lunes, 13 de septiembre de 2021

EL CENTRO DE INTERPRETACIÓN DEL FERROCARRIL MÉTRICO CONTINÚA RECUPERANDO MATERIAL HISTÓRICO

 

Cesta para damajuanas de productos químicos de la SMMP  recuperados por la familia Laínez
y donados al Centro de Interpretación de la Vía Verde y el ferrocarril de vía estrecha

Si hace unos meses comunicamos a nuestros lectores que nuestro colectivo había adquirido un billete del ferrocarril Peñarroya-Puertollano   y que este verano había rescatado de una chatarrería de Madrid cuatro placas de trenes históricos de la línea de vía estrecha esta semana informamos de la recuperación de otros objetos íntimamente vinculados a nuestros ferrocarriles y las industrias relacionadas. En este caso hablamos de  cestas metálicas de transporte de productos químicos de la SMMP.

Para aquellos que aún no estén iniciados en el tema y para contextualizar el hallazgo comentamos que en los cercos industriales entre 1908 y 1968  llegó a desarrollarse en Peñarroya-Pueblonuevo una industria química importante que tuvo su origen en el aprovechamiento del ácido sulfúrico derivado de la producción de zinc en el primer cerco Industrial de Peñarroya.

Aunque inicialmente iba a ser  un proyecto  de corto recorrido en base a que la  veta de metálica de la que extraía el zinc en una  mina de Ciudad Real no iba a tener larga vida,  la compañía comenzó a emplear este  ácido sulfúrico residual como base para  la fabricación de abonos y superfosfatos.

Fábrica de abonos del primer Cerco Industrial en 1917


En un principio la producción de abonos fue pensada para satisfacer las necesidades  de los agricultores del entorno (sur de Badajoz, Guadiato y Pedroches), pero  la multinacional francesa pronto comprobó que la demanda el campo español era muy superior a la oferta. Así que decidió construir  una planta química de gran tamaño (incluso erigió un tercer Cerco en las proximidades del peñón de Peñarroya para fabricar ácido sulfúrico fumante en  1920) y comenzó a traer piritas de Aznalcóllar (Sevilla) para atender las necesidades de abonos de la industria agrícola nacional.

Pero, lógicamente, una industria no cierra el círculo productivo hasta que no soluciona el problema del transporte de la mercancía producida hacia los puntos de destino. De este modo la SMMP encontró imaginativas y autárquicas soluciones de envasado, transporte y  distribución de sus productos químicos adaptadas a cada tipo de cliente, de acuerdo con el lugar donde residiese y sus necesidades.

Vagón de productos químicos de la SMMP  para la vía estrecha


Cisterna de transporte de productos químicos de la SMMP, de ancho ibérico,  utilizado en la red 
de Ferrocarriles Andaluces (Museo Vasco del Ferrocarril/Archivo Euskotren)

Para la venta al por mayor, es decir, para la atención a grandes propietarios e industrias compró vagones especiales de diversos formatos y tamaños tanto en vía ancha como en vía estrecha  (ver fotografías) que permitían desplazar grandes cantidades de producto en muy poco tiempo. Sin embargo, para el pequeño productor escogió sacos de 50 kg.   Y  damajuanas de cristal templado, también diversas en cuanto a capacidad (litros), las cuales también eran transportadas por ferrocarril, pero  en vagones convencionales de carga cubiertos para ser entregarlos o vendidos en la misma estación de destino  a pequeños agricultores y almacenistas del ramo. Éstos eran llevados a continuación en carros tirados por mulas y, a partir de la década de los 50 del silo XX, en camiones desde la estación correspondiente hasta las explotaciones agrícolas.

Para asegurarse de que las damajuanas de cristal no se rompían y se perdiese el contenido de los preciados líquidos la SMMP utilizaba como embalaje las  cestas metálicas rellenas de paja a modo de nido que son protagonistas de esta noticia. El dispositivo de seguridad se complementaba con unas cuerdas que unían el cuello de la citada damajuana  con  los bordes de la cesta una vez introducida.

Anuncio de abonos y superfosfatos Peñarroya diseñado por el famoso
cartelista italiano Leonetto Captiello

Tanto los  sacos como las cestas (no tenemos constancia de que las damajuanas se fabricaran aquí) eran fabricados en las instalaciones industriales que la SMMP tenía en Peñarroya-Pueblonuevo, siendo los primeros hechos en la de papel y tejidos y los segundos en los Talleres Generales.

La Maquinilla, ha recuperado  varias de estas curiosas  y centenarias cestas de metal. Una de ellas será expuesta en el Centro de Interpretación de Vías Verdes por su interés etnográfico y por su relación con el ferrocarril de vía estrecha.

Desde aquí, queremos agradecer a la familia  Laínez este hallazgo  y su  donación a  nuestro centro de interpretación. De igual modo,  animamos a nuestros vecinos que guarden  en sus casas algún material de este ferrocarril  a seguir su ejemplo, entregándolo al CIVV para su custodia y exposición.  Y es que la vía verde y este museo, para que sean buenos de verdad, tenemos que  construirlas entre todos.

Damajuana, cesta y embalaje


¡Sigue leyendo esta entrada...!

lunes, 30 de agosto de 2021

CUMPLIMOS 10 AÑOS

Logo diseñado por nuestra compañera Ana Triviño


 Sería fácil  recurrir  a  los  tópicos  del  tipo  “parece  que fue ayer”, “no pasan los años por nosotros” o “estamos en  mejor  forma  que  nunca” para celebrar los 10  años  de  singladura  de  la  Asociación La Maquinilla  en  pro  de la construcción de la vía verde del Guadiato o la defensa de  nuestro Patrimonio Industrial, pero no, no ha sido así: ni parece   que  fue  ayer, porque 10  años  son    mucho  tiempo, o  al menos a nosotros se nos ha hecho largo por las dificultades  que  hemos encontrado, ni es cierto  que no pasan los años por nosotros porque a la vista está que este trabajo  nos ha  hecho  envejecer  más  rápido que  la gente que  está en sus cosas en lugar de las de las de todos. Del  mismo modo, tampoco es cierto que estemos en mejor forma que nunca: pelear por asuntos a  los  que  casi  nadie  interesa, ya saben, la recuperación de chimeneas rotas y ferrocarriles abandonados, supone desarrollar nuestra  labor  más  solos y con menos recursos que otros colectivos digamos "normales" (deportes, música, teatro, etc.) con lo que se genera un cansancio y frustración mucho mayor.

Por otra parte, nuestra lealtad con las causas defendidas y todo lo que queda por hacer en éllas no nos permite sacar pecho por lo logrado.    No obstante, en este sentido  si podemos  asegurar  que en esta década, al menos, si  hemos intentado ser auténticos y  trabajar en lo que creemos, que no es otra cosa que  concienciar a nuestra gente sobre el verdadero  valor y utilidad de su  Patrimonio Industrial en todas sus dimensiones: emocional, económica,  técnica e histórica, objetivos que, al menos, en parte,  creemos que hemos conseguido, lo cual nos satisface.

Septiembre de 2011. Primera Junta Directiva de la Asociación La Maquinilla
No hubo presentación, ni manifiesto, ni estridencias. Así éramos y así somos de discretos 10 años después

Nos hubiese gustado celebrar estos 10 años juntos o, más que juntos, intentando juntar a nuestra gente alrededor de unas ideas (algunas veces no lo hemos logrado) pero las  limitaciones por la pandemia nos impiden hacerlo con un adecuado calendario de actividades. No obstante, tal circunstancia nos la tomamos como una metáfora de nuestra trayectoria  que nos recuerda que el camino que escogimos un caluroso  mes  Septiembre de 2011 va a seguir siendo igual de duro que los que nos precedieron. Por lo tanto, estamos acostumbrados tanto seguidores como socios del colectivo. Nada que objetar.

En las semanas venideras intentaremos organizar en el CIVV (Centro de Interpretación de la Vía Verde del Guadiato y Los Pedroches) una exposición retrospectiva sobre el trabajo que hemos venido desarrollado durante estos dos lustros, en primer lugar,  para  honrar a las personas que un buen día creyeron que era posible una vía verde en el Guadiato y, en segundo lugar,  como testimonio del cambio que se ha producido en la sociedad guadiateña  respecto a su Patrimonio Industrial gracias a nuestra labor.  

En esta época de lo trivial y lo superficial  a la que ninguno podemos escapar respondemos a  dos preguntas triviales que se suelen hacer en estos casos,  pero que a las  que respondemos con la profundidad que siempre nos ha caracterizado:

¿Hemos disfrutado con lo que hacemos?  Podríamos decir que sí, aunque con matices. Jamás pensamos que los objetivos que nos marcados iban a costar  tanto  sacrificio como el que  ha costado, lo que nos ha llevado en alguna ocasión en platearnos abandonar.

¿Seguiremos otros 10 años más? Pues no lo sabemos. Hacer que las cosas sucedan en una sociedad tan desmovilizada, tan desunida y tan autodestructiva como la nuestra cuesta el doble de ilusión de lo normal, lo que lleva a veces al agotamiento. De momento, los proyectos que todavía tenemos y que todavía no están del todo denostados por nuestra gente nos animan a seguir adelante. Mañana no sabemos. En cualquier caso, no les quepa duda que el tiempo que compartamos con ustedes y al servicio de ustedes a partir de ahora tampoco  será tiempo perdido.


Esto es lo que había cuando comenzamos: balasto e ignorancia

Por lo demás, no queremos recrearnos mucho más en esta efeméride, que para nosotros es más anécdota que otra cosa. Alcanzar los 10 años de antigüedad tiene su mérito, porque no todos las asociaciones lo logran.  Sin embargo, ello no nos hace mejores que antes de cumplirlos, porque el valor de una Asociación no puede medirse por su ¿solera? (nunca nos gustó este término con aire casposo, pero que se utiliza con profusión en estos casos) sino por el bien que hace a las comunidades en las que nacen con sus actuaciones. Hemos sumado, más que restar y eso, de momento, nos vale. 

No quisiéramos finalizar esta reseña sin dejar de agradecer el apoyo  recibido por nuestras instituciones locales, provinciales y nacionales desde nuestro humilde origen. Aunque queda aún mucho por hacer, su  ayuda  ha sido fundamental para hacer realidad gran parte de las reivindicaciones planteadas en 2011:  Vía Verde del Guadiato y  BIC para el Cerco Industrial de Peñarroya. También a algunos de nuestros vecinos, que con su apoyo moral (a otros no tanto, que también hay detractores) y económico han sostenido en más de una ocasión a esta Asociación.

Esto es lo que tenemos en 2021: la quinta vía verde de Andalucía
en número de kilómetros y una sociedad un poquito más culta

En  este apartado, posición destacada tienen nuestras familias. Ellos han sido y son a día de hoy  los auténticos parias en todo este proceso y a quienes les robamos el tiempo que las familias normales disfrutan. Ser pariente cercano de alguien que forma parte de La Maquinilla supone vivir en una permanente renuncia. Nuestro homenaje, por tanto, para ellos.

Por último, vaya también un recuerdo para los que en su día estuvieron a nuestro lado y que hoy no pueden disfrutar de lo que hemos logrado: Emiliano Mansilla y Bernadette Slapka. Nuestros éxitos  también son sus éxitos.

En 2011 prometimos que nos veríamos en la Vía Verde del Guadiato. Es 2021 y lo hemos cumplido. Deben saber que el  viaje continua mereciendo la pena.

Emiliano Mansilla. Te recordamos y te echamos de menos

Bernadette Slapka, presidenta de ACED Metallia. Queremos que sepas que seguimos tu ejemplo

A continuación, resumimos una parte del  trabajo desempeñado por la Asociación La Maquinilla en esta década. Gracias a todos.

En materia de vías verdes:

-Desde 2011: plantación de más de 600 árboles en la plataforma ferroviaria de La Maquinilla para crear zonas de sombra para el usuario.

 


-2012-2013: creación de la señalización existente tanto en la Vía Verde de La Maquinilla como en la Vía Verde de Peñarroya-Pueblonuevo por medio de talleres  escolares (IES José Alcántara, IES Florencio Pintado y IES Alto Guadiato).

 


-2013-2015: creación de los paneles turísticos en las vías verdes de La Maquinilla y Peñarroya-Pueblonuevo por medio de talleres escolares (IES José Alcántara).

 


-2013-2016: Construcción de las primeras papeleras de la vía verde de La Maquinilla con material reciclado con talleres escolares (IES José Alcántara).

 


-2013-2016:construcción de más de 100 protectores para árboles de la vía verde de la Maquinilla en zona de trashumancia utilizando material reciclado (IES José Alcántara).

 


2014: decoración de caseta ferroviaria de la Vía Verde de La Maquinilla con técnica de grafitti (IES José Alcántara).



2016: construcción de cajas nido para los árboles de la Vía Verde de La Maquinilla a través de talleres escolares (IES José Alcántara y CEIP Alfredo Gil).

 


Desde 2014: organización de rutas guiadas en la Vía Verde de La Maquinilla de forma discrecional y general, todos los veranos.

 

2012-2017: celebración de 4  ediciones del Día Nacional de las Vía Verdes.



2011 y 2017: organización de marchas reivindicativas y recogidas de firmas solicitando la rehabilitación de más kilómetros de Vías Verdes en el Valle del Guadiato.

 


Desde 2011: realización de labores de mantenimiento en los tramos de Vía Verde recuperados de forma general y a través de jornadas medioambientales para niños.

 


Desde 2011: coordinación de los trabajos del Plan PROFEA en la Vía Verde de La Maquinilla desde 2013.

 


2013: primeros tramos de Vía Verde recuperados en el Guadiato: La Maquinilla y Fuente Obejuna.



2013: diseño del logo oficial de la Vía Verde de La Maquinilla.

 


2015: La Vía Verde de Peñarroya-Pueblonuevo es reconocida por la Fundación de Ferrocarriles Españoles.



2015, 2018 y 2021: organización del proyecto Conecta240, que combina  atletismo, cicloturismo y Patrimonio Industrial.  Consiste en una carrera de relevos que discurre desde la mina Jayona, en Badajoz, hasta Peñarroya-Pueblonuevo, utilizando el antiguo trazado del ferrocarril Peñarroya-Puertollano,  transportando una lámpara minera encendida. La última edición intentamos  alcanzar la localidad de Pozoblanco pero una tremenda tromba de agua lo impidió. 

 


2017: redacción de las ordenanzas de reguladoras de uso de la Vía Verde de La Maquinilla a su paso por Peñarroya-Pueblonuevo y Belmez.

2017: declaración de Interés General por el Estado del ferrocarril Peñarroya-Puertollano como futura ruta ecoturística.

2017: diseño del plano turístico de la Vía Verde de La Maquinilla por medio de un taller de alumnos de 4ª ESO de la asignatura "Iniciación a la Actividad Emprendedora y Empresarial" del IES José Alcántara.


2020: El Ministerio de Agricultura, Medio Ambiente y  Alimentación aprueba la construcción de la Vía Verde del Guadiato a su paso por Belmez.


2021: construcción del cinturón verde de Peñarroya-Pueblonuevo junto al alumnado del IES Alto Guadiato (Proyecto Impulsa).



2021: creación del Centro de Interpretación de la Vía Verde del Guadiato y Los Pedroches y del ferrocarril de Vía Estrecha en antigua caseta ferroviaria de Peñarroya-Pueblonuevo. Será inaugurado en este mes de Septiembre.



 

En materia de Patrimonio Industrial

Desde 2011: organización del Día del Cerco, encendido simbólico de las chimeneas del cerco industrial para reivindicar su recuperación..  Se han  organizado 8 ediciones. Este evento de la  asociación  se ha convertido con el tiempo en una marca del municipio.



Desde 2011: organización de rutas guiadas alrededor del Patrimonio Industrial de Peñarroya-Pueblonuevo tanto para adultos, chavales y niños.

Desde 2011: participación en numerosos coloquios, mesas redondas y conferencias de temática industrial.



Desde 2013: participación como ponentes en el I y el III Congreso Europeo de chimeneas celebrado en las localidades francesas  de Roubaix y Lille, respectivamente. También el  II Congreso de Patrimonio Industrial y participación social de Málaga en 2017.



2014: traducción al español del libro del 50 aniversario de la Sociedad Minera y Metalúrgica de Peñarroya.

 -2015 y 2016: Concurso escolar de selfies con chimenea.



 2016: concurso escolar de maquetas de Cercos Industriales.



 2017: diseño del juego Trivial A-cércate sobre la historia de los ferrocarriles, minas e industrias del Guadiato para niños y adolescentes (2017).



2017: concurso escolar de Trivial A-cércate con motivo del I Centenario del Complejo Pierre Rousseau/Almacén Central  de Peñarroya-Pueblonuevo en el que participaron todos los Centros educativos de la localidad.



Desde 2015: diseño y coordinación  del Plan local de fomento del Patrimonio Industrial, por medio del cual se han formado a profesores de los Centros Educativos de la comarca y se han realizado actividades municipales de este tipo de temática (rutas guiadas, grabación de vídeos, charlas…).

2015: hermanamiento con la Asociación ACED Metallia de Ex trabajadores de la Sociedad Minera y Metalúrgica de Peñarroya de la Noyelles Goudault (Francia).



2016: Publicación del libro “La Maquinilla. Ferrocarriles de Belmez y Peñarroya”.



2017: proyecto Almacén de la Memoria (cápsula del tiempo) en el Almacén Central/Complejo Pierre Rousseau de Peñarroya-Pueblonuevo como clausura de  su I Centenario.


2017: organización de la  Exposición monográfica del Cerco Industrial “Cerco: educar, hablar, hacer”.



2018 y 2019: publicación de cuaderno de campo de los cercos industriales de Peñarroya-Pueblonuevo y guía didáctica correspondiente para niños y adolescentes.



2018: Puesta en marcha de la aplicación de móvil turística  A-cércate para dar a conocer de forma autoguiada el Cerco Industrial de Peñarroya.


2018: organización del II encuentro de Patrimonio Minero e Industrial de E FAITH (Federación europea de Asociaciones de Patrimonio Industrial y Técnico).



2018: publicación del libro “150 años del ferrocarril en Belmez”.




2020: restauración e iluminación  de la chimenea de la fábrica de papel de Peñarroya-Pueblonuevo con una iniciativa de crowdfunding.



La Asociación La Maquinilla no está subvencionada y depende de donaciones privadas para su funcionamiento.  Si compartes nuestros objetivos y te gusta lo que hacemos quizás puedas ayudarnos. Con  poco hacemos mucho.


Titular: Asociación La Maquinilla

                                                   IBAN     ES1831870586674721079814                     

                                                   Concepto: ayuda proyectos La Maquinilla

¡Sigue leyendo esta entrada...!

lunes, 16 de agosto de 2021

GABRIEL MOLERO DONA UN EJEMPLAR DE SU LIBRO A LA BIBLIOTECA DEL CENTRO DE INTERPRETACIÓN DE VÍAS VERDES

 


Un ejemplar del  libro “El ferrocarril Fuente del Arco-Peñarroya-Puertollano San Quintín”  descansa ya en las estanterías de la  biblioteca del Centro de Interpretación de Vías Verdes y del Ferrocarril de vía Estrecha de Peñarroya-Pueblonuevo desde la semana pasada.

El responsable de este regalo es uno de sus autores, Gabriel Molero Caballero (Puertollano), nieto, hijo y sobrino de ferroviarios que trabajaron en este histórico ferrocarril español y que hoy en día estamos tratando de recuperar como vía verde a su paso por nuestra comarca.

Si bien es cierto que el gusto por estos temas tan vinculados a la actividad  de nuestra asociación ya nos llevó a adquirir la primera edición, que  fuera impresa en Valencia y posteriormente presentada en la biblioteca de  Peñarroya-Pueblonuevo en 2017 y aunque ofrecimos al autor la opción  presentar la sexta  (la definitiva, en palabras del autor)  en el Centro de Interpretación de la Vía Verde del Guadiato y Los Pedroches (CIVV) una vez estuviese finalizada, ha sido la pandemia la que lo ha condicionado todo. Sin embargo, Gabriel ha querido hacer frente a esta dificultades con este generoso gesto. Vaya nuestro agradecimiento, por tanto, a este extrabajador del ferrocarril métrico, investigador y defensor de su patrimonio histórico.

Con este ejemplar, la ya de por si rica biblioteca del del CIVV se ve ampliada con este imprescindible material.

Entre las  novedades más importantes de esta obra monumental se encuentra un anexo de 45 páginas, la inclusión de más de 1.000 imágenes (nuevas fotos de placas, vagones, máquinas, planos, etc.) relacionadas con la línea o un folleto de 8 páginas en las que se incluyen las ampliaciones de información recuperada en los últimos 4 años.

Interesante fotografía de principios del s. XX de la caseta de obrero de la  Estación de Pueblonuevo del Terrible, actual CIVV
Imágenes inéditas y espectaculares como ésta sorprenderán al curioso lector que adquiera el libro

Igualmente, en la parte que nos toca, el volumen  dedica espacio a la recuperación del trazado como vía verdes y a la rehabilitación y nuevos usos de sus  edificios  en la actualidad.

En definitiva, un libro imprescindible para quienes gustamos de conocer la historia del ferrocarril de vía estrecha y  los pueblos que conectó en su momento.

Desde esta página felicitamos a Gabriel en la incansable,  difícil  y a veces  incomprendida labor de difusión cultural y ponemos a su disposición las instalaciones del CIVV para cuanto pueda necesitar en este sentido.

Aquellos interesados en  adquirir un ejemplar del libro pueden contactar con  Gabriel Molero Caballero en el teléfono 649021802 o en el correo electrónico gabrielmolero29@hotmail.com. También en las librerías y kioscos de Peñarroya-Pueblonuevo.

 

El CIVV acogerá una importante biblioteca ferroviaria y archivo histórico del ferrocarril de vía estrecha
dentro de la cual el libro de Gabriel Molero no puede faltar 

Información relacionada con esta entrada:

https://elquincenaldelospedroches.es/la-historia-ferrocarril-que-dio-vida-a-los-pedroches-y-el-guadiato-en-un-libro/

La Asociación La Maquinilla no está subvencionada y depende de donaciones privadas para su funcionamiento.  Si compartes nuestros objetivos y te gusta lo que hacemos quizás puedas ayudarnos. Con  poco hacemos mucho.


Titular: Asociación La Maquinilla

                                                   IBAN     ES1831870586674721079814                     

                                                   Concepto: ayuda proyectos La Maquinilla

¡Sigue leyendo esta entrada...!