miércoles, 9 de mayo de 2012

Mucho que aprender y poco que celebrar


Foto: José Manuel Castaño
El Día Nacional de las Vías Verdes, se celebra el 14 de Mayo de cada año. Y así viene sucediendo desde hace 13 años. En el fin de semana más próximo a esa fecha todas las vías verdes de España se engalanan y todos los colectivos que defienden estas ideas se visten de corto para conmemorar lo que se ha convertido en los últimos años en un nuevo estilo de vida. Bueno... todos menos uno de ellos.

A día de hoy, la Asociación La Maquinilla no tiene mucho que celebrar, desgraciadamente en este día. A pesar de los avances en materia de concienciaciçon ciudadana y política en esta cuestión, de ciertos progresos medioambientales en alguna que otra plataforma ferroviaria, de la creación de una incipiente identidad social en relación a las Vías Verdes de nuestra comarca, la realidad es que al Guadiato se le sigue debiendo una Vía Verde hace ya 16 años, en base a unos argumentos que cada día son más difíciles de explicar a la ciudadanía.

Puesto que no había nada que celebrar decidimos acudir a la Vía Verde de la Sierra Norte de Sevilla en primer lugar para disfrutar y, en segundo lugar, para aprender la manera en que aprovechan sus recursos endógenos las poblaciones que se encuentran en una situación socio-económica parecida a la nuestra. Hasta allí se desplazó un autobús repleto de belmezanos y peñarriblenses de todas las edades.

Fuente: Carmelo Díaz

Se echó en falta la presencia de nuestras autoridades, en contraste con la misma época del año pasado en plena campaña electoral, cuando representantes de todos los partidos políticos (PSOE, IU, PP y PA) de Peñarroya y Belmez se acercaron a la plataforma ferroviaria FEVE entre Belmez y Cámaras Altas con motivo de la celebración del XIII Día Nacional de las Vías Verdes. La verdad sea dicha, hubiese sido especialmente oportuna la visita de esta infraestructura por parte de nuestros dirigentes municipales y/o comarcales, no por apoyo moral, sino para aprender alguna lección que pudieran aplicar en nuestras plataformas ferroviarias en el futuro.

En lo que a la ruta se refiere, el Domingo pasado el grupo pudo deleitarse con la comtemplación del  bosque de ribera más grande del Sur de España, admirar el monumento natural de Cerro del Hierro y, por supuesto, reconocer el magnífico trabajo de transformación de la plataforma de este viejo ferrocarril minero en Vía Verde.

Lo que tenemos...
...lo que deberíamos tener
Dando por bueno el hecho de destinar un día del calendario a las Vías Verdes españolas, en clave local, si consideramos que tanto los ciudadanos como los políticos del Guadiato bien debieran dedicar esta efeméride a reflexionar sobre aquello que han hecho mal o que no han hecho para llegar a esta situación de desventaja respecto de otras zonas en este ámbito, no con un fin fustigador y de penitencia sino con la intención de corregir la deriva actual.

Si de algo ha servido el XIV Día Nacional de las Vías Verdes ha sido para constatar lo lejos que tanto la sociedad civil como la clase política del Guadiato se encuentran del objetivo. No obstante, como aspecto positivo destacamos que empiezan a aproximarse a él, porque ya hace algún tiempo que empezaron a caminar en la buena dirección: asociación y colaboración institucional.

Desde este blog, esperamos y deseamos que en las próximas ediciones de este Día Nacional de las Vías Verdes puedan ser celebradas en casa, en algún tramo de la Vía Verde del Guadiato.

1 comentario:

  1. Vais bien. Seguir y yo también seguiré.

    ResponderEliminar