lunes, 12 de marzo de 2018

La Maquinilla, con el ferrocarril Córdoba-Almorchón




En los últimos días hemos conocido la noticia de que el Parlamento de Andalucía ha aprobado la conversión del  trazado ferroviario Córdoba-Cerro Muriano, perteneciente al ferrocarril Córdoba-Almorchón en la Vía Verde de Sierra Morena. Esta decisión ha supuesto un espaldarazo a  las reivindicaciones a numerosos colectivos senderistas y ciclistas de la capital de  nuestra provincia, que desde hace casi 20 años han solicitado a las autoridades la creación de esta infraestructura ecoturística.

En este sentido, el colectivo de La Maquinilla, siempre  ha mantenido una postura clara de solicitar la creación de la Vía verde de Sierra Morena en base a los argumentos del Plan Pista 2008-2013, patrocinado por la misma  administración andaluza, y que preveía construir una nueva alternativa ferroviaria de entrada a la capital que conectase Cerro Muriano con la estación de Rabanales.

Para nuestros asociados, el ferrocarril  de Cerro Muriano, como cualquier otro que cruzara el Valle del Guadiato   ha sido desde el principio  una cuestión irrenunciable, por su potencial de desarrollo económico  de  la comarca y  de vertebración de nuestros pueblos. Es por ello que siempre hemos   apostando por la creación  de vías verdes sobre trazados  abandonados, desmantelados  y enajenados como una forma de dar una segunda oportunidad a  un recurso  cuyo aprovechamiento desde el  punto de vista del  transporte ferroviario había perdido todo su sentido. Tal es el caso de los trazados ferroviarios del Peñarroya-Puertollano  o de La Maquinilla.

En el caso que nos ocupa, en el que la administración andaluza   ha suprimido la mencionada alternativa de acceso a la capital por Rabanales en el Plan Pista y dado que no ha sido demostrada aún la ineficacia de este ferrocarril desde el punto de vista estratégico, económico o social,  entendemos que la construcción de una Vía Verde sobre toda la línea o sobre una parte de ella es un grave error  y un agravio a los derechos de desarrollo del Valle del Guadiato, uno más a una comarca  ya de por sí  muy castigada históricamente por la falta de oportunidades e inversiones públicas.

Por lo tanto, ante las declaraciones sin fundamento aparecidas en diversos medios de comunicación y redes sociales que nos sitúan en el lado de los supuestos defensores de una vía verde sobre este ferrocarril aclaramos que la vía verde debe ser la última y la peor de las opciones de aprovechamiento de un trazado ferroviario, en cualquier caso. Por tanto, en base a los argumentos que hemos explicado apoyamos  la reapertura de la línea Córdoba-Almorchón, negamos por concepto el cierre de la línea Cordoba-Almorchón al tráfico de mercancías y, lógicamente, nos sumamos públicamente a la moción del  Ayuntamiento de Peñarroya-Pueblonuevo o cualquier iniciativa  de otros grupos municipales de esta y otras localidades de nuestro entorno  que apuestan por el mantenimiento de esta infraestructura básica para nuestro progreso.

El ferrocarril es un bien para nuestros pueblos. Una Vía verde sobre sobre éste debe ser entendido como un fracaso de la administración  y, por tanto  un mal menor para todos nuestro conciudadanos.

Enlaces relacionados con esta en:

No hay comentarios:

Publicar un comentario