de un detenido trabajo de campo averiguando cómo estaban las cosas durante los años de la Guerra, cómo eran los paisajes, los edificios, las poblaciones… Y ahí entramos nosotros como Asociación.

En diciembre de 2018, Vicente Andújar se puso en contacto con La Maquinilla para recabar información acerca de la situación del ferrocarril en esta cuenca minera y de la caseta en la que vivió su abuelo, en la que se desarrollan parte de los hechos que se narran.

El autor nos contó que tenía en mente escribir un libro y que necesitaba datos. Le facilitamos lo que estaba en nuestras manos y, finalmente hemos podido comprobar con agrado, que, de algún modo, también pusimos nuestro granito de arena en la elaboración de esta novela.

Para dar una idea de la importancia que se da a los sucesos de nuestra comarca, basta decir que sus tres primeros capítulos llevan por título “Pueblonuevo”, “Milicianos” y “Almorchón”. Y a lo largo de toda ella está muy presente la actividad de los ferroviarios, tanto en tierras manchegas como en el Guadiato, durante los tres años de guerra.

Caseta de la línea de Belmez a Almorchón en la que se desarrolla parte de la novela.

Solo con ver el título de la novela, y con lo que acabo de decir, ya se puede imaginar en qué lado se posiciona, pero sí es cierto que, a la hora de verter críticas, en el libro se denuncian atrocidades cometidas por uno y otro bando, por lo que, ante todo, sirve para hacernos reflexionar sobre las consecuencias de nuestras decisiones y sobre qué haríamos cualquiera de nosotros si nos viéramos en circunstancias similares.

En definitiva, un libro para conocer un poco más de nuestros trenes, de lo que pasó durante la Guerra Civil y para hacernos pensar, lo que en estos tiempos es muy de agradecer.


Si no te gusta comprar lotería de navidad quizás quieras ayudarnos haciendo alguna donación a la cuenta de la Asociación o haciéndote socio. Sabes que con muy poco hacemos mucho. 


Titular: Asociación La Maquinilla

                                                   IBAN     ES1831870586674721079814                     

                                                   Concepto: ayuda proyectos La Maquinilla

 

¡Sigue leyendo esta entrada...!

sábado, 30 de julio de 2022

BELMEZ: LOS DEPÓSITOS DE AGUA DE LA COMPAÑÍA DE ANDALUCES

Pasada la primera semana de los paseos por nuestro patrimonio, tal vez lo que más haya llamado la atención de los participantes haya sido la visita a los depósitos de agua de la ladera del castillo de Belmez.

Depósitos subterráneos de Andaluces en Belmez. Foto: Juan Esquinas García

Estos depósitos fueron construidos entre 1883 y 1884 por la Compañía de los Ferrocarriles Andaluces y su misión era garantizar el agua potable a la población durante los tres meses de verano.

Una de las principales preocupaciones de las grandes compañías mineras durante el siglo XIX era suministrarse de agua suficiente para que pudieran funcionar las máquinas de vapor que utilizaban en minas, fábricas y talleres. En 1882, por falta de agua la propia compañía de Andaluces tuvo que parar el trabajo en la mina Santa Elisa durante cinco meses.

Para solucionar el problema, esta compañía pretendió establecer dos grandes tomas de agua en el Guadiato, una en la Vega, junto a la estación de Cabeza de Vaca, y otra en la Huerta del Carrascal, apenas a un kilómetro de Belmez, pero como esto traería muchos quebrantos a los vecinos, porque secaría totalmente el río en los meses de verano, el Ayuntamiento llegó a un acuerdo con la compañía para que, a cambio de la concesión para extraer agua del río, construyera estos depósitos de agua potable que, con una capacidad de 6.500 metros cúbicos, garantizaba el consumo de la población. Además, la compañía debía instalar dos pilares públicos y establecer la red de agua potable en todo el pueblo.

Depósitos del castillo, construidos en 1883-84

Visita a los depósitos de Andaluces. Foto: Margarita Díaz Pérez

Con una superficie de más de 1400 metros cuadrados, estos depósitos subterráneos han estado en uso durante más de cien años, siendo uno de los elementos patrimoniales más importantes y, al mismo tiempo, más desconocidos de los que existen en Belmez.

Actualmente el Ayuntamiento de Belmez está estudiando su musealización para que puedan ser más fácilmente visitables, además de otros proyectos de mayor envergadura para su futura puesta en valor.

Depósito de Pronillo, en Santander, también de 1884. Foto: www.turismo.santander.com

Muy parecidos a estos, se pueden visitar otros depósitos en España, como el Depósito de Pronillo, en Santander, que forma parte del Museo del Agua de esta ciudad y fue construido en el mismo año que el de Belmez, y los depósitos de agua de Pignatelli, en Zaragoza, también de la misma época y reconvertidos en centro cultural (Espacio Pignatelli), en el que se ofrecen visitas guiadas en las que se explica todo lo relacionado con esta infraestructura, que forma parte del patrimonio industrial e histórico de la ciudad.

Depósito de Pignatelli, en Zaragoza. Foto: www.zaragozago.com


Si no te gusta comprar lotería de navidad quizás quieras ayudarnos haciendo alguna donación a la cuenta de la Asociación o haciéndote socio. Sabes que con muy poco hacemos mucho. 


Titular: Asociación La Maquinilla

                                                   IBAN     ES1831870586674721079814                     

                                                   Concepto: ayuda proyectos La Maquinilla

 

¡Sigue leyendo esta entrada...!